The World of the Creative Dreams
 
ÍndicePortalFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Naciste para Mi (Shunx??) *COMPLETADA*

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Naciste para Mi (Shunx??) *COMPLETADA*   Miér Abr 15, 2009 2:05 pm

¡Te quedaste dormido nuevamente!... mi ángel…

¡Pero que extraño, Lestat!... ¡Debe tener algo especial… ese muchacho… de ser otro, no dormiría de sueño, sino de cansancio!... ja… ja… ja… - Sky había irrumpido sigilosamente en el cuarto, observaba detenidamente a su primo y al joven entre sus brazos.

¡Cállate!...

¡Ya hice llegar tu aviso!... ahyyyy… y yo que pensé, que a estas alturas ya te abrías aburrido de él… y me lo prestarías… - se quejaba el caballero haciendo un falso puchero.

¡Lárgate!... ve a descansar primito – dijo irónicamente Lestat.

Ya me voy… tranquilo… ¡ah!... me encontré con mi padre cuando llegué… le conté a donde fui y el motivo… quiere hablar contigo… espera poder hacerlo cuando amanezca… ahora me voy… Ummmm es realmente una belleza… entiendo por que trae loco al mismísimo Hades… ja… ja… ja…

Idiota… “aunque tiene razón Shun… eres especial”… ¿Qué querrá decirme mi tío?.

Unos molestos rayos de luz, le obligaron a abrir los ojos… estaba solo, al incorporarse pudo percatarse de lo que Lestat le había dejado sobre la cama… una túnica con una nota que decía… que esperaba que le gustase y que desde luego, la usase.

¡Parece más una orden!

¡Buen día, Shun! – Afrodita al percatarse que solo estaba el peli verde ingresaba a toda prisa, seguido de Mime y Sorrento - ¡Estas bien… no te hizo nada!

¡Estoy bien!... ¿ustedes?

Mejor al verte a salvo – comentó el pelinaranja.

¡Me dijo… que veré a Ikki, Afrodita! – Shun abrazaba al Caballero, los demás sonreían por la noticia…

Shun… ¿Sabes que está pasando?... nadie nos dice nada… pero parece que esperan visitas – comentó el marina.

Shun guardó silencio… cuando le preguntó en la noche a Lestat que ocurría este le había hecho dormir… y cuando despertó… se le pasó por causa de la sucesión de besos que habían ocurrido entre ellos…

No lo sé – dijo al fin, con un ligero tono sonrojado en sus mejillas.

En otro lugar del Olimpo… Lestat se encontraba con su tío quien conversaba, al parecer de algo muy serio, con su hijo. Al verlo llegar… ambos se tensaron, más Sky que su padre….

Hay algo que tengo que decirte, sobrino… algo que averigüé – comenzó a decir Nao.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Shun, Afrodita, Mime y Sorrento paseaban por los alrededores del templo, observando todo, desde los preparativos para las visitas importantes, hasta los preparativos para un enfrentamiento bélico. Cuando se disponían a preguntar a un guerrero que se encontraba más próximo, Shun pareció distraerse…

¿Qué ocurre, Shun? – Mime se había percatado de su cambio de ánimo.

No se… algo no anda bien – susurró oprimiéndose el pecho con una de sus manos.

¡Tranquilo… debe ser todo este preparativo, lo que te pone así – acotó Afrodita, sosteniéndolo del hombro.

¡Si! – susurró bajito… hasta que algo llegó a su cosmos llamando su atención - ¡Algo pasa por allá! – El peli verde se dirigió hacia el lugar de donde provenía esa presencia, seguido por sus amigos… al llegar, se encontró con algo que no esperaba ver… Lestat golpeaba con rabia unas rocas con sus manos desnudas… los caballeros se quedaron de piedra observando aquella escena.

Lentamente… Shun se le fue acercando, Afrodita intento en vano detenerlo… pues Shun parecía totalmente consternado con aquella vista… había algo en su interior que se rompía en pedazos al ver así al poderoso Dios.

¡No me gustaría ser esa roca! – Murmuro el peli verde - ¿Por qué estas así?

Tanto Afrodita como Mime y Sorrento, se miraron atónicos a causa de la familiaridad que demostraba Shun con Zeus… La caída de un rayo muy cerca de todos ellos los saco de sus pensamientos… Debido al susto, Shun se sobresalto, y Zeus aprovechó esto para tomarlo y colocarlo contra la pared… acción que aunque rápida no fue violenta… Shun simplemente se limito a mirar algo asustado a Lestat…

Luego de unos minutos de incómodo silencio y de simples miradas… Lestat acarició el rostro de Shun dulcemente… el menor pudo sentir en el tacto y notar en la mirada… que el Dios estaba sumamente triste.

¿Qué… qué pasa? – preguntó tímidamente Shun… sentía su corazón despedazarse… algo hacía que le doliera el alma… los relámpagos no cesaban, no sabía que hacer, o que decir…

Mi… ángel… - susurro Lestat – Mío…

El Dios no dijo mas nada… abrazó al joven frente a sí con mucha fuerza, frente a las miradas atónitas de los testigos…

¡Podrían dejarnos solos! – Lestat luego de transcurridos unos minutos se dirigió a Afrodita y los demás… estos asintieron y se alejaron, solo después de ver la afirmación que el peli verde hacía.

Ya… está Lestat… ya estamos solos… ¿Qué ocurre? – preguntaba el más joven dirigiéndole al peliceleste una mirada de preocupación.

¿Te preocupas por mí? – susurró el Hombre – Shun… necesito pedirte algo… acaban de… acaban de herirme de muerte… alguien de confianza me informó… que… me traicionaron de la manera más vil… y yo… yo necesito saber si es cierto... necesito que me prometas… que no importa lo que parezca… tú… ¡Tú vas confiar en mí! – Shun lo observaba sin comprender… más las últimas palabras que dijo, si las entendía y aunque no sabía a qué se debía… asintió - ¡Recuerda Shun… que yo no te haría daño!.

¡Si! – susurró el peli verde.

¡Bien!... debo ir a prepararme, hoy llegaran seres importantes… Espero que… vistas las prendas que te escogí para la ocasión – Lestat se alejo lentamente, Shun se quedó ahí pensando… intentando entender que había sido todo eso…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La mañana transcurrió agitada… todos tenían cosas que preparar y hacer… todos, a excepción de Afrodita, Mime, Sorrento y Shun… que fueron amablemente excluidos de todos esos preparativos con la simple afirmación que había hecho el Caballero Celestial de Aquiles…

¡Mi señor Zeus ha dejado claro, que le pertenecen y no desea que se les haga daño… por tanto, no participarán en ningún enfrentamiento!

¡Pero que Humillante!... decir que le pertenecemos… pero quien se ha creído – murmuraba disgustado Mime…

¡Zeus, Dios de Dioses, Señor del Olimpo… y nuestro Señor! – dijo tajante Sorrento.

Bueno, no se… quizás si de ustedes, pero yo me quede aquí para cuidar a mi discípulo – Afrodita decía estas palabras con cierta picardía dirigiéndose a sus acompañantes – por lo que eso de pertenecerle a Zeus… creo que no soy el caso.

¡Pues desde el momento que acepte que te quedaras en Olimpo, me perteneciste Caballero de Piscis! – Lestat se hacía presente en el jardín, las palabras del Dios habían sacado unas cuantas risas pícaras de los más jóvenes - ¿Tienes algún problema con eso?

Afrodita se había sonrojado por completo… Shun también miraba divertido la escena…

Ustedes… Todos Ustedes… son mis hermosas posesiones… Y como tales, debo protegerlos – decía el Dios sonriendo ante la expresión de disgusto de los guerreros – Por cierto… Sorrento, quizás quieras ir a darle la bienvenida a mi hermano Poseidón, acaba de llegar – Sorrento casi no pudo disimular su emoción al escuchar esas palabras de Zeus.

¡Con el permiso de ustedes! – acotó el marina antes de retirarse presuroso.

Es cierto… Mime, Hilda también acaba de llegar – continuó diciendo Lestat.

¡La princesa Hilda!... discúlpenme por favor – el dios guerrero hizo una elegante reverencia antes de partir.

Supongo que Atenea también ha llegado… iré a presentarle mis respetos, con su permiso – Afrodita se levanto, y se disponía a partir, no sin antes dirigirle a Shun una mirada de consentimiento… que el peli verde afirmo.

¡No debería hablar de nosotros como objetos… nosotros somos caballeros! – murmuró Shun regalándole una dulce sonrisa al Dios.

Pero solo dije la verdad… no permitiré que luchen… más bien, tú no volverás a luchar nunca – comentó divertido Lestat – O me negaras que te disgustan las batallas.

No me gustan pero… - Lestat le hizo callar con uno de sus dedos…

Vuelvo dentro de un rato… ¿me esperarás aquí? – Lestat le dirigía a Shun una mirada tan penetrante que el joven se sonrojo.

¡Esta bien!

Shun miraba alejarse a Lestat… se había distraído por el hermoso tono que tenían los colores de las flores que lo rodeaban… estaba tan absorto… tan… unas manos salieron de la nada, y le cerraron la boca, el peli verde se sobresalto… estuvo a punto de atacar, cuando…

¡Soy yo, Shun, tranquilo!

¡IKKI!... ¡Hermano, estás aquí! – Shun abrazaba a Ikki con todas sus fuerzas.

Aquí estoy hermano, aquí estoy… - susurraba tiernamente Ikki a su oído.

¡Ikki! ¿Por qué no me dijiste que Lestat era nuestro primo?... ¿Acaso no lo reconociste? – pregunto el peli verde intrigado, observando seriamente a los ojos de su hermano.

Shun… tú y yo, debemos irnos de aquí… Lestat, no es ni será nada tuyo – dijo el Fénix seriamente.

¿Qué… pero qué dices hermano? – Shun palideció por las palabras de Ikki, sentía que le dolían.

¿Confías en mi, Shun… soy tú hermano, no es así? – el peli verde asentía - Entonces Shun, obedece… debemos irnos…

Ikki, hermano…. yo – susurró bajito - ¡está… bien, hermano!

¡No pongas esa cara Shun… olvida que lo conociste, olvida que se cruzó en tu vida!... hazlo por mí, pequeño…

¡Vaya… querido primo…! ¿En qué momento… dime… en qué momento me gané tu desprecio? – Lestat aparecía… hacía largo rato que los escuchaba… él había sentido la presencia… no del Fénix, sino la de su primo Ikki… él quería escuchar por sus propios oídos la verdad… por lo que utilizando su poderosa cosmoenergía, lanza al fénix lejos de Shun.

¡Hermano!

¡Así que no soy nada suyo… eh, Ikki… bueno, si es ese el problema lo arreglamos, y ya! - Lestat tomo a Shun de la cintura y lo arrastra hasta el templo… a Ikki le cuesta incorporarse, pero lo hace y sigue a Lestat.

¿Qué estás tramando Lestat? – se pregunta el Fénix al ingresar a aquella misma habitación, en la que aquella noche lo había atraído Lestat.

Zeus había colocado a Shun en el lecho… el más joven lo miraba confuso… fue cuando el peliceleste se poso sobre él, que empezó a asustarse, y a intentar zafarse del agarre del mayor. Ikki intento acercarse, más no pudo, pues el cosmos de su primo se lo impedía…

¡Ahora, querido primo… ya que como hermano, ni como primo, soy querido por ti… entonces será como señor de tu hermano que me aceptarás! – cada palabra Lestat la había dejado salir con rabia… sostuvo las muñecas de Shun con una mano, mientras la otra empezaba rasgar la túnica que traía puesta, y sus labios a recorrer desde su delicado cuello, hasta su ya desnudo pecho...

¡No… Lestat! – clamaba el caballero de Andrómeda, intentando en vano, liberarse del agarre del Dios - ¡Detente… por favor… no!

Shun ya no pudo decir mas… el cosmos de Lestat estaba envolviéndolo, no estaba entendiendo nada… Lestat le había dicho que no volvería a hacer algo así… “¿Por qué?... Lestat no”… Dulces lágrimas recorrían el rostro de Shun, Lestat parecía no percibir nada que no sea el satisfacer su propio deseo…

¡Serás mío… tranquilo, te va a gustar!

¡DETENTE LESTAT! – Ikki estaba desesperado… podía ver a su pequeño hermano, llorando totalmente indefenso en los brazos de su primo - ¡NUNCA TE PERDONARÁS SI LE HACES DAÑO!

¡Ikki… ayúdame! – dejaba escapar el menor, cuando sus labios eran abandonados por los de Zeus, quien lentamente se colocaba entre las piernas del menor - ¡No Lestat, ¿qué haces?!... no… no.

Tranquilo… confía en mí – susurró el Dios, sorprendiendo al menor por esas palabras… “necesito que me prometas… que no importa lo que parezca… tú… ¡Tú vas confiar en mí!”…

Les… Lestat…

¡NO LESTAT, DETENTE YA!…

Pero si es la única manera de que seamos una familia – murmuro Zeus, en el momento, en que lograba sacarle al peli verde un audible gemido…

¡NO… TU NUNCA TE LO PERDONARÁS… TU JURABAS QUE JAMÁS LO LASTIMARÍAS…. LESTAT… ¡JURASTE QUE JAMÁS LASTIMARÍAS A TU HERMANO!

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Un poderoso rayo cayo en medio del Olimpo… el cielo se oscureció de tal manera, que parecía ser de noche… y los vientos indicaban que se venía una tormenta…

¡Por lo que veo… ya lo comprobó!

¿Qué está sucediendo… qué le pasa a mi hijo?

Ah… mi querido Leto… creo que Lestat acaba de enterarse de algo… que quizás a ti también te interese saber…

¿De qué hablas Nao?…

¡Que si quieres salvar la vida de Ikki, deberías ir a las habitaciones que fueron de Esmeralda!

_________________
Volver arriba Ir abajo
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Naciste para Mi (Shunx??) *COMPLETADA*   Miér Abr 15, 2009 2:06 pm

Capítulo 24º: Perdón

¡¿Hermano?!... entonces… entonces… ¡ERA CIERTO! – Zeus lanzo tan tremendo ataque a Ikki que si no fuera por que Shun desvió la mano de Lestat el Fénix probablemente habría quedado gravemente herido - ¡TÚ… QUE CLASE DE TRAIDOR ERES!.... NO LO QUERÍA CREER… NO LO QUERÍA CREER – rugía Lestat incorporándose de la cama y aproximándose a un Ikki sumamente nervioso - ¿POR QUÉ?.... ¡DIME!

¡Ya Lestat… por favor, detente! – Shun llamaba al Dios mientras tapaba su cuerpo con las sábanas - ¡No le hagas daño!… ¡Te lo ruego!.

Lestat detuvo su andar… observó a Ikki, y luego se volteó nuevamente hacia el lecho, Ikki en vano intentó evitarlo, por que al intentar acercarse al Dios, el cosmos de este simplemente lo repelió… Shun al ver como el poderoso Dios se acercaba nuevamente a él, con una expresión impasible… intentó alejarse más no pudo, simplemente su cuerpo no le estaba respondiendo, es más, estaba temblando… Lestat verdaderamente daba miedo.

¡Despídete de ese traidor! – murmuro Lestat mirando fríamente al peli verde, quien se sobresalto pero nada pudo hacer, el Dios hizo apareces un rayo en su mano, y se la lanzó a Ikki en dirección a su pecho….

¡NO, IKKI! – gritó el más joven al momento en que Lestat lo retiene entre sus brazos evitando que vea el desenlace del ataque.

¡POR QUÉ LO DETUVISTE! – gritó el Dios a su padre, quien en el último momento había aparecido y evitado que el rayo atravesara el corazón de Ikki.

¡No puedes matarlo, Lestat!... ¡Él es tu primo! – decía algo agitado Leto.

¡VOY A MATARLO POR TRAIDOR!... ¡EL FUE COMPLICE DE ELLA!... ¡SHUN ES MI HERMANO… TÚ HIJO, PADRE! – Lestat decía cada palabra con ira, Shun no daba crédito a aquellas palabras miraba a Ikki confuso, por su parte Leto se mostraba tranquilo, y volteó a mirar a Ikki…

¿Eso es cierto sobrino?... ¿Shun es hijo mío?

Ikki no pudo enfrentar la mirada de su tío, por tanto la desvió… tampoco podía mirar a Shun… simplemente se limitó a asentir.

Ella… debió odiarme demasiado como para hacer una cosa como esta – murmuro Leto melancólicamente…

¡NO! – negó Ikki, si ya había hablado no podía permitir que siguiera pensando que su madre lo había engañado – Yo se que ella, no lo odiaba tío…

¿No?... ah… fue por eso que huyó con otro hombre, llevándote con ella, y también a un hijo mío en su vientre – sus palabras sonaron a lo que eran… un reclamo -¿Qué puede ser eso?... más que odio…

Shun se sintió mareado, había escuchado bien… y sus ojos no le engañaban era Ikki… y la voz también era la de Ikki… no podía ser… no podía creer lo que estaba escuchando, ni viendo… de pronto las fuerzas le abandonaron por completo… si había escuchado bien… ellos hablaban de su madre… y de él…

Lestat notó la palidez del pequeño y lo rodeó con sus brazos… lentamente, este empezó a perder la conciencia… era demasiada emoción para un día…

¡Ikki! – fueron las ultimas palabras que dejo escapar antes de desmayarse.

Ikki miró la escena, Shun entre los brazos de su primo, como debió ser siempre… como su madre le dijo que no debía ocurrir… pero era tarde… ya se sabía la verdad, Ikki espero su sentencia, la aceptaría sin reparos… si su tío decidía su muerte estaba bien… cualquier cosa era mejor que tolerar el desprecio de su adorado hermanito.

Como tu padre, serás el Caballero de Perseo… Lestat ya no puede tomar ese lugar, le corresponde tomar el suyo – Ikki miro extrañado a su tío – después de todo, el solo tomó la armadura de Perseo, para guardarla para el único que según él debía portarla… Tú.

Lestat cargó a Shun en brazos… se disponía a retirarse de ahí, pero antes dijo ya en un tono más calmado…

¡No te le acerques!… ¡No te mataré simplemente por que el hacerlo solo lograría su tristeza!… ¡Y que prefiero odiar a tu madre, que a ti… aunque también te odio!

Lestat se retiró, Ikki ya no pudo con el peso de su cuerpo y se desplomó en el piso… Leto simplemente le palmeó el hombro…

Ella no lo odió tío… y el caballero que nos ayudó a escapar no significaba más que un amigo para mi madre… ella lo amaba a usted… lo sé… no la juzgue, ella tuvo que irse – decía Ikki casi susurrando, pero lo suficientemente audible como para que Leto lo escuchara.

¿Cómo puedo creerte cuando sé que murió con su amante? – susurró lastimeramente el hombre.

Mi madre… murió luchando… y el caballero que murió con ella… al que Shun consideraba su padre, no es más que Eriol – susurró Ikki tapando con una mano su rostro.

Eriol, querido sobrino… era mi discípulo… y aún así me traicionó… acaso no vez que no tiene ninguna justificación – decía Leto poniéndose a la misma altura de Ikki – pero no te puedo culpar a ti… debías de proteger a tu madre, y lo lógico era que si ella se quería ir, tú quisieras ir con ella… No te culpo… y pronto Lestat tampoco lo hará – dijo al fin abrazando a su sobrino…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Algo no estaba cuadrando… Leto llevaba toda la noche pensando en lo mismo… “¿Cómo que su madre murió luchando?”…

No entiendo… ella odiaba pelear… aunque… “ella lo amaba a usted… lo sé… no la juzgue, ella tuvo que”… ¡Irse!...

¿En qué piensas, Padre? – Lestat ingresaba al cuarto de su padre, había sentido que este al igual que él, no podía conciliar el sueño.

Todos están descansando… ¿Qué haces despierto, Lestat? – Leto se incorporaba de la cama y se dirigía hacia una de las ventanas - ¿Dejaste solo a Shun?

Padre… averigua cómo es que mi tío Nao se enteró de que Shun era mi hermano… No cuadra… ¿verdad?... – después de decir eso, Lestat se retira…

“Incluso con su inmenso odio… no logra nublar su juicio”… ¡Tenías razón Esmeralda, él es sin lugar a dudas… un buen Dios!...

En otra parte del templo de los cielos, otro caballero no podía conciliar el sueño…

¡Así que ya sabe la verdad! – Hades colocaba una cobija alrededor de Ikki.

¡Si!… no se cómo… pero lo sabe – susurro bajito el peliazul.

¡Descuida… Shun, jamás podría odiarte! – le dijo el Dios mirando en la misma dirección que el caballero de bronce - ¡Dale tiempo… él te buscará para hablar!

Hades se alejo lentamente dejando al Fénix solo… aunque esto no duró, pues Pandora había llegado… ella no dijo nada… simplemente se recostó por la espalda del caballero… gesto que Ikki agradeció.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Había despertado hacía unos minutos… se encontraba tan incómodo… con un molesto malestar… se sentía sumamente descompuesto… todo debía de hacer sido una pesadilla, eso deseaba… más el dolor en su pecho le indicaba que no fue así.

Ik…ki… hermano… - susurro bajito.

No deberías llamar al culpable, de que te hayas criado lejos de tu familia – Sky llevaba rato vigilando al peli verde… esperando a que despertara – Después de todo… él te arrebato de los brazos de tu padre y de tu verdadero hermano…

¡Cállate!... ¡No quiero escucharte! – Shun se había tapado los oídos… no quería saber más… quería ver a su hermano… a Ikki, su hermano.

¡No!... vas a escucharme… Ikki, deseaba llevarte lejos de tu padre y de tu hermano… y tú aún lo llamas a él… No te das cuenta de su egoísmo… siempre envidió a Lestat, y tú te convertiste en el objeto de su revancha… te utilizó para herir a tú verdadero hermano – Sky soltaba cada palabra con malicia, saboreaba las expresiones de dolor en el rostro de Shun, las lágrimas que este empezaba a derramar luchando por soltarse del agarre del mayor, quien sostenía de sus manos para que ya no pudiese tapar sus oídos.

¡Cállate… cá…llate… cállate, por… favor! – suplicaba el más joven desesperado al no querer seguir escuchando eso.

¿Por qué?... ¿te duele la verdad? – Sky se aproximo lentamente al rostro lloroso de Shun – vamos querido primo, no llores… no es tu culpa… sino la del traidor de Ikki… y de la zorra de tu ma…

¡CÁLLATE SKY! – Lestat había vuelto al cuarto - ¡¿QUÉ ESTAS HACIENDO AQUÍ?!

Tranquilo, primito… sólo vine a ver a Shun… ya me iba – Sky sale del cuarto con una sonrisa irónica en sus labios… había una parte de él que se sentía feliz… y otra, no tanto… pues… “La verdad pequeño primo… no se por qué… pero… no creo que mi padre, me haya dicho toda la verdad… es mucho más probable que yo traicione a Lestat, a que lo haga Ikki”…

¡No llores mi ángel! – Lestat se había acercado al tembloroso peli verde y lo había acunado en sus brazos… suavemente acariciaba sus cabellos diciéndole dulces palabras de consuelo…

Tú… lo sabias – susurro bajito el peli verde – ¿cuando te vi… tú lo sabias?

Cuando te dije que confíes en mí… cuando me viste golpeando las rocas… si, yo ya lo sabía – murmuró el Dios, acariciando con delicadeza el rostro del más joven – Antes, no.

Shun, se acurruco entre los brazos del Dios… aún se sentía sumamente confundido… sin embargo, esa cálida presencia le reconfortaba, le gustaba…

¿Perdonarás a Ikki? – susurro el más joven, antes de quedarse profundamente dormido.

Cómo perdonarlo… si ahora mismo lo odio – murmuró casi inaudible, mientras colocaba a Shun en el lecho y se acomodaba a su lado, atrayendo más hacia su cuerpo… le gustaba sentirlo así… Suyo.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

_________________
Volver arriba Ir abajo
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Naciste para Mi (Shunx??) *COMPLETADA*   Miér Abr 15, 2009 2:06 pm

Atenea ingresaba al salón de audiencias del Olimpo, en ella ya se encontraban Hilda, Poseidón, para su gran sorpresa estaban también Abel, Elis… y llegando tras ella, Hades. Todos los presentes se dirigieron miradas escrutantes…

Veo que Zeus te llamó para esta batalla Abel… me sorprende… al igual que a Elis, ¿te concedió un cuerpo… eh… sobrina? – comento Hades tomando asiento, sin dirigirle la mirada a ninguno de los presentes excepto a Poseidón.

Luego de unos minutos de incómodo silencio, Leto acompañado de su hermano ingresan al salón, seguidos muy de cerca por Sky…

¡Buen Día! – Saluda el Patriarca del Olimpo – Zeus se disculpa por la tardanza, en pocos minutos llegará.

Parece que la puntualidad, no es una de sus virtudes – murmuro Hades, fijando su atención en las magnificas representaciones artísticas de las paredes.

¡Disculpen la tardanza! – Zeus hacía acto de presencia en el salón, lucía imponente, una túnica color celeste, con ornamentaciones doradas que asemejaban rayos en sus hombros y en su pecho, pero quizás… lo que más llamó la atención de los presentes, fue a quien traía del brazo…

A Hades se le va por completo el habla… Shun vestía bellamente una túnica celeste, que poseía a la altura de ambos hombros unos broches en forma de un sol y una media luna, la primera dorada y la segunda plateada; portaba, en su brazo izquierdo, una esclava finamente ornamentada que tenía forma de águila; sus cabellos los traía sueltos, uno de sus ondulados mechones caía rebelde sobre su rostro… un suave rubor adornó sus mejillas al momento de sentirse el centro de atención de los presentes…

Zeus se percató de esto, soltó a Shun del brazo, haciendo que este diera un paso más que él, para luego rodear su cintura desde atrás, colocando su mentón sobre uno de los hombros del más joven, dirigiendo a los presentes una mirada altanera, muy especialmente a aquel que definitivamente representaba un peligro para él.

Atenea miraba afligida a Shun, no quería ni imaginarse lo que Zeus pudo haberle hecho… estaba perdida en sus pensamientos cuando la información llegó a sus oídos, mirando sorprendida a la reencarnación de su padre y a Shun…

¿Qué? – susurró la diosa

Lo que has oído, mi querida Atenea, Shun y yo compartimos lazos de sangre muy poderosos… él es mi hermano menor, y por tanto, desde hoy, te informo, que ya no será un caballero del Zodiaco – terminó de decir Lestat… los presentes lo miraron sorprendidos, todos, menos Hades.

Saori estaba muy sorprendida… y cuando pensaba que ya nada podría impresionarla más que eso, se percató que justo detrás de Lestat había entrado otra persona… una que vestía con la poderosa armadura de Perseo… el individuo se había mantenido al margen de todo comentario… al enfocar mejor la mirada, pudo distinguir que ese sujeto, no era otro que Ikki, su caballero del Fénix…

¡¿Ikki?! – lo llamó la diosa entre sorprendida y confusa.

¡Ah!... olvidé mencionar, que como mi primo Ikki ha vuelto, llevará al fin la armadura que le corresponde portar… en otras palabras, toma su lugar como Caballero Celestial de Perseo, por tanto, a mis servicios – concluyó de decir el Dios, sin prestarle verdadera atención a la expresión de Atenea.

La reunión estaba transcurriendo sin muchos contratiempos, los dioses y deidades estaban sentados alrededor de una elegante mesa redonda, en cuyo centro, estaba tallado una imponente águila… quienes más se mostraron recelosos con las palabras de Zeus, fueron Elis y Abel, Hilda en todo momento parecía ciertamente preocupada, al igual que Atenea, quien de tanto en tanto, dirigía su mirada hacia donde se encontraba Shun… Hades y Poseidón, parecían tener pleno conocimiento de los planes de Zeus, acotaban sus puntos de vistas, y sugerían procedimientos a seguir, los cuales serían convenientes para evitar poner en peligro a la humanidad…Zeus escuchaba atento, todo lo que le decían…

Shun levantó la mirada en dirección de los dioses… a todos ellos los conocía en batalla, con todos tubo que medir fuerzas en compañía de sus amigos, sentada junto a ellos, Saori… y… Zeus… una sonrisa amarga surcó sus labios, Leto se percató de esto, y colocó una mano sobre su hombro, pues tanto Leto como Shun se encontraban ubicados en unos divanes colocados justo frente a unos magníficos ventanales que daban al jardín. Nao estaba ubicado más cercano a Lestat, escuchando todo lo que su sobrino y los demás dioses decidían, de tanto en tanto, Zeus le dirigía una mirada de consulta, pues este respetaba mucho a su tío en todo lo referente a estrategia militar… Ikki y Sky estaban parados vigilando todo lo que ocurría en la habitación, Sky cerca de su padre, e Ikki cerca, o más o menos cerca, de Shun.

De tanto en tanto, Shun le dirigía a Ikki una mirada de desesperación, necesitaba hablar con él… “¿pero cómo?”… Lestat se percató de ello, desde su lugar en la reunión…

¡Ikki!... creo que mi hermano se esta aburriendo, ¿Podrías acompañarlo un rato para que tome algo de aire fresco? – a decir esas palabras, Lestat sonaba frío, en ningún momento apartó su mirada de Shun, quien muy sorprendido le regaló una tímida sonrisa en agradecimiento.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Ikki! – susurró bajito el peli verde.

El nuevo caballero de Perseo, simplemente lo observaba, aunque su miraba demostraba una gran angustia…

¡Explícame!... yo… yo creeré lo que tú me digas – Shun soltaba cada palabra con sumo dolor… sus ojos empezaron a humedecerse - ¡Dime!... ¿por qué?...

¡Shun… yo…! – Ikki, no lo soportaba, ver a su hermano en ese estado, lo hería profundamente.

Shun se acercaba al mayor, con una de sus manos acarició su rostro, mientras con la otra toma una de las manos de Ikki…

Contéstame… por favor – susurró – acaso… acaso, no confías en mí…

Shun… lo único que puedo decirte, y espero que me creas, es que nuestra madre, amó a tu padre, tanto como amó al mío… ella sufrió al huir de aquí… nunca me explicó exactamente por qué, solo me dijo… que era necesario…

¿Necesario?

Tú eras tan pequeño… no lo recordarás… yo apenas lo hice… nosotros fuimos forzados a huir… una noche de casa… mamá, peleó contra unos enemigos, junto con Eriol, el guerrero que juró protegerla… ellos murieron ahí… no en un accidente como te había dicho… Eriol fue amigo de nuestra madre y aprendiz de tu padre… ella jamás lo engañó con él… eran amigos de infancia… créeme, no es cierto que ella engañara a tu padre – Ikki, decía cada palabra sujetando fuertemente las manos de Shun, este no apartaba su mirada de la de su hermano.

Shun soltó el agarre de su hermano, miro al suelo, y luego, sin levantar la mirada…

¿Me amas Ikki?

Con toda el alma… yo moriría por ti, Shun – contesto sin titubear…

¿Y a Lestat?

Yo… lo ame – Ikki dio la espalda a su hermano – y me odio por haber traicionado su confianza… pero… ¡No me arrepiento! – El peliazul volvía a dirigirle la mirada a Shun – ¡Si debo escoger entre tú y él… tú eres más importante para mí!…

¡Ikki! – susurro el peli verde, acurrucándose entre los brazos de su poderoso hermano.

¡Me alegra saberlo, Ikki! – Lestat se acercaba a los jóvenes, miró a Shun, sonrió y el peli verde, lentamente, fue acercándose a él – Entonces volvemos a tener algo en común… te advierto que mandé averiguar lo sucedido hace años… si mentiste…

¡Descuida, Lestat, entiendo! – acotaba el ex Fénix.

¡Bien!... Ya termino la reunión, mi ángel… vamos a comer algo – Lestat se llevaba a Shun hacia el templo - ¿Nos acompañas?

Ikki sentía oprimido el pecho… asintió a la pregunta de su primo, aunque en realidad no entendía su significado… más en el fondo, quizás si lo sabía… a pesar de todo, aunque muy en el fondo, Lestat seguía teniéndole cariño.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Lestat llevaba rato conversando con su padre, Sky, Nao y con Ikki… Afrodita acompañaba a Shun en su paseo por los jardines… Mime al parecer estaba con Hilda y Sorrento en presencia de su emperador… cuando de improviso, Afrodita dijo haber recordado que olvidó algo, y le pidió al pequeño peli verde que le esperara ahí…

¡Es bello cuando anochece! – murmuró el joven al contemplar el horizonte…

¡En tu presencia, toda belleza palidece! – esa voz era bien conocida por Shun, se volteo inmediatamente, encontrando al Señor del Inframundo, quien lo observaba sereno.

¡Hades!

El dios no medió palabras, simplemente se aproximó a Shun, asaltando sus labios de manera apasionada… por la impresión el peli verde se queda estático, más lentamente, contesta ese beso… es más, rodea el cuello del dios con sus brazos… quería besarlo, lo había visto en su mente cada vez que el deseo intentaba poseerlo, para que se entregue a Lestat…

¿Acaso me extrañaste? – murmuró el Dios con una sonrisa victoriosa.

¡Cállate! – susurró sonrojado – cállate… y bésame…

¡Shun!

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Afrodita había llegado, justo en el momento propicio… un minuto más y Lestat los hubiese descubierto… la verdad era, que Shun no tenía idea de cómo iría a reaccionar su… “Hermano”… ese pensamiento le sacó una sonrisa al peli verde, unos brazos lo rodean con más fuerza… realmente se sentía bien estar entre ellos… “Lestat, realmente es mi hermano”…

¡¿Shun?!

¿Ummm?

¡No te vuelvas a acercar a Hades!… ¡Tú, sólo me perteneces a Mí!

_________________
Volver arriba Ir abajo
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Naciste para Mi (Shunx??) *COMPLETADA*   Miér Abr 15, 2009 2:08 pm

Capítulo 25º: Un Frío Baño

No importa lo que haga…. ¡NO PUEDO SALIR DE AQUÍ!

Hades, había en vano, intentado acercarse a Shun… si antes era complicado ahora lo era más… no solo por que Lestat no lo dejaba ni a sol ni a sombra, sino también por las obligaciones de este para con sus ejércitos.

El Inframundo se había convertido en un lugar nada seguro para los descendientes de Cronos, por lo que los Tres Jueces eran los encargados de hacer cumplir la voluntad de Hades, nada se sabía de cómo estaban las puertas del Tártaro, sólo se podía suponer que Cronos aún no lograba escapar, por que aún no salía a atacarlos… Habían elaborado todo un plan de contingencias en caso de que aquel poder sea liberado completamente… cada espectro del inframundo sabía el lugar en donde debía ir… Atenea había dispuesto un lugar en el Santuario en Grecia para una parte de ellos, otra se dirigía al reino de Poseidón, mientras los de mayor rango irían a Olimpo.

Por su parte, Shun, se tomó muy enserio la advertencia de su hermano Lestat… tanto, que había intentado convencer a Afrodita de que lo ayudase a encontrarse, aunque sea por última vez, con Hades.

¡Ya te dije que no! – el peliturquesa intentaba por todos los medios negarse a aquellos ojitos que lo miraban suplicantes – Shun, no puedo hacerlo, recapacita… estamos hablando de contradecir a Ze-us… No es un juego, que hay si se enoja y te hace algo…

Necesito hablar con él… por favor… la última vez ni siquiera nos dio tiempo de despedirnos… - rogaba el peli verde – No haré nada malo…

Ja ja ja ja ja No deberías poner en ese aprieto a tu maestro, Shun – Leto había presenciado toda la conversación desde hacía tiempo, cuando esas bellas esmeraldas se voltearon a verlo, sintió estremecerse su corazón… “Es realmente muy parecido a ti, Esmeralda”… - Y qué le quieres decir exactamente al Señor del Inframundo, pequeño.

Shun se sonrojó y apartó la mirada hacia un lado… ese hombre era su padre, pero el sabía que jamás contradeciría a Lestat, después de todo, el mayor era un Dios… y a él, bueno, a él apenas y lo conocía.

Podríamos hacer algo al respecto – acotó el hombre acercándose más a Shun, y regalándole un tierna sonrisa.

¡¿Enserio?! – preguntó entusiasmado y a la vez dudoso, Shun - ¿Me va a ayudar?

Tal vez… te diga cómo conseguir lo que quieres – acotó el mayor…

Afrodita miraba la escena divertido, aunque eso fue al principio, luego… le dio algo de pena el Gran Patriarca del Olimpo, parecía que en lo profundo de su mirada, había dolor… como si las palabras de Shun y su trato, lo hiriesen… y fue cuando se percató, que desde que se enteró de la verdad, Shun trataba con más reservas, a aquel a quien llamó por su nombre cuando llegaron al Olimpo por primera vez, ahora lo llamaba de usted.

¿Y que tendría que hacer? – preguntó el peli verde.

Simple… sólo debes de pedírselo a Lestat… te aseguro que te complacerá – termino de decir el mayor, para dirigir su mirada hacia las entradas del Olimpo – Me temo… que alguien me busca, regreso luego… disculpen.

¿Pedírselo a Lestat?... ¡qué ayuda! – susurró el pequeño.

¿Shun?

¿Ummm?... ¿Qué pasa Afrodita… por qué me miras así?

¡Shun, él es tu padre, deberías ser más… cálido con él! Llamarle por su nombre era algo, pero tratarlo de usted, no te parece que eso podría lastimarlo – terminó de decir el dorado ante la atenta mirada del más joven.

Bueno… eso ya lo se… pero, no es fácil Afrodita… no se como actuar con él… y… por más que lo intento… no me sale llamarle papá – comentó el peli verde, sintiéndose avergonzado.

Supongo que es normal… pero se nota que él se te quiere acercar… has tú también el intentó… ¿Si? – decía Afrodita acomodando el cabello de su protegido – Además el tiene razón, pídeselo a Lestat… si lo haces a escondidas, podría disgustarse contigo… o peor aun… con Hades… Y eso no te gustaría… ¿verdad?...

¡No! – respondió el peli verde suspirando profundamente…

¡Ve! – dijo el Caballero de Piscis al sentir la presencia de un cosmos que le era familiar.

¡Bien! – dijo el menor sin mucho ánimo, dirigiéndose hacia sus aposentos.

¡Vaya!... ¿por qué no lo detuviste… querías saludarlo, no? – comentó el pisciano.

Antes quería hablar contigo… de lo que pasó – mencionó el Caballero de Virgo.

Descuida, Shaka… considera… que no pasó… en lo que a mí respecta, por lo menos de mis labios, él nunca lo sabrá… no es algo de lo que me enorgullezca – decía Afrodita alejándose lentamente del rubio, quien se había quedado estático debido a las palabras del pisciano.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Lestat había ingresado al cuarto sumamente nervioso, se le notaba algo estresado, por lo que rápidamente a Shun se le borraron las ganas de pedirle nada… El Dios se recuesta en el lecho, Shun lo observaba…

¿Qué… qué pasa? – pregunta tímidamente acercándose a su hermano.

Lestat se incorpora en el lecho y extiende una mano que Shun toma, para luego ser atraído por el Dios, una vez cerca lo rodea con sus brazos… haciendo que el menor repose su cabeza sobre su pecho…

Digamos… mi ángel… que estoy preocupado – murmura Zeus, acariciando la suave cabellera del menor.

¿Por qué? – pregunta nuevamente.

Porque... bueno… parece que alguien robo algo que necesito para esta batalla – respondió el peliceleste – Y no tengo idea de quien… ni de cuando… solo se que sin eso… será muy difícil hacerle frente a Cronos…

¿Puedo ayudar en algo? – decía el peli verde esta vez acomodándose en la cama y colocando a Lestat de tal manera que el mayor, sea ahora el que repose sobre las piernas del peli verde, mientras este acariciaba tiernamente la celeste cabellera de su hermano.

Que estés aquí… es lo único que necesito – decía el Dios, cerrando sus ojos para descansar – Pero sólo hablar, Shun… soy sumamente celoso.

¿Qué? – murmuró el peli verde.

Y será con una condición – terminó de decir Lestat con una sonrisa sagaz.

¿Cu…cuál? – susurró el menor aún con cara de asombro.

¡Ven! – Lestat se levanta y toma una de las manos de Shun, dirigiéndolo hacia los baños… una vez dentro, lentamente empieza a despojar al menor de su túnica – báñate conmigo…

Las mejillas del peli verde toman un tono sumamente carmín, sin notarlo, asiente la propuesta… comienza a temblar cuando se percata de lo enserio que iban las palabras de Lestat… sin apresurarse el Dios desprende primero el broche derecho… para continuar con el izquierdo… cuando la túnica abandona el cuerpo del menor sonríe observando la delicada figura de su hermano, al notarlo nervioso y hasta asustado… Shun parece ido... no mira nada en particular, su mirada estaba fija en un punto hacia el frente… no supo cuando… al notarlo, Lestat también se había despojado de la totalidad de sus prendas, y ya lo atraía hacia el interior de las Termas…

Zeus se percata complacido, como se estremece el peli verde debido a la temperatura del agua… estaba fría… Lentamente el Dios se dirige al centro de la Terma, era un poco más profunda que en la orilla, de hecho les llegaba hasta el pecho… rápidamente los labios del menor se tornaron algo morados, por lo que Lestat lo atrae entre sus brazos, consiguiendo que este al fin le enfrente la mirada…

¿Esta fría? – murmuro el Dios sintiendo como el menor temblaba entre sus brazos, hecho que hacía que sonriera seductoramente – Y aún así…

¡Les… tat! – susurraba el pequeño.

Veo… color en tus mejillas – terminó de decir, acariciando con una de sus manos ese delicado rostro… luego, simplemente levanto el mentón y se acercó a esos labios, los cuales beso, despacio al principio… apasionado, después…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

_________________
Volver arriba Ir abajo
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Naciste para Mi (Shunx??) *COMPLETADA*   Miér Abr 15, 2009 2:08 pm

Ikki se encontraba inquieto… observaba a lo lejos como los guerreros celestiales entrenaban hombro a hombro… divisó también a su primo Sky, quien a su parecer, molestaba a Afrodita… “estás con él, Shun”…

¡Madre!... ojala me hubieras dicho, que pasaba – susurro el peliazúl.

Sabes una cosa, Ikki – Pandora se había acercado sigilosamente al ex Fénix – estuve pensando… e intentando recordar… Radamantys mismo, me confirmo mi duda…

¿De que hablas?, Pandora – Ikki se había volteado a verla…

Cuando alguien muere… su alma va a parar al inframundo – mencionó la joven.

¿Y? – Ikki no estaba entendiendo el punto de la joven…

Bueno… que tu madre… nunca ingresó – Pandora miraba fijamente a Ikki al decir estas palabras - ¿Estás seguro que ella murió?

Ikki se quedó frío… en su mente parecía estarse procesando lentamente esa información…

¡Estas segura! – dijo al fin sosteniendo por los hombros a la mujer, ella asintió…

Tranquilo, Fénix… mis jueces se van a cerciorar de si es eso posible… si tu madre aún vive… lo sabremos… pero es mejor que esto quede entre nosotros tres – hablaba el gran Hades observando seriamente a la pareja – Pandora… ¿podrías?

Si, mi señor… permiso – la mujer se alejo rápidamente del lugar.

Hades miró en dirección al templo… sonrió irónicamente y dijo:

¿Por qué no puedo sentirlo cuando está en su presencia?

Por que…. sus presencias son una… Mi tío me explico que es la manera en que Zeus protege a Shun… me dijo… que de haber nacido aquí… y permanecido junto a la familia… tu alma nunca hubiera habitado en su interior… no lo hubieras sentido – comentaba Ikki también dirigiendo su mirada hacia el templo.

Entonces… estoy en deuda con tu madre – murmuró el Dios – Están juntos ahora… supongo que es necesario…

¿Qué quieres decir? – preguntó intrigado Ikki.

Jhu jhu jhu… nada, solo… pensaba en voz alta… debo… hablar con Poseidón, disculpa – Hades se retiró lentamente… Ikki pudo notar algo que lo dejo pasmado… el Dios estaba algo abatido… parecía triste… sonrió para sus adentros, no podía negar ya, que Hades estaba profundamente enamorado de su hermano.

En otra parte del Olimpo… Mu intentaba conversar con su amigo Shaka… pero este estaba algo alterado… incluso se podría decir que molesto…

¿Puedes creer lo que me dijo? – soltaba molesto.

Tranquilo, amigo… bueno… incluso era de esperarse algo así de Afrodita, ¿no crees? – decía Mu con tono conciliador.

Encima de todo… fue tan altanero… ¡con que no se enorgullece!... ¡he!... ¡No recuerdo haber escuchado que se quejara! – acotaba el rubio sin escuchar a su amigo.

Ja ja ja ja ya… ya… Shaka, cualquiera diría que hirió tu orgullo… acaso querías que reaccionara de otra manera… quizás… más cariñoso – Mu no pudo contener el comentario… la verdad, no podía negar que la actitud del caballero más cercano a Dios le daba gracia… jamás lo había visto así… bueno… quizás si… pero solo por Shun…

Qué dices… claro… - Shaka suspiró profundamente… necesitaba tranquilizar su espíritu – ¿Sabes lo que necesito?

No – contestó el ariano.

Necesito ver a Shun… hablarle… saber si está bien – murmuró el rubio.

¿Qué significan esas palabras, Shaka?

Que ese pescado arrogante, tenía razón… “voy a luchar por ti, Shun”… no me daré por vencido – Shaka miró en dirección al templo principal… ahí se encontraba su pequeño… sabía que estaba con Zeus… “Al final, mi querido discípulo… serás tú quien decida”…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Shun apartó a Lestat de su lado, cortando así ese apasionado beso… se volteó y dirigió hacia la orilla de la Terma, sin embargo el peliceleste, lo sujetó de la cintura y lo atrajo nuevamente a su cuerpo… esta vez Shun, en encontraba en una posición más desventajosa, pues nada podía hacer para soltar el agarre y alejar a Lestat…

El Dios subió una de sus manos por el pecho desnudo del peli verde, acariciándolo, consiguiendo que este se estremeciera por completo, con su otro brazo se encargaba de sujetarlo firmemente…Shun respiraba agitado, intentado con sus manos, soltar el agarre del brazo opresor de su hermano… mientras este lo acariciaba, comenzando a besar su cuello, el mayor sonrió nuevamente al sentir el estremecimiento del mas joven…

Lestat… basta – susurraba el menor.

Lentamente, el Dios se acomodó en uno de los escalones de la Terma, llevándose a Shun consigo, al estar sentados, se sintió más cómodo para acariciar a su joven compañero… lo hacía delicadamente… Shun tenía apoyada su cabeza por el hombro de su hermano, quien de tanto en tanto lamía su pequeña oreja, y se deleitaba con esos suaves quejidos…

Les… tat – Shun se sentía incómodo… Lestat le estaba haciendo experimentar sensaciones nuevas para él…

Una de las manos del mayor, se atrevió a ir más a allá… descendió acariciando en el camino la tersa piel de su hermano… primero fue superficial… acarició los muslos… la cintura… el vientre… con la otra mano, sujetó el rostro de su hermano, volteándolo hacia el suyo, y lo beso… al momento en que con la otra… algo descarada, acariciaba el miembro apenas despierto del menor, consiguiendo que este gimiera, momento que supo aprovechar el Dios, para introducir su lengua en la pequeña boca de Shun…

Shun temblaba como un conejito antes de ser devorado por los lobos… no sabía que hacer con sus manos… una vez más sintió que no tenía fuerzas para defenderse… es más, para lo único que le alcanzaban sus fuerzas era para sostenerse… pues se había agarrado con ambas manos de las piernas de su hermano, pues el estaba en medio de ellas…

Lestat se separó de los labios de su hermano, y lo volteó suavemente, Shun temblaba aún más, sus labios aún se encontraban morados, sus mejillas estaban más sonrosadas que al principio… lentamente el Dios recuesta a Shun sobre la superficie lisa de unos de los escalones que apenas estaba cubierto por agua… se coloca sobre él… sin dejar caer su peso, pero sin darle ninguna oportunidad de escape también…

El peli celeste comenzó besando ese asustado rostro, lamiendo sus labios, para luego besarlos, con una de sus manos, o más específicamente, con uno de sus dedos entre abrió un poquito la boca del pequeño para poder profundizar más ese beso… Shun se estremeció, con sus manos intentó sacar de encima a Lestat más no pudo hacer nada, pues el hombre sostuvo sus manos, y las colocó cada una a un costado, mientras descendía por ese níveo cuello… al llegar a su pecho, no pudo evitar sonreír… lamió cada tetilla con placer… descendió a su vientre se entretuvo en su ombligo… cada actitud del mayor lograba estremecer más al peli verde, quien ya no podía contener unos leves gemidos… sin embargo, estos fueron más audibles cuando el menor pudo sentir, como su hombría fue tomada por el mayor… Shun intentaba sostenerse de alguna manera… su cuerpo se retorcía de un placer que nunca antes había experimentado, Lestat masajeaba cuidadosamente su miembro, para luego tomarla con su boca…

¡ Ahhh!... Les… tatttt… ¡jha!... ahhhh… ayyyy… - Shun sintió todo su cuerpo aletargado… se había venido en la boca del mayor… este nuevamente fue subiendo por su cuerpo, besándolo, hasta llegar nuevamente a sus labios… Shun correspondió ese apasionado beso, se sentía cansado…

Lestat cargó a Shun entre sus brazos… y lo llevó nuevamente a su habitación… lo depositó tiernamente en el lecho… luego seco su piel con una toalla, y le colocó una de las camisas que solía usar… el peli verde lo miraba, aún sentía su cuerpo temblar, más ya no de frío… Lestat también vistió su cuerpo… y se acomodó alado de su pequeño… lo atrajo a su cuerpo… le gustaba sentirlo así… a su merced…

¡No te enfades!... ¿Si? – Susurró al oído del menor – Yo jamás haría algo para lastimarte… puedes hablar con él… verlo también… sólo te pido… que no intentes huir de aquí… o… no respondo….

Shun miró esos hermosos ojos celestes… asintió sin apartar su mirada… se acurrucó en esos brazos… y se quedó profundamente dormido…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

En las puertas del Tártaro, tres presencias se hacen presente… un poderoso cosmos los recibe… lentamente las puertas comienzan a abrirse… el primero en dejarse ver es su compañero… la segunda en aparecer es una bella mujer…

¡Es preciso que traigan su sangre! - habla la mujer – ¡Sólo así las cadenas se romperán por completo, y será libre!.... ¡¿Ya saben quien es?!…

Las tres imágenes asistieron…

Entonces… ¡TRÁIGANLO!

El Inframundo siente el peligro… los tres jueces dan el aviso… la orden ya está dada… la batalla esta por comenzar….

_________________
Volver arriba Ir abajo
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Naciste para Mi (Shunx??) *COMPLETADA*   Jue Abr 16, 2009 2:19 am

Capítulo 26º: Pelea

“Otra vez este sueño”… “¿qué significa?”… Shun había despertado nuevamente después de ese sueño que lo venía atormentando desde hacía un tiempo… podía sentir el calor que le brindaba el cuerpo de su hermano… quien le estaba sirviendo de almohada, pues Shun, tenía su cabeza recostada sobre el pecho de Lestat, a la vez que este le rodeaba con sus brazos… Dirigió su mirada al peli celeste… estaba tan plácidamente dormido… un rubor adornó el rostro del menor al recordar lo sucedido… pero quizás, lo que en ese momento más le avergonzó, fue aceptar que no había hecho un verdadero intento por evitarlo…

Con cuidado Shun se incorpora… no deseaba despertar al poderoso Dios, por lo que lentamente se libera de los brazos protectores que le rodeaban, y se levanta… sentía algo de frío… aún no había amanecido… se colocó una de las batas que tuvo más a mano… sonrió al percibir en ella, el aroma de Lestat… una vez más volteó a ver el pacifico rostro de quien aún dormía, saliendo luego del cuarto lo más silencioso que pudo.

Umm… “Me pregunto que significará”… “la última vez que tuve una imagen semejante… resulte ser la reencarnación del Dios Hades”… Shun sonrió al recordarlo… en ese entonces no le había dado mucha gracia… casi mata a sus amigos… aunque debía admitir que si no fuera por eso, jamás hubiera conocido a… “Hades… debe estar dormido”… camino sin rumbo fijo… aunque, quizás si con un rumbo… había sentido un cosmos hacia la zona de entrenamiento de Lestat… por lo que quería descubrir de quien se trataba…

Al llegar al lugar, lo hizo sigiloso… alguien, efectivamente, estaba entrenando… alguien muy bueno… “Pero… si es Sky”…

¡¿Qué pasa pequeño primo… no puedes dormir?! – decía Sky tomando una toalla para secarse el sudor.

No, no puedo… y por lo visto… tú tampoco… ¿o acaso disfrutas entrenar de madrugada? – mencionó el peli verde acercándose a la arena de entrenamiento.

Se acerca una guerra… es mejor estar preparado… ¿ya no me odias? – Pregunto el joven sin moverse de su lugar… a lo que Shun le regaló una encantadora y sincera sonrisa – Ya veo por que tienes prendado a Lestat…

No podría odiarte aunque me lo propusiera – mencionó el más joven volteando el rostro a un lado – Después de todo… tú eres mi primo también… “además… te pareces mucho a Ikki”…

¿Eso es importante para ti… la familia? – Shun asintió a la pregunta del caballero – Perdona lo que dije de tu madre… ella, era una persona muy amable… la verdad, solo se lo que me dijeron… pero guardo más recuerdos de ella siendo una persona encantadora, que siendo una traidora…

¿Ummm?

Bueno… yo era mucho mayor que Lestat e Ikki, es obvio que la recuerde mejor – termino de decir el mayor al ver la cara de incógnita de Shun.

Y… ¿Qué recuerdos tienes de ella? – murmuró el menor mirando hacia uno de los pilares.

Recuerdo que mi madre discutía mucho con ella… aunque tu madre no era de las personas que discutían… sólo se quedaba callada, le sonreía y luego se marchaba… supongo… que te pareces a ella… después de todo mi tío Leto, es todo un guerrero – murmura Sky sin apartar la mirada del menor.

Shun miró al caballero… lo pensó… se acercó, y acomodó uno de los rebeldes cabellos del mayor…

Sky… ¿y tu madre?... aún no la he visto – murmuró Shun, ahora manteniendo la vista fija en los ojos de su primo.

Ella murió, supongo – susurró sosteniendo la mano del menor.

¿Supongo?

Desapareció… poco tiempo después de que tu madre huyera… y eso que yo pensé, que aprovecharía la situación para acercarse más a Lestat – dijo esto último acercando su rostro al oído de Shun.

Lo… lo lamento – susurró el peli verde – no debí preguntar eso…

Descuida… ella no era, después de todo… una… buena madre, digamos… supongo que es la desventaja que sea una poderosa guerrera y reina… nunca… llené sus expectativas – murmuró amargamente sosteniendo el rostro del menor – Hace frío… debes volver con Lestat…

Eres un gran guerrero… pri-mo – Shun había dado un cálido abrazo al mayor antes de alejarse… Sky sonrió y luego volteó a ver al pilar que había llamado la atención del menor… una sombra se alejaba…

“Estas actuando muy extraño… padre”... Sky se quedó aún entrenando…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

“Ay… no debí preguntarle a él”… tonto… tonto, Shun – se reprendía el peli verde dirigiéndose hacia los aposentos de Lestat.

¡Tonto… ¿Por qué?! – una voz se acercaba a Shun… una voz por demás familiar…

¡Ikki! – Shun salto al cuello del mayor – Hermano… hermano… hermano… te extrañe mucho… no vas a visitarme… ¿por qué?..

Ya, Shun… tranquilo – decía el ex Fénix con una sonrisa en los labios mientras sostenía fuertemente al más joven entre sus brazos - ¿Qué haces levantado?...

Quería pasear… y… bueno, me encontré con Sky… creo… que no es tannn malo como pensé – explicaba el peli verde sin soltar el agarre.

Sky, nunca fue malo… es solo que tiene un carácter tan especial…

Como el tuyo – terminaba la frase el menor…

Ja ja ja pues, supongo que sí… como el mío… Shun es muy tarde… que haces fuera de la cama – esto último, Ikki lo había dicho muy serio.

Nada… me desperté y ya… “alguien nos espía”… Hermano… ahora iré a acostarme… no me gustaría que Lestat despierte… si no me encuentra se va a enojar – susurró el menor, luego de observar de reojo hacia un costado… gesto que no pasó desapercibido al mayor… quien también había sentido una presencia…

Ve… y… descuida prometo visitarte más… ahora estoy un poquito atareado… pero descuida… me verás más a menudo – dijo el guerrero acomodando un mechón del cabello de su hermano.

Es eso… o aún Lestat no te deja – preguntó suspicaz el menor.

Él no me ha dicho nada… es enserio tengo mucho que hacer – comentó Ikki sonriéndole a Shun.

Cuando Shun se había alejado lo suficiente… Ikki investiga de quien era esa presencia, más ya no había nadie… por su parte, Shun ingresa cuidadosamente al cuarto… mira que aún Lestat dormía profundamente, por lo que se acercó a una de las ventanas dejando que la brisa que ingresaba por esta, acariciase su rostro…

¡Detesto despertar solo! – Susurró el Dios al oído izquierdo de Shun - ¿Dónde fuiste?

Tengo… una duda Lestat… si nos hubiésemos criado juntos… habría pasado… lo del baño – Shun tenía un ligero tono rosa en sus mejillas al terminar de hablar…

¡No! – contestó el mayor… Shun volteó a verlo – Si tu y yo nos hubiésemos criado juntos… ¡tú ya serías mi amante! – terminó de decir con una sonrisa maliciosa en los labios.

¡Lestat!... yo… - Shun había bajado la mirada… las palabras del Dios los descolocaron totalmente… más lo que quería decir… lo tenía que decir – ¡Yo, a quien quiero es a Hades!

Por un minuto, el peli verde se arrepintió de todo corazón de haber dicho lo que dijo… la expresión del peli celeste era impávida… más su mirada se ensombreció… a Shun le recorrió un escalofrío por toda la nuca al ver la manera tan fría en que el mayor lo estaba mirando.

Así que lo quieres… - la voz del Dios también sonaba fría y sarcástica - Entonces… podría matarlo… así ya no tendría problemas…

¡Si hicieras eso… YO NUNCA TE LO PERDONARÍA! – Shun no pudo contener el comentario… de pronto sintió pavor por las palabras de Lestat… pues en el fondo, lo creía capaz de eso…

¡Creo… que esta conversación ya no me gusta! – Lestat parecía dolido… eso sintió el menor… al ver como el ojiceleste le daba la espalda y se dirigía al cuarto de baño…

Shun sintió un vacío en el estómago…”No debí”… “¿Qué hice?”… cuando Lestat salió del baño, ya estaba completamente vestido… y sin dirigirle la mirada a Shun, simplemente se marcho…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

En fin… eso pasó… y desde la mañana, no lo he visto – concluyó el menor a Afrodita, quien le regaló una sonrisa y acarició sus cabellos…

Si esto te hace sentir mejor… no vino a verte aún, por que él salió junto con Poseidón y Hades…

¿Qué?... ¡¿Hades?!... ¿y si le hace algo, Afrodita? – Shun se había puesto pálido.

En primer lugar, Shun, no creo que aunque Lestat este odiando a Hades, le haga nada… ellos al fin y al cabo… también son hermanos… y… ¿piensas que Hades se dejaría herir sin prestar batalla?… él es muy fuerte… recuerda que también es un Dios – decía el peli turquesa, en tono tranquilizador…

Pero Afrodita… se que Hades se defendería… eso también me preocupa… no quiero que ninguno salga lastimado… por mi culpa… - Shun parecía muy apenado… deseaba ponerse a llorar…

¿Ocurre algo, Shun? – la pregunta de Shaka se escucho con toda claridad… El menor lo volteó a ver… luego miró a Afrodita, quien ya se disponía a marchar.

¡Maestro! – susurró el peli verde.

¿Podemos hablar? – Shaka miraba alejarse a piscis… se sentó muy próximo a Shun… y sonriéndole como lo hacía antes le dijo - ¿Por qué esa tristeza, Shun?... sabes que puedes contar conmigo si necesitas hablar….

Shun miraba a su antiguo maestro… luego de un largo suspiro… le sonrió tímidamente…

Maestro… yo… me alegra que este aquí… ¿Por qué no salió a hablarme por la mañana… cuando estaba con Ikki? – Shun lo dijo serenamente…

No quería, interrumpir… Te vez hermoso… - dijo el caballero sin siquiera pensarlo… cuando Shun iba a decir algo… pudo escuchar un gran alboroto en la entrada del templo…

Tanto Shaka como Shun, se dirigieron hacia ahí… Afrodita los había alcanzado, acompañado de Mime y Sorrento… Ikki y Lestat ya estaban ahí…

Zeus, Hades y Poseidón tenían muy mal aspecto… parecían algo lastimados… más nada de gravedad… Poseidón se mostraba sumamente satisfecho, siendo escoltado por Sorrento, quien sin preguntar que había ocurrido lo dirigió en dirección al templo… Sky e Ikki se aproximaron a Lestat... pero este solo dijo estar bien con un tono amargo, y se retiró… Hades era ayudado por Pandora, quien también había aparecido… Shun quiso acercarse a ellos, más Shaka y Afrodita se lo impidieron…

¡Pero!…

Shun… que intentas hacer… con quien vas a ir – le dijo en tono disimulado Afrodita… Shaka solo observaba – Lestat sigue enfadado… no tientes la paciencia del Rey de los Dioses…

Shun comprendía a la perfección las palabras del pisciano… sabía que este estaba preocupado por su bienestar… sin embargo…

Suéltenme, por favor… maestros – susurró Shun… entendía las palabras de Afrodita… pero él quería cerciorarse de lo ocurrido, y la única forma era preguntando…

Más al momento en que el menor iba a acercarse a Hades, Sky lo interceptó…

¿Peleaste con Lestat, pequeño primo?

Shun lo observó alarmado… luego algo apenado, asintió…

Entonces… ve y habla con él… Lestat nunca fue herido en batalla… es la primera vez que sale lastimado… esta disgustado… y eso, pequeño… no es conveniente…

Shun no entendía que era exactamente lo que quería decirle Sky… más al ver la cara de sincera preocupación del mayor, asintió y se dirigió en dirección al lugar por donde se había marchado Zeus…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Lestat estaba sentado en uno de los divanes mirando hacia la pared… el peli verde entró silencioso… observo al mayor desde la puerta… tomó coraje, y se le fue acercando… cuando estuvo lo suficientemente cerca… pudo percatarse de algunas cortadas y golpes en el mayor… suspiró y se dirigió a una de las cómodas… de uno de los cajones saco un paño, que humedeció en agua, la cual previamente trajo en una pequeña palangana… se arrodillo frente a Lestat, y comenzó a limpiar sus heridas…

El Dios no prestaba el más mínimo de atención al menor, es más, ni siquiera lo miraba… A Shun empezaba a molestarle esa indiferencia… o mejor dicho… a dolerle esa actitud…

Yo… lo lamento… Lestat – susurró el peli verde, sin mirar hacia los ojos del mayor – No quiero que nada malo te pase… eres… mi… hermano… y yo…

Lestat tomó de las manos de Shun, por lo que este levantó la vista… más lo que vio lo dejo asustado… los bellos ojos de su hermano estaban fríos… sin ninguna emoción… por un instante tuvo deseos de salir corriendo… pero entonces recordó… “esta disgustado… y eso, pequeño… no es conveniente”… por lo que sin siquiera pensarlo, se acercó al rostro del mayor y le dio un tierno beso en una de sus heridas… luego otro… la expresión de Lestat se volvió lastimera… atrajo a Shun hacia su cuerpo, y lo abrazó muy fuertemente…

¡Soy muy celoso, Shun!... estoy disgustado… - susurró el ojiceleste.

¿Qué es lo que quieres de mí, Lestat? – murmuró el menor, sintiendo un nudo en la garganta.

La respuesta fue un apasionado beso… el cosmos del Dios rodeó al menor… mientras lo recuesta en el diván, continúa brindándole besos y caricias…

Shun se deja hacer… no decía nada… la mirada de Lestat volvía a ser la misma… sin embargo, a él le estaba costando mucho contenerlas… hasta que no pudo más… traicioneras lágrimas escapaban de sus ojos… Lestat lo observó, deteniéndose… suspiró…

¡Solo a ti! – fue lo que dijo antes de marcharse…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Entonces no todo es tan maravilloso… en la tan esperada reunión familiar… ja ja ja… entonces será mejor que aprovechemos… ahora es tiempo… será más fácil llegar a él… y se exactamente como cortar todo vínculo entre ellos…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

_________________
Volver arriba Ir abajo
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Naciste para Mi (Shunx??) *COMPLETADA*   Jue Abr 16, 2009 2:20 am

Esa noche Shun la había pasado con Afrodita, Sorrento y Mime… amargamente le había contado a su maestro lo ocurrido… Sorrento utilizó la bella melodía de su flauta para calmarlo, mientras Mime fue a buscar a Ikki… más a quien encontró fue a Pandora, quien al preguntar que sucedía y al no obtener respuesta dedujo que se trataba de Shun…

Por favor, mi señora… entienda, debo buscar a Ikki…

Está bien… pero creo que Ikki se encuentra en el Santuario en Grecia… fue enviado por Zeus para constatar que los espectros hayan llegado con bien – decía la mujer…

Disculpe… - mencionó Mime antes de retirarse…

Mientras que en el salón del trono… tres de los Dioses principales discutían acerca del ataque sufrido…

¡Saben lo que buscamos! – Mencionó Poseidón - ¿Qué vamos a hacer?

Si vamos a Star Hill… podríamos invocarlo – murmuró el mayor de los tres…

Eso haremos… pero es peligroso… cada uno llevará a alguno de sus mejores guerreros como protectores… han de suponer que intentaremos eso… estarán esperándonos… y en ese momento… seremos vulnerables – terminó de hablar Zeus… - Mañana a la media noche, lo haremos… así que… mejor vayan a descansar…

Hades se quedó observando a Lestat… luego se levantó, pero antes de salir dijo…

¡No lo hagas!... tu actitud sólo hará que se ponga triste…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ya era muy tarde, cuando Afrodita siente la presencia de alguien en la habitación… cuando se dispuso a lanzar una de sus rosas…

Soy yo… Caballero de Piscis… ¿Cómo está mi niño? – Hades se acercaba lentamente al peli verde.

No debería estar aquí, su Excelencia – susurraba el dorado…

Gracias por cuidar de él… sólo será un instante… ¿podrías?

Afrodita, no muy convencido salió del cuarto… afuera, Mime y Sorrento lo miraban nerviosos… cuando recién hacía unos días de su estadía en Olimpo, Lestat les había dejado claro a todos, que le pertenecían… y que para que ellos no tuvieran que servirle de alguna “otra” manera, debían proteger a Shun, y evitar que este se pusiera triste… es decir… serían sus caballeros de compañía…

Ay ya yay – decía el pisciano mirando hacia el pasillo…

Mientras que en la habitación…

Shun había despertado al sentir unas cálidas caricias en su rostro… pensó que sería Ikki o quizás Lestat… más al ver a Hades ahí, grande fue su sorpresa y su felicidad…

Lo que estamos buscando, es el Gran Hoz de Pedernal… el arma con que en la era mitológica Zeus logró herir a Cronos… esa es la única arma capaz de hacerle frente… sin ella… tendríamos más problemas para vencerle – comentaba Hades acariciando los cabellos del joven que se encontraba entre sus brazos…

¿Es tan poderosa esa arma?…

Así es… mañana a la media noche haremos un ritual para invocarla… no importa donde esté… ella vendrá a su dueño – mencionaba el Dios sonriendo al menor.

¿Quieres decir... Lestat? – murmuró el ojiverde…

Si… - Hades se acercó a los labios del menor… los rozó en un tierno beso – Sólo quería que lo sepas… es un ritual peligroso… haz las paces con tu hermano… te hará sentir mejor a ti… y a él…

Hades salía de la habitación, se despidió de los tres jóvenes fuera del cuarto y se marcho… dentro de la habitación, Shun derramaba silenciosas lágrimas… “¿Aún si eso significa… perderte?”…

Afrodita ingreso acompañado por Mime y Sorrento… Shun se levantó del lecho y se dirigió hacia una de las puertas que llevaba al cuarto de Lestat…

¡Iré con mi hermano, amigos!…

Lestat no estaba en el cuarto… Shun lo busco… y fue en el cuarto de baño, donde lo encontró… cuando el Dios se percató de su presencia… extendió una de sus manos en dirección al recién llegado…

¿Está fría? – susurró el menor…

¡Quizás! – murmuró Lestat…

Lentamente, el joven fue desnudando su cuerpo… para luego adentrarse a la terma, que en esta ocasión tenía sus aguas a una temperatura más agradable… cuando estuvo frente al mayor, estiro una de sus manos y acarició el pecho, más específicamente, unos rasguños que tenía en el… Lestat simplemente lo observaba… luego de palpar la herida se acerco, primero la beso… luego… la lamió…

Lestat sujetó del cabello a Shun, levantando su rostro de esta manera… se acercó a sus labios, asaltándolos en un demandante beso… el Dios sabía que esa noche no pasaría nada… pero estaba dispuesto a disfrutar de esa temerosa demostración de afecto…

Shun había disfrutado de cada beso… cada caricia… y las había retribuido, quizás no con el mismo ardor que Lestat pero si con ternura y cariño… se sentía agradecido con su hermano, el había ingresado a ese baño dispuesto a entregarse por completo… más Lestat, no lo creyó necesario… luego de esos besos y esas caricias, lo había cargado y llevado al cuarto, le puso la camisa de su piyama y envolviéndolo entre sus brazos se habían dispuesto a dormir…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hacía una hora que Hades, Poseidón, Zeus y Atenea se habían dispuesto a Star Hill para realizar el ritual… Ikki había sido electo para acompañar a Lestat, este le había encargado a Sky, cuidar de Shun en su ausencia; Radamantys fue para proteger a Hades; Kanon protegería a Poseidón… y Shaka junto con Shión acompañarían a Atenea… por otro lado… Abel y Elis, esperarían en Olimpo, junto con Hilda… estos estaban siendo acompañados por Leto y Nao…

Shun suspiraba mientras buscaba a sus amigos… su tío Nao le había comentado que lo estaban buscando… estaba tan perdido en sus pensamientos, que no se percató que había llegado hacia las mazmorras del Olimpo… “sólo te pido… que no intentes huir de aquí”…

¿Cómo podría hacerlo, Lestat? – murmuró hasta que se dio cuenta donde había llegado… cuando se disponía a regresar sobre sus paso… una presencia llamó su atención…

Siguió esa presencia… recorrió un largo pasillo, que lo llevó a las profundidades de esas mazmorras… en una de ellas… había alguien…

¿Quién?... – Shun no terminó de hacer la pregunta… en la prisión estaba una mujer… a pesar de los harapos y de lo desaliñada… pudo ver que tenía un largo cabello verde… al acercarse constató aterrado, quien era….

¿Qué significa esto?

¡Lestat déjame salir… te lo suplico… quiero ver a mis hijos… necesito encontrarlos!

¡Ma… mamá!

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Pronto anochecerá… y podremos comenzar… no es…. ¿Qué te pasa? – Poseidón miraba a un preocupado Zeus…

Ehhh… nada… “¿Qué es este presentimiento?”…

Lestat… ¿Qué ocurre, primo?

Ikki… mejor vuelve a Olimpo… debes sentirlo tú también…

¡PERO MIREN NADA MÁS!... ¡LOS TRAIDORES HAN VENIDO!... ESTA VEZ… SI MORIRÁN…

¡MEJOR APÁRTENSE, QUE NO ESTOY DE HUMOR!

_________________
Volver arriba Ir abajo
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Naciste para Mi (Shunx??) *COMPLETADA*   Jue Abr 16, 2009 2:21 am

Capítulo 27º: Reunión Familiar

¡PERO MIREN NADA MÁS!... ¡LOS TRAIDORES HAN VENIDO!... ESTA VEZ… SI MORIRÁN… - Atila hacía acto de presencia en las puertas de Star Hill… seguido de su compañero Tifón…

¡MEJOR APÁRTENSE, QUE NO ESTOY DE HUMOR! – Lestat no dio tiempo de presentaciones, simplemente le dirigió una mirada a Ikki, y se lanzó a ataque de los dos guerreros que acababan de llegar…

Atila recibió el ataque… de las sombras salían varios guerreros con armaduras oscuras que atacaban a los demás acompañantes de Zeus, mientras Tifón se dirigía a atacar a Hades, Poseidón defendía a Atenea del ataque de los otros guerreros… Kanon, Shaka, Radamantys y Shion también luchaban, mientras Ikki intentaba dejar el lugar, cuando estaba a punto de salir… un poderoso viento lo lanza nuevamente hacia adentro yendo a parar contra uno de los pilares del lugar…

¡Ikki! – lo llamó Lestat - ¡¿Estás Bien?!

¡No te distraigas, Traidor! – hablaba Atila – Es conmigo con quien estás luchando…

¡La expresión es… ¡JUGANDO!! – Lestat lanza un poderoso ataque hacia el guerrero, quien golpeando fuertemente en el suelo, empieza a provocar un derrumbe…

¡DEBEMOS SALIR! – grita Atenea… viendo como comienza a colapsar la edificación… más los guerreros con los que se estaban enfrentando no estaban dispuestos a dejarlos salir…

Hades había desenvainado su espada, encendió su cosmos… los demás dioses siguieron su ejemplo…este atacó a Tifón quien esquivó el ataque… el guerrero utilizó su poder, y el lugar empezó a incendiarse… es más, un viento rodeaba las llamas y las dirigía hacia Atenea, Poseidón y los otros guerreros… Ikki, haciendo gala de su poder, parecía disminuir la intensidad del fuego… pero nuevamente Tifón lanzó su ataque, y las llamas fueron más intensas y el calor, más desesperante…

Hades se colocó alado de Poseidón…

¿Quién es el otro guerrero… sabes donde se encuentra? – preguntó Hades a su hermano…

Es el guerrero que se había metido en el Tártaro… pero no se donde se encuentra exactamente – respondió el Emperador de los mares.

¿Dónde está tu mente ahora… eh, Zeus? – hablaba Atila sarcástico, observando el lugar… sonriendo maliciosamente - ¿Acaso tu niño te preocupa?

¿QUÉ DICES? – vociferó Lestat

Descuida… Ayax cuidará bien de él… ja ja ja ja

Lestat encendió su cosmos con tal intensidad que las llamas comenzaron a disminuir… aunque el lugar terminó de venirse abajo… todos los acompañantes del Dios resultaron ilesos del suceso, pues el Rey de los Dioses los había rodeado con su energía y los había mantenido a salvo… aunque… sus enemigos también se habían salvado, claro que en eso nada había tenido que ver Zeus…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Shun había sacado a la mujer del calabozo… cuando ella lo pudo mirar mejor, y al reconocer en el sus propias facciones, sus ojos se iluminaron y se llenaron de lágrimas…

¿Shun? – susurró bajito la mujer - ¿Hi… jo?

“No es posible”… ¿ma… mamá? – Shun… sostenía el rostro de la mujer con una de sus manos… reconociéndola, observando detalladamente todas las semejanzas que ella tenía con las imágenes pintadas que él había visto - ¡Si… eres tú! – terminó de decir el peli verde comenzando a llorar abrazando a la mujer con mucha ternura…

Pero… pero, ¿qué haces aquí?... ¿quién te encerró aquí? – murmuraba el pequeño mirando el rostro de su madre, quien también derramaba lágrimas de felicidad…

Mi pequeño… acaso Ikki te trajo aquí… cómo hizo eso… le pedí que no lo hiciera… - murmuraba la mujer – Lestat… ¡Lestat!… ¡cuando él sepa que nos hemos visto va a matarme!...

¿Qué?... ¿Lestat sabe que estás aquí…? – preguntó dudoso el peli verde.

Mi amor… por orden suya y de Leto estoy aquí… - comentaba la mujer observando para todos lados asustada.

“¿Que lo ordenó mi padre y Lestat?”… ¡No puede ser! – susurró el menor, sintiendo un nudo en su estómago…

Hay que salir de aquí, mi amor… ¡ellos quieren hacerte daño!... aquí corres un grave peligro – termino de decir la mujer, apretando uno de los brazos de Shun…

Pero… “no puedo irme”… ¡Hablaré con Lestat! – decía firme el joven - ¡Va a escucharme! – dijo con rabia – Tranquila mamá… nadie va a hacerte daño…

¡NO!... debemos huir… hazme caso… él es muy poderoso… nunca saldremos con bien si no nos vamos ya… el es una falso… te embaucará… nos alejará… ¡ME HA TENIDO ENCERREDA AQUÍ!... creerme… debemos irnos – terminó de decir la mujer entre sollozos…

Shun al ver a su madre en ese estado… lo pensó… no estaba muy convencido… pero sosteniéndola de los hombros, sonrió afirmativamente, y la encaminó hacia la salida…

¡No!... por allá… es otra salida… si vamos por ahí… nos van a ver – dijo Esmeralda… a lo que Shun asintió y se dirigieron en dirección contraria a la que Shun había seguido para llegar al lugar…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La batalla se había extendido demasiado… Lestat empezaba a desesperarse… las palabras del guerrero lo estaban volviendo loco… algo no andaba bien, no tenía un buen presentimiento… su familia corría peligro…

¡HADES! – llamó Zeus

¡Descuida… yo me encargo!... ¡VE! – Fue la respuesta del Dios del Inframundo, justo en el momento en que incrementaba el poder de su cosmos, él junto con Poseidón, atacaron a los guerreros, mientras que Shaka se encargaba de Nao, el último guerrero que había aparecido...

Un poderoso Rayo cayó justo sobre Lestat, y segundos después, él ya no estaba… y no era el único… Ikki había desaparecido minutos antes…

¡Genial! – murmuró amargamente el guerrero de armadura rojiza…

¡Descuida… no llegarán a tiempo! – comento irónicamente Atila antes de golpear el suelo, ocasionando un temblor…

¿Por qué son tan fuertes? – preguntó la diosa, al momento en que se libra del agarre de Shión para participar también de la batalla…

¡Tienen un poder semejante al de los titanes, Saori!... ¡Ten cuidado! – Contestaba Poseidón luego de lanzar su energía por medio de su tridente hacia Tifón, el guerrero de fuego…

Atenea estaba siendo protegida por Shión… miraba como luchaban los dioses… ella también encendió su cosmos… llamando a su hermano con él… cuando las cosas estaban poniéndose más problemáticas… una suave brisa viene acompañada de una hermosa melodía de arpa….

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

_________________
Volver arriba Ir abajo
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Naciste para Mi (Shunx??) *COMPLETADA*   Jue Abr 16, 2009 2:22 am

Habían caminado por un largo rato… su recorrido los llevó a una parte del templo que parecía estar ya hace tiempo deshabitada…Shun se sentía intranquilo… se suponía que su madre estaba muerta… pero entendía lo que ella había dicho de que Lestat la había encerrado… todo era muy confuso, más la única idea que era coherente, al parecer de Shun era… “Tengo que hablar con Lestat… me pidió que confiara en él… y que no huyera… ¿Qué debo haber?”….

¿En que piensas?, mi amor… falta poco para salir… - decía la mujer sosteniendo la mano del menor…

¡Espera!... ¡No puedo irme así…. No sin saber que ha pasado! – Decía el peli verde soltando el agarre, justo cuando apenas faltaban unos metros para salir…. - ¿Qué lugar es este… cómo lo conoces?

Estamos en el Ala Norte del Olimpo… hace mucho que no se utiliza… debido al poder de Zeus nadie puede entrar por aquí… al menos que así él lo quiera… pero… si se puede salir, Hijo – contestaba la mujer intentado sostener nuevamente al muchacho – Debemos irnos…

¡NO!... “si me voy que pasará con Ikki”… lo siento mamá, pero no puedo irme – Shun se alejaba lentamente de la mujer…

¡Parece que no es tan crédulo como pensabas! – una voz salía de detrás de uno de los pilares…

¡¿QUIÉN ESTÁ AHÍ?! – pregunta el chico, poniéndose en guardia…

Un cosmos sumamente frío, comienza a hacerse sentir… de entre los pilares salía un guerrero con la armadura plateada… “Ayax”… Shun se coloca frente a su madre… la mujer lo toma de uno de los brazos y le insta a huir, más él comienza a encender su energía, se disponía a luchar contra el guerrero hasta que un punzante dolor en la cabeza, casi logra que pierda el sentido…

Pero… ¿qué… su… ce… deee?... – decía el menor cayendo de rodillas - ¿ma… má?

A pesar del dolor, Shun no había perdido la conciencia… pudo notar como su madre se colocaba alado del guerrero…

¡Tómalo y vámonos, ya! – dijo en un tono muy frío la mujer…

Shun volvió a incorporarse, encendiendo su cosmos en el ínterin… un vapor nebuloso comenzó a rondar en por el lugar… no comprendía por que su madre había hecho eso… pero el sujeto ahí presente era un enemigo… y él no se dejaría derrotar sin dar batalla…

Madre, ¿Por qué?

¡Porque ella no es tu madre, Shun!

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Los guerreros miraron a su alrededor… no podían identificar el lugar exacto de donde provenía la música… más cuando Atila dirigió su ataque hacia Atenea, Phoebus Abel intercepta el ataque y lo rebota hacia el atacante…

¿Me tarde?, Hermana – Preguntó el recién llegado Dios…

Justo a tiempo Abel – murmuró la joven…

Fue entonces que Abel se enfrentó a Tifón (fuego), mientras Poseidón se enfrentaba a Nao (viento); y Hades luchaba contra Atila (tierra)… Atenea miraba los enfrentamientos, Shaka y los demás guerreros presentes ya habían vencido a la mayoría de sus enemigos… cuando el último de estos había caído… Tifón, hizo una seña a sus compañeros, e inmediatamente después, desaparecieron…

Hades miró a los demás, observando que, aunque a magullados, estaban todos bien…

¡Debemos volver a Olimpo! – Dijo el Dios del Inframundo, obteniendo el asentimiento de todos los presentes…

Pero… ¿qué hay del ritual? – preguntó Atenea.

Sin Zeus, es imposible hacerlo – acotó Poseidón.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Sky!... pero… ¿qué dices? – murmuró el peli verde.

Lo se… o… ¿acaso me equivoco, madre? – respondía el caballero de Hércules – Parece que no has perdido tu habilidad… siempre fuiste buena para imitar…

¡Sky!... ¡pero, cuanto has crecido!... ¡por lo que veo, sigues los mismos pasos del mediocre de tu padre! – decía la mujer… mientras que su apariencia iba cambiando lentamente - ¡Mejor no molestes, hijo, debo llevarme a tu primo… y ni tú vas a poder impedírmelo!

Sky, se ponía en posición de ataque… Ayax rápidamente lo atacó, más Sky no se dejó vencer y repelía cada ataque que le propinaba… nunca perdía de vista a Shun, quien observaba a la mujer, atónito… fue entonces que la mujer al notar que su guerrero no lograba deshacerse de Sky, lanza un ataque hacia el más joven… Sky desaparece de donde estaba y salva a Shun en el último momento del ataque…

¡Tranquilo… no permitiré que te lastimen… solo debo hacer algo de tiempo! – le murmuró al chico en el oído, antes de volver a prestarle total atención a la batalla…

¡DEJA DE PERDER EL TIEMPO… SE ACERCA! – gritó la mujer…

Sky tenía las de ganar… cuando estuvo a punto de acabar con el guerrero, su padre apareció detrás de Shun, cosa que lo desconcentro por un minuto…

¡Padre!... ¡me alegra… lleva a Shun con Lestat! – dijo el guerrero sonriendo… ahora podía concentrarse cien porciento en su enemigo…

¡SKYYYYYYYYYY! - Shun lanzó un desesperado grito… su primo caía al suelo… había sido un golpe a traición - ¿Por… qué? – susurró el menor al observar cómo Nao se alejaba del cuerpo agonizante de su hijo….

¡Sky! – Shun se lanzó sobre el cuerpo del mayor… tomó una de sus manos y comenzó a hablarle… el estaba consiente, estaba temblando… perdía el color rápidamente - ¡No, Sky!… vas a estar bien… vas a estar bien… tranquilo…

Shun… ve… con Lestat… yaaa…

No hables… primo… nooo – gruesas lagrimas escapaban de los ojos del menor… sintió unos poderosos brazos que lo arrancaban del lado de Sky - ¡Suéltenme!... ¡SKYYYYYYYYYYYY!

----

¡Primo!... ¿qué pasó… QUIEN TE HIZO ESTO? – Lestat dejaba sentir el poderoso cosmos que de él emanaba… se apreciaba su furia… él apunto su cosmos a la herida del mayor… y de esta dejó de fluir sangre…

Lestat se incorporó… miró en dirección a su padre, quien asintió…

¡VAMONOS IKKI! – Lestat rodeó a Ikki con su cosmos y ambos desaparecieron… Leto se acercó al aún inconsciente Sky… Elis también estaba con él…

Debemos llevarlo a un cuarto, Patriarca – murmuró la mujer…

Sí…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Cuando Hades y los demás llegaron a Olimpo se encontraron con la novedad de que Sky estaba mal herido… Mu intentaba sanar sus heridas… nadie sabía que había ocurrido… más lo que si sabían es que debían encontrar a Shun, que había desaparecido… suponían que Nao había seguido al responsable de herir de esa manera a su hijo… lo único de lo que podían estar seguros… era de que Ikki y Lestat no se detendrían hasta traer de vuelta a Shun…

Leto sujetaba la mano de su sobrino… diciéndole dulces palabras… parecía preocupado… a la vez que molesto… mientras en el salón…

¡Les he dicho un millón de veces… que NO SEEEE! – decía el santo de Piscis sumamente alterado…

El señor Nao nos dijo que Shun nos esperaba en los jardines, ahí fuimos a buscarlo – se metía Sorrento, y Mime asentía…

¡Debiste cuidarlo mejor! – decía mordaz Shaka…

¡Basta! – Leto salía de la habitación… - Caballero de Piscis… Afrodita… me dices que Nao los envió ahí…

Afrodita asentía, al igual que Mime y Sorrento… Leto se quedó un momento pensando…

Poseidón, por favor… le encargo el Olimpo… señor Hades… ¿Podría acompañarme? – dijo al fin el Patriarca del Olimpo – Atenea, Hilda, Elis…. Cuiden a mi sobrino, por favor…

Las diosas aceptaron… todos observaron salir a Leto junto con Hades… para luego… después de apuntar, Leto, con su mano izquierda al cielo… un rayo cayera sobre ellos… y desaparecieran…

Afrodita miró de reojo a Shaka, quien lo miraba con enfado… entonces simplemente el pisciano se dirigió en dirección contraria… seguido de Mime y Sorrento… “Me culpa a mí… es un verdadero”… ¡IDIOTA!...

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

_________________
Volver arriba Ir abajo
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Naciste para Mi (Shunx??) *COMPLETADA*   Jue Abr 16, 2009 2:22 am

Nao había arrojado a Shun a los pies de lo que parecía ser un altar… Shun se volteo rápidamente… encarando a su tío le dijo…

¿Cómo pudo?… ¡¡¡¡SKY ES SU HIJO!!!! – Grito Shun temblando de pies a cabeza… no podía entender nada de lo que estaba pasando.

¡Te equivocas!... verás… hay tantas cosas que no entiendes… pero… - dijo el hombre acercándose a Shun lentamente – pronto… lo harás… ¡Vaya, Jade!... es idéntico a Esmeralda… sería un verdadero gusto poseerlo… ya que no pude hacerlo con su madre…

¿Te atendrías a la furia de su hermano? – comentó la mujer burlona – Necesitamos su sangre… pero primero…

Si… si… lo sé… - dijo el hombre…

¿Usted es la madre…. de Sky? – susurró el peli verde…

Umm... - La mujer tomó a Shun de la barbilla – debes traer loco a Zeus… tu pudiste ser mi hijo – apretó más la barbilla – pero él prefirió a la estúpida de tu madre – hablaba con ironía.

“¿De qué me está hablando?… no entiendo nada… Ikki… Lestat… vengan”…

Ummm… realmente es pequeño… Shun… ¿verdad?... dime… ¿quieres saber que pasó, en realidad con tu madre?... – la mujer hablaba con malicia…

¿Qué esta diciendo? – Shun miraba disimuladamente la manera de huir… más de un costado estaba el traidor de su tío… y del otro Ayax… por donde lo viera… no tenía muchas posibilidades… “Un momento… quizás ya no soy un caballero… pero lo fui”…

¡Mira detrás de ti, pequeño! – Shun volteó cuidadosamente, para mirar hacia atrás… más allá del altar… en una especie de ataúd… transparente… se podía vislumbrar la imagen de una mujer… de una, quien él había creído ver horas antes… - Ves a tu madre… ella duerme ahí ya hace mucho tiempo… desde esa noche tormentosa…

De pronto vinieron a la mente de Shun todas las sensaciones y sonidos que había soñado desde hacía un tiempo…

Esa noche… - Shun miró a Jade… y luego a Nao… - ¿Dónde está el padre de Sky?

Verás… esa noche… - murmuró la mujer burlonamente…

------FLASH BACK -------

¡Nao!... ¿Cómo?...

Como te encontré… simple… tengo muchos espías Esmeralda… me costo, pero después de casi un año… tuve noticias tuyas – dijo el hombre ingresando al departamento – aunque debo admitir, mi sorpresa… saber que habías dado a luz, fue toda una novedad… ¡Dime!... ¿Ese hijo es de Leto?... ¿Por qué huiste?...

Nao… ¡Vete de aquí! – dijo la mujer en tono firme… pero visiblemente asustada…

¡No has respondido mis preguntas…. Y no quieres hacerme enojar!... ¿o sí? – dijo con un tono soberbio Nao.

Si es su hijo… - contestó en un susurro – ¡Y HUÍ PARA QUE NO LO MATEN… COMO TENÍAN PLANEADO!

¿Pero qué estas diciendo, mujer?... Leto jamás permitiría que algo le sucediera a su hijo… además, sabes que Lestat protegería al niño con su cosmos… Acaso temías… - empezó a decir el hombre más relajado… pero al ver la mirada seria de la mujer, la miró entre confundido e intrigado…

Yo vi a tu hermano… cuando hablaba con Jade, sobre que sacrificarían al que naciera como hermano de Lestat, para que Zeus sea más poderoso… ¡YO LOS ESCUCHE… POR ESO HUÍ!

Esmeralda… es imposible que haya sido Leto… sabes perfectamente, lo que significa para Lestat un hermanito… y sabes lo que significa para nosotros… ¡es un vínculo entre Zeus y la humanidad! – decía el hombre intentando mantenerse calmado - ¡Estoy seguro, de que hubo una confusión!... dices… que lo escuchaste hablando… ¿con Jade?

¡Así es… conmigo! – Jade ingresaba al departamento – Gracias por ayudarme a encontrarla…

La mujer lanzó un ataque hacia la mujer… su grito, ocasionó que un niño que había estando escuchando toda la conversación se asustara… tomara a un pequeño niño en brazos y saliera por la ventana… Mientras, ya luego de salir de su asombro, Nao toma a su esposa por el brazo…

¡¿QUÉ SIGNIFICA ESTO JADE?! – dijo el hombre sin comprender…

Nao, no lo entiendes… es la única manera de que tengamos el lugar que nos corresponde… el niño será la llave para despertar al gran Cronos… tú debes entenderme… es necesario… - decía la mujer sumamente ansiosa – Nosotros debimos traer a Zeus a este mundo… pero no… el prefirió a Leto y a la estúpida de Celeste… y si no fuera suficiente con eso… nos volvió a humillar al preferir a Esmeralda… para la madre de su hermano…

¿Qué estas diciendo… Jade?... ¿acaso… tú… acaso tuviste algo que ver con la muerte de Celeste? – murmuró el hombre consternado.

Prefirió morir antes de entregarme a su hijo… pero… ella murió a manos de otro – susurró inaudible la última frase…

Jade intentó atacar nuevamente a Esmeralda, más Nao haciendo uso de sus poderes hizo caer sobre ella, un poderoso rayo… solo un grito estremecedor se escucho… y ambos desaparecieron…

------FIN DEL FLASH BACK -------

Me llevo al Tártaro… en donde encerró mi alma… y fue mi cuerpo el que enterraron diciendo que era tu madre… pero… aún no te he contado todo… aunque, esa parte – dijo mirando hacia Nao… - te corresponde a ti, hermano.

Claro… recuerdo muy bien…

------FLASH BACK -------

Ikki… hijo… ¿Dónde estás? – decía la peli verde asustada, no encontraba a sus hijos en ninguna parte… vio la ventana abierta, y recordó que siempre le decía a Ikki, que se lleve a Shun si algo pasaba…

Nao apareció nuevamente, su expresión era impávida… llevaba en sus brazos el cuerpo inerte de su mujer… Esmeralda lo observó al principio asustada, más lentamente sus latidos se acompasaron…

¿Nao?... – murmuro la mujer – Ikki se llevó a Shun… pero no deben estar muy lejos…

Él la miro, y luego sonrió…

Leto estará feliz… es hora de que vayamos a casa Esmeralda… no será difícil encontrar a Ikki – dijo dejando a la mujer sobre uno de los sofás – Lamento…. Todo esto…

Yo también… ¡Eriol! – un joven de cortos cabellos azules ingresaba al departamento… se sorprendió al encontrar ahí a Nao…

¡Esmeralda!... Señor Nao… - quedó mudo al ver el cuerpo que yacía sobre el sofá - ¿Qué pasó?

Eriol, no vas a creer todo lo que pasó – dijo tranquila la mujer, volteando a sonreírle a Nao, más este cambió repentinamente su expresión… ella se asustó, pues ambos hombres se habían lanzado ataques sin previo aviso…

Más Eriol fue más astuto… uno de sus ataques lo dirigió hacia Esmeralda, está se defendió como pudo… encendiendo su cosmos… que aunque no lo utilizaba muy a menudo lo tenía… entonces, cuando Nao quiso defender a su cuñada… Eriol lanzó otro ataque y lo hiere… Esmeralda se pone en guardia…

¿Eriol, qué haces? – dijo la mujer colocándose frente a Nao…

Quería que fueras mía por las buenas… pero veo, que además de matar a tu hermana y a tú esposo… debí matar también a Leto… ahora remediaré mi error… primero mataré a Nao, en venganza de lo que le hizo a mi hermana – dijo el hombre mirando a Jade – y luego, Tú mi querida Esmeralda… ¡Vas a ser mía!

Fue un rápido movimiento… cuando Eriol estuvo a punto de atacar a Nao… Este encendió su cosmos y rodeó a Esmeralda con él… Eriol miro lo sucedido, algo confundido… La mujer yacía dormida, rodeada de un cosmos que le servía de escudo…

¡Veremos si aún funciona cuando mueras! – dijo levantando su puño, en dirección al hombre que yacía en el piso…

Hazlo… realmente crees que Leto no sabrá lo que ha pasado… pero, mátame… ¡Vamos hazlo, maldito traidor! – dijo el hombre...

¡Me crees estúpido!... sé que si te mato… el campo se romperá y Leto sabrá exactamente lo que sucedió… sería como una alarma – Eriol no lo mató más si lo dejo inconsciente – ¡Me sirves más vivo!

------FIN DEL FLASH BACK -------

Entonces llame a mis aliados… tomé la apariencia de Nao, y por tanto su lugar en Olimpo… no fue difícil, Leto estaba devastado por la traición de Esmeralda, y por su muerte que ni se percató que yo no era quien decía ser.. jajajaja – el hombre lentamente empezó a cambiar como lo había hecho la mujer hacia un momento… tenía el cabello más corto y la piel más bronceada… sus ojos eran marrones, tenía una expresión malvada… y la manera en que observaba a Shun, hacía que este tuviera una extraña sensación de miedo…

Hace dos años… cuando Hades murió… pude escapar del Tártaro… mi hermano… había protegido mi cuerpo… por tanto pude volver a habitar en él…hemos esperado este día por muchos años, Shun – dijo la mujer acercándose al menor, quien al retroceder se encontró con el altar tras suyo, impidiéndole seguir – Mi hermano, intentó encontrarte luego de esa noche… pero, al poseer Hades tu cuerpo, protegió tu presencia de nuestros espías… después supimos donde estabas, pero al estar en el Santuario de Atenea, estabas seguro nuevamente, además el cosmos de Shaka de Virgo no nos permitía acercarnos… sin embargo, la espera tuvo frutos… saliste del Santuario… pero ahí, te encontraste con Lestat…

¡AH!… pequeño… fuiste un tonto, no debiste dudar de tu hermano – dijo el hombre – Lestat se pondrá furioso, y su ira destruirá este mundo… nadie quedará con vida… estará tan desolado que será presa fácil de nuestro señor Cronos…

Debemos apurarnos… ya viene – dijo la mujer en un susurro.

Un cosmos rodeó a Shun y lo colocó sobre el altar…este estaba como en shock… su cuerpo temblaba desesperadamente… cuando el cosmos desapareció… una sensación de tranquilidad lo inundó y recuperó la confianza, su propio cosmos fue encendiéndose, para sorpresa de los presentes… aunque la mujer sólo sonreía… de nuevo aquel cosmos extraño apareció y comenzó a rodear el cosmos de Shun, provocando que el muchacho gimiera de dolor… lentamente Shun se incorporó en el altar, volteándose en dirección a Jade y Eriol…aún tenía su cosmos encendido… Jade hizo aparecer una lanza en sus manos, la cual lanzó contra Shun, quien parecía no tener la intención de esquivarla… Entonces despertó… un agudo dolor en su hombro lo despertó, más solo era una herida superficial… su corazón comenzó a latir con violencia… ahí estaba el motivo de esa herida superficial…

¡Lestat! – susurró aterrado… su hermano se había interpuesto entre él y la lanza… esta lo había herido en el hombro derecho, y a Shun en el hombro izquierdo… iba apuntada a su corazón - ¡Hermano!... no… no…

La lanza desapareció, y Lestat gimió por el dolor, dejándose caer en los brazos de Shun… luego se incorpora, su mirada era fría e imponente… acaricia el rostro del más joven…

¡Ikki, llévatelo! – ordenó al tiempo en que enciende su cosmos, y se dirige hacia donde ya se encontraban esperándolo sus enemigos… un rayo cae… y fuertes vientos azotan el lugar… Ikki toma a Shun, y haciendo caso omiso a sus suplicas se lo lleva del lugar…

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hades ayudaba a un herido Lestat… Leto traía en brazos a una hermosa mujer de verde cabellera… tras ellos, Nao caminaba, su apariencia era muy desaliñada… no parecía el mismo hombre que habían visto hacía una horas…

Shun los miraba llegar con la angustia dibujada en su rostro… Lestat suelta el agarre de Hades y se dirige hacia Shun… quien al tenerlo en frente se inca…

¡Perdóname!... ¡perdóname, por favor, hermano!

La herida de Lestat ya no sangraba… este había detenido la hemorragia con su energía, pero aún estaba abierta… el Dios le dirigió una mirada severa a Shun…

¿Lestat, estás bien? – Sky había salido para recibir a los recién llegados y averiguar como estaban todos, Lestat lo volteó a ver, se le acercó y le dio un fuerte abrazo… Sky era sólo unos centímetros más alto de Lestat…

¡Nunca más vuelvas a hacerme esto!... ¡Tienes prohibido dejarme, y lo sabes! – dijo al momento de separarse el Dios… - Tú verdadero padre, desea verte – dijo luego embozando una sonrisa…

Sky miró a su padre… sonrió al ver en el rostro de este una sonrisa…

Lestat se dirigía hacia su cuarto... se detuvo antes, volteándose en dirección de Shun que aún permanecía arrodillado…

¡Ven! – Shun obedeció lo siguió sin levantar la vista del piso… - No fue tu culpa… tu madre esta bien… despertará en cualquier momento… - Volteándose a encarar al peli verde levanta su rostro… - Curaron tu herida… ¿estás bien…?... Nunca más Shun, ¿me oíste?…

El joven asintió, observando la herida del mayor… luego ingresaron al cuarto, en las puertas ya los esperaba Shión, quien con su habilidad cerró la herida del Dios, ya que este estaba un poco agotado debido a la batalla, y a la pérdida de sangre…

Shun vendaba la zona de la herida en silencio… estaban solos nuevamente…

Soy un Dios recuerdas… esto no significa nada para mí… ¡Estoy bien!... Hoy después de tantos años… toda la familia está reunida – dijo Lestat sonriendo, acercando el rostro de Shun al suyo, para darle un dulce beso…

El más joven asintió y se acurrucó entre sus brazos… se sentía un poco más tranquilo… pero aún se sentía culpable de la herida recibida por Sky y Lestat…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La cena transcurrió muy amena… cuando Lestat y Esmeralda estuvieron frente a frente… ninguno dijo nada… simplemente se abrazaron… Shun notó que había cierta vergüenza en los ojos de su madre, más bien arrepentimiento… cuando ella lo vio… sus ojos se iluminaron… y al igual que unos momentos antes había hecho con Ikki, se apresuró a abrazar al más joven de sus hijos…

Todos los presentes miraban la reunión con felicidad… Shun se apresuró, luego de la cena a ir con Afrodita… mientras los demás eran deleitados con las dulces melodías de las arpas de Mime y Abel, acompañadas de las armónicas tonadas de la flauta de Sorrento…

Esa sería una noche tranquila… Lestat lo sabía… Ikki permanecía junto a él, al igual que Sky… el Dios se percató de la ubicación de su hermano… sonrió al ver que este también lo había buscado con la mirada…

“Si… todos reunidos al fin”

_________________
Volver arriba Ir abajo
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Naciste para Mi (Shunx??) *COMPLETADA*   Jue Abr 16, 2009 2:24 am

Capítulo 28º: UNO

Luego de transcurridas las celebraciones, cada uno se retiró a sus aposentos… Shun, se había dirigido al de Afrodita… necesitaba desahogarse, y en ese momento el dorado le parecía la persona más indicada.

¡Y bien, Shun!... ¿Qué pasó? – preguntaba el mayor una vez que ambos están dentro del cuarto.

¡Afro… me siento tan culpable! – Shun se apresuró a los brazos del pisciano, comenzando a derramar esas lagrimas, desahogando ese pesar que lo estaba martirizando… - ¡Fue mi culpa!... lo hirieron por que quiso salvarme… yo no iba a hacer nada… pudo haber muerto… - decía el menor entre sollozos.

Ya… pequeño… deja de llorar… él es un Dios, Shun… ¿por qué te sientes tan culpable? – dijo tomando del rostro al peli verde para observar directamente en esas profundas esmeraldas.

Yo… yo, para él… soy alguien importante… me dijeron que… si…¡Me dijeron que si lo dejo se enojará tanto que…! – dijo esto ultimo muy presuroso, pero luego calló.

Afrodita lo miraba con ternura… acarició sus cabellos… y lo atrajo entre sus brazos…

¿Quieres agradecerle? – preguntó sereno, el pisciano… - ¿Y no sabes cómo?

El problema… Afrodita… es que sí se cómo – susurró el menor…

¡No debes hacer nada que no desees, Shun! – le dijo el peli turquesa seriamente.

¡Gracias Afrodita! – dijo el menor sobresaltando al mayor… - ¡Se lo que debo hacer!

Sin más el peli verde salió del cuarto, en dirección al de Zeus… estaba decidido… sonrió irónico antes de ingresar al cuarto… “Tenías razón… por mi propia voluntad”…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Lestat se encontraba observando por la ventana… solo llevaba la parte de abajo de su piyama, tenía el torso desnudo, sus cabellos se mecían con la suave brisa que ingresaba… se había quitado las vendas… la luz de la luna iluminaba tenuemente su cuerpo, pues la habitación se encontraba a oscuras…

Lentamente Shun se le acercó… se acurruco por esa ancha espalda… la fue acariciando con una de sus manos… Lestat se había sorprendido al principio… pues no lo había sentido entrar, luego sonrió, cerrando sus ojos en el ínterin… mientas tanto las caricias habían cesado… ahora era el rostro del menor el que se movía acariciando esa espalda… luego fueron sus labios… los cuales lentamente se abrían brindando tímidos besos… poco a poco, la boca del menor se fue abriendo un poco más, dejando escapar a su traviesa lengua que recorrió una extensión de la columna vertebral del mayor… esto hizo que Lestat sintiera un estremecimiento… motivándolo a voltearse paulatinamente.

Shun repitió el procedimiento, esta vez teniendo a Lestat de frente… las mejillas del menor apenas podían vislumbrarse con esa luz, aunque en lo poco que dejaban ver, estaban sonrosadas… primero el peli verde acaricio desde el pecho, bajando lenta y cuidadosamente por el vientre del mayor, beso el lugar de la herida… mansamente fue besando el pecho del mayor dejando leves rastros de saliva a su paso, Lestat no apartaba la mirada del menor… cuando este empezó a jugar con sus tetillas utilizando su lengua, no lo soportó más… tomándolo de sus verdes cabellos lo detuvo…

Sus miradas no se apartaban la una de la otra, una ligera sonrisa del mayor hizo que su por fin desviara la suya… pero Lestat no deseaba eso… por lo que estirando un poco de esos hilos verdes lo obligo a levantar el rostro y por tanto a dirigirle la mirada nuevamente…

¡No hay vuelta atrás! – susurró el mayor antes de rozar esos, ligeramente abiertos, labios que lo estaban enloqueciendo… el beso no fue sereno… con el primer contacto ya se sentía la pasión contenida, rápidamente el mayor comenzó a explorar esa cavidad con su lengua… lo que ocasionaba que el muchacho se estremeciera de sobre manera…

Paulatinamente fue dirigiendo al peli verde hacia el lecho… una de sus manos ya rodeaba la cintura, mientras que Shun aún posaba ambas manos por el pecho del mayor… mas rápidamente las utilizó para rodear el cuello de Lestat, entregándose esta vez sin ninguna restricción a los deseos de su hermano.

Shun no supo cuando sus cuerpos se despojaron de toda prenda… lo único de lo que podía percatarse eran de las caricias, besos e incluso mordidas que Lestat le brindaba… su corazón parecía a punto de estallar, podía sentir su cuerpo temblar, y aunque su mente clamaba por otros besos, sus labios solo nombraban al hombre que estaba con él en ese instante.

Lestat no cabía en si de tanta dicha… bajaba dejando un rastro de besos por el firme vientre del menor, sus manos lentamente comenzaban a separar las piernas del más joven, sus labios luego besaron sus muslos, obteniendo un ligero gemido como respuesta… Shun se sostenía de las sábanas con mucha fuerza, sitió como su miembro era tomado por Lestat, por lo que dejo escapar gemidos cada vez más sonoros… se sentía un poco avergonzado, tapo su boca con una de sus manos… pero la necesidad de sostenerse era más fuerte, por lo que dejo pronto de hacerlo. Lestat subió una de sus manos hacia arriba, y jugando por los labios del peli verde se aventuró a introducir tres de sus dedos, Shun los acepto entre ladeos y gemidos… luego, sintió como una corriente eléctrica recorría toda su columna, su corazón palpitaba violento, junto en el momento en que se venía en la boca del mayor y dejaba escapar una exclamación…

Lestat nuevamente subió hasta sus labios, no dijo nada solo lo beso, Shun aún no se recuperaba por completo, aunque de igual manera correspondió el beso… sintió como con una de sus manos Lestat lo sujetaba de la cintura, y como la otra se dirigía hacia abajo… abrió sus ojos para encontrarse con las del mayor, al sentir como era invadida su entrada por uno de los dedos del peli celeste… quiso protestar, pero este no se lo permitió, pues en ese momento profundizó más el beso…

Cuando hubo metido un tercer dedo, Shun profirió una pequeña queja…

¡Tranquilo… relájate! – susurró tras esto Lestat, al momento en que sus dedos abandonaban el interior del peli verde… - ¡Seré amable!

Lestat volvió a besar a Shun en sus labios… este lo correspondió, fue casi imperceptible para el menor el momento… pero Lestat cuidadosamente comenzó a ubicar su miembro en la entrada del mas joven… Shun se tenso… y separó sus labios de los del Dios, lo miró asustado, mientras este, sujetándolo bien por la cintura terminó de adentrarse por completo dentro de él, consiguiendo que este gimiera por el dolor, y que unas rebeldes lágrimas escaparan de sus ojos…

¡¿Lestat?! – susurró antes de que este volviera a tomar sus labios en un demandante beso… aún se mantenía quieto, cuando sintió que Shun se relajaba, comenzó con el vaivén que tanto ansiaba…

En un comienzo, le pareció una tortuosa tortura… más lentamente… su cuerpo empezaba a reaccionar a esas sensaciones y cada uno de sus sentidos vibraba por el contacto… le estaba gustando… sentía placer, todo su cuerpo se retorcía de placer…

No supo cuanto tiempo pasó… cuando se percato de si, ya estaban, Lestat y él, sentados sobre la cama, él rodeando con sus piernas a Lestat, mientras que este besaba su cuello y con sus manos le imponía el ritmo a seguir… Shun rodeaba al mayor con sus brazos… gemía desesperado… se sentía venir en cualquier momento… Lestat lo recuesta nuevamente sobre la cama… comienza a envestirlo con más fuerza, mientras él también gime… rato después el menor se viene entre el vientre de ambos, mientras que Lestat, luego de unas cuantas envestidas más, lo hace en el interior de Shun…

Su corazón no podía calmarse… su respiración también era agitada… sentía su cuerpo totalmente adormecido… sintió como cuidadosamente aquel que también era Zeus salía de su interior… el mayor se recostó a lado de Shun, y lo atrajo a su cuerpo en un protector abrazo…

¿Estás bien? – susurró al oído del peli verde.

Shun asintió con la cabeza al momento de quedar profundamente dormido…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

_________________
Volver arriba Ir abajo
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Naciste para Mi (Shunx??) *COMPLETADA*   Jue Abr 16, 2009 2:25 am

¡No puedo entenderte!... ¿Por qué lo permitiste? – un peli azúl se presentaba ante un pensativo peli negro - ¡Eres tan poderos… tu fácilmente podrías…!

¡Yo jamás podría hacerte daño a ti o a Zeus!... ¡Claro… eso es algo que quizás entenderás cuando seas uno con Poseidón! – murmuró Hades.

¡Poseidón y yo somos uno! – dijo un tanto ofendido el emperador.

¡Si eso fuera así… entenderías mi actitud! – dijo el mayor, recostándose por la pared…

¿Qué fue lo que pasó exactamente Hades?... ¿Tú no eras así? – susurró Poseidón acercándose al Señor del inframundo, para acariciar su rostro…

Casi… despertó… pero, no era el que recordaba… estaba furioso… realmente enojado… me temo… que si despertaba por completo, nada quedaría de este mundo – susurró el peli negro aceptando el gesto de su hermano.

Por eso… ¿Lanzaste al pequeño a sus brazos?

Entiende… Cronos fue muy astuto en esta ocasión… lo hizo crecer en una realidad en la que estaba rodeado de engaño… fue criado como un Dios… y supongo que se sentía solo y aislado… es por eso que deseó tener un hermano… este sería su igual… en otras palabras… me temo… que en parte… su divinidad clamaba por nosotros… y su lado humano… quiso un hermano, no… un compañero – terminó de decir Hades perdido en cavilaciones.

¿Qué pasó exactamente, luego de que Ikki trajera a Shun?

Simple… impuse mi autoridad de hermano mayor…

------FLASH BACK -------

Los rayos caían con gran intensidad… los vientos eran inclementes y violentos… los guerreros ahí presentes miraban los hechos con expectativa… el poderoso cosmos de Zeus despertaba… su mirada iracunda haría temblar a cualquier mortal o inmortal…

Hades llegaba junto a Leto, justo cuando el dios del Olimpo, comenzaba a pelear con los guerreros… todos ellos contra él… un cosmos casi imperceptible para cualquiera pero sumamente conocido para Hades se podía sentir…

¡Cronos! – susurró el Dios… luego dirigiéndose al Patriarca del Olimpo dijo… - ¡Yo me encargo… descuide!

Leto pudo vislumbrar el altar… luego fue más consiente de la herida que tenía Lestat en el hombro… y desesperado se dirigió a ese lugar buscando a Shun… más lo que encontró lo dejó momentáneamente petrificado… ahí… en una especie de féretro se hallaba alguien, a quien él creía muerta… estaba dormida… rodeada del poder de su hermano menor… de Nao… Se concentro en esa esencia… y descubrió el origen… junto detrás del altar… en una prisión, encadenado… se encontraba su hermano… su corazón dio un vuelco al entender toda la situación… el delirio de su sobrino…

¿Nao?...

El hombre lentamente abrió los ojos… sonrió y su cosmos se apago… mientras susurraba…

¡Al fin!

¡Hermano! – Leto destruía las cadenas que lo aprisionaban…

¡La protegí… pero no pude contactarte… solo podía con una cosa! – comenzó a decir casi desesperado - ¡Perdóname… nunca pensé..!

¡Cállate!... fue mi culpa… no me di cuenta, lo siento… pero ahora todo va a estar bien… hermanito – decía Leto acariciando los largos cabellos de su hermano…

¡Esmeralda!... debemos sacarla de aquí… y encontrar a Ikki… él tiene a… ¡Tienes un hijo Hermano!... otro, digo… - dijo desesperado el menor… bañado en lagrimas de puro cansancio…


¡Lo se.. Shun ya esta conmigo y con Lestat! ¡Vámonos!... ¿Puedes caminar?

¡Si!... creo que sí…

Ambos hombres salieron de donde estaban… la mujer aun dormía…. Más ya no estaba rodeada de ninguna energía… por lo que Leto la saco de donde se encontraba y tomándola en brazos, le dirigió la mirada a su hijo justo en el momento en que…

¡ZEUS!... ¡DEBES TRANQUILIZARTE! – Hades intentaba por todos los medios llegar lo más cerca posible del otro Dios…

¡CASI LO PIERDO!... NO… NUNCA LO TUVE… ÉL ME ODIA… POR ESO HUYÓ… - gritaba Lestat mientras esa extraña energía que solo Hades podía ver parecía hacerse más fuerte…

¡EL NO TE ODIA!... ¡LO SE! – dijo al fin Hades…

¡PERO… TAMPOCO… ÉL TE AMA A TI… Y HABÍA NACIDO PARA MÍ! – dijo Zeus dejando escapar todo su cosmos con ese grito… las cosas no andaban nada bien…

¡Perdóname hermanito… hace mucho que no hacía esto!... ¡ZEUS!... ¡REACCIONA! – dicho esto Hades le dio un fuerte golpe en el estómago consiguiendo que el menor perdiera la consciencia, justo al momento que los guerreros enemigos optaron por huir…

Hades levantó la mirada hacia Leto, quien llevaba a una mujer en brazos…

¡Debemos volver!...

------FIN DEL FLASH BACK -------

Eso es todo… simplemente lo golpeé – terminaba de decir Hades sonriendo…

¿Y qué hay de Shun? – preguntó Julián…

El hizo lo que debía hacer… estrechar su vínculo con Lestat… y con Zeus… - susurró Hades perdiendo su mirada en las estrellas y en un cometa que justo caía en ese momento…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La mañana trajo mucho ajetreo en Olimpo… Esmeralda había vuelto a la vida, no solo a Leto y a Nao… si no también a Sky y a Ikki, quienes entre charlas reían…

Hades también disfrutaba de la compañía de Poseidón, Abel, Hilda, Atenea y Elis… ellos esperaban ansiosos a Zeus… pues uno de los espías de Hades les había informado muy temprano que las puertas del tártaro estaban sin emitir ninguna señal desde la pasada noche… Eso era, según Hades, un mal presagio… pues después de la calma… suele avecinarse una tormenta…

En los corredores del Olimpo, dos guerreros dorados se encontraron… uno se tenso al verlo, el otro simplemente se quedó quieto…

¿Cómo esta Shun? – preguntó al fin, el rubio…

Mejor… olvídate de él, Shaka… él ya es uno con Zeus… y eso te deja fuera – dijo el peli turquesa suavemente, sin dirigirle la mirada… Shaka fue ahora el que se tenso… y tomando al pisciano del brazo, exigió una explicación… - ¡Suéltame!

¡Los celos te obligan a decir eso!... ¿o no, Afrodita? – dijo serena y fríamente el virgo…

Te tardaste demasiado, Shaka… te advertí que no te alejaras de él… ahora, suéltame… si quieres pensar que son celos… solo míralo bien cuando te encuentres con él… y sabrás que no miento – dijo el pisciano soltando el agarre y alejándose…

En otra habitación, Sorrento ingresa a hurtadillas… ahí ya lo esperaba un peli naranja…

¡¿Otra vez?!... ¡Realmente te gusta ese Dios! – dijo risueño Mime… - Ahhh jijiji… no te avergüences… ¿es tú señor, no es así?... no puedes negarte…

¡Te equivocas! – respondió el ojimorado – Si me entrego a él… es por que lo amo… no me importa si no es correspondido… aunque debo admitir… que anoche no pasó nada… solo quería compañía…

¡Ahhhhh!... sabes lo que yo creo…

¿Qué?

Que eres igualmente correspondido – soltaba Mime con una sonrisa juguetona… - Por cierto… ¿qué sabes de Shun?

Por lo que me pude enterar… está con su señor… - susurró Sorrento – con Zeus…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

_________________
Volver arriba Ir abajo
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Naciste para Mi (Shunx??) *COMPLETADA*   Jue Abr 16, 2009 2:26 am

Una caricia en su espalda, lo hizo despertar… se sentía tan a gusto que no quería abrir los ojos… estaba tan cálido… esos brazos hacían que se sintiera muy bien… perezosamente comenzó a abrir los ojos… al hacerlo… se encontró con unos muy celestes… sonrió al verlos.

¡Buen día! – murmuró el mayor… una sonrisa fue su respuesta… - ¿Tienes hambre? – a lo que Shun asintió…

Lestat cargo en brazos a Shun y se dirigió al baño… ahí sumergidos en cálidas aguas, volvían las caricias y los besos… pero solo caricias y besos… cuando se hallaron vestidos, el peli celeste se aproximó al oído del menor para decirle…

¡Ahora… pide! – Shun volteó a ver confuso al Dios - ¡No habrá nada que no te conceda!

¡Ya, Lestat!... no hay nada que yo quiera… que ya no me hayas dado – susurró antes de besarlo dulcemente en los labios…

Ambos jóvenes salieron de la habitación y se dirigieron al comedor… ahí ya esperaban los demás… inmediatamente cuando ingresaron al lugar, Lestat empezó a comportarse frío con Shun… este al notarlo le dirigió una mirada escrutante, más al sentir otra mirada sobre él, prefirió mirar hacia su madre, quien en ese momento no dejaba de alabar lo bonito que era…

¡Ya… por favor, no diga eso! – dijo el peli verde algo avergonzado…

¡Lo haré si me llamas mamá! – dijo firme la mujer… su comentario hizo que más de uno dejara de hacer lo que estaba haciendo para observar la reacción de Shun, quien se había quedado sin habla…

¡Mamá! – dijo al fin con una tierna sonrisa y una mirada dulce hacia la mujer…

Ikki era el que más hacía notar su felicidad, incluso Saori dijo a Hilda, nunca haberlo visto tan feliz… por la tarde todos los dioses se reunieron en el salón del trono… esta vez, ni siquiera Leto participó… Shun se había ido a refugiar en los brazos de Afrodita, luego de saludar cordialmente a Shaka, quien estaba en el camino… se sentía dolido por la actitud de Lestat, no le había prestado nada de atención desde que llegaron al comedor… por otra parte… aún no podía enfrentar la mirada a Hades… todo el tiempo la evitó…

Ikki conversaba un poco más allá con Sky, Shun no dejaba de mencionar el hecho de que su hermano y su primo se parecían bastante… y ambos asemejaban a Nao y Leto… quienes también estaban con ellos conversando… de tanto en tanto, Nao alborotaba la cabellera de su hijo, y este sumiso sonreía, aunque Ikki deseaba burlarse, no lo hacía por que Leto hacía exactamente lo mismo con él… Shun sonrió al ver la escena…

¡Se ven tiernos… ¿verdad?! – dijo Esmeralda al acercarse a Afrodita y Shun… ambos asintieron… - Gracias por cuidar de mi pequeño… ¿Afrodita, no es así?

¡No he hecho nada, mi señora! – contesto el pisciano sintiendo enrojecer sus mejillas…

Jajaja no me digas así… antes me llamabas Esmy… - dijo la mujer sonriéndole al peli turquesa - ¿O acaso ya no me recuerdas?

¿Conoces a Afrodita, mamá? – Shun miraba a ambos con curiosidad…

Tal vez el no me recuerde, cariño… pero yo cuidaba de él de niño… su madre fue sacerdotisa de la diosa Afrodita, también… de hecho… - comenzó a decir Esmeralda…

De hecho, era su maestra… si… ¡ya la recuerdo! – comentó Afrodita entusiasmado – cuando ella murió mi padre me llevó al Santuario para que me entrene como caballero…

Y veo que lo conseguiste… jijiji y eres muy hermoso, como ella decía que serías – dijo feliz la mujer atrayendo a Shun hacia sus brazos…

Shun se sentía asombrado… realmente era pequeño el mundo… se sintió feliz luego… Afrodita y él no se habían llevado bien desde un principio… pero ahora le tenía mucho cariño… se convirtió en su amigo y confidente… suspiró largamente mirando hacia su antiguo maestro… él quería mucho a Shaka… y le hacía falta estar con él… pero tenía miedo… jamás podría corresponder sus sentimientos… y menos ahora…

La tarde pasó… y la noche no fue menos agradable que todo el día… en la reunión se había decidido preparar las tropas… la guerra era inminente… aunque aún no supieran del todo, que tramaban sus enemigos… lo mejor sería precaver… también hablaron de la posibilidad de que el Olimpo dejara de ser un lugar seguro cuando la batalla diera inicio…

Otra cosa que Zeus pidió, pero especialmente a Hades, fue que le pidiera a su hijo Hipnos para que durmiera de ser necesario a la humanidad entera, para que estos no sean conscientes de las batallas… por su parte, él utilizaría todo su poder para centrar la batalla en Olimpo… Hades mencionó también, que podría hacerse en el Inframundo… más no serían ellos los que decidieran, sino Cronos...

Durante la cena… reinaba una cierta incertidumbre por parte de Shun… Lestat definitivamente no lo quería ni ver… apenas y le dirigía la palabra… nadie parecía notarlo más que el propio Shun…

¡Me disculpan… estoy cansado… iré a dormir! – dijo antes de dirigirse rápidamente al único cuarto en el que en ese momento se sentiría seguro…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Los dorados y demás caballeros, incluyendo a los especiales huéspedes de Zeus, o sea Mime, Sorrento y Afrodita, comían en otro comedor, más espacioso, en donde no se sintieran cohibidos debido a las presencias de tantas deidades… y donde podían hablar más tranquilamente… esto a pesar de que Zeus había insistido en que no era necesario… todos insistieron… y por fin accedió…

Afrodita conversaba con Mascara de cosas sin importancia… mientras Mu intentaba sacarle a Shaka que era aquello que lo apesadumbraba… de tanto en tanto… el rubio le dirigía la mirada al pisciano… este simplemente nunca volteaba a mirar a nadie… ya que tampoco quería encontrarse con los ojos de Radamantys que jamás perdía la oportunidad de coquetearle…

Otro que parecía estar en una amena charla era Mime… Kanon se comportaba, ciertamente muy amable con él… y como este se sentía aún muy agradecido con el mayor por haberlo salvado en aquella batalla en las puertas del tártaro, le hablaba con la misma amabilidad y simpatía…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Shun, al no encontrar a Afrodita en su cuarto comprendió que no era muy tarde… por lo que optó por ir a su cuarto a dormir… ya mañana vería como hablar con Lestat para reclamarle su actitud…

Aún no había dormido cuando sintió que las puertas del cuarto se abrieron… sintió un estremecimiento recorrer su cuerpo… y se fingió dormido… intentó serenar sus nervios cuando sentía como se hundía el lado de la cama por donde Lestat se aproximaba… sintió la caricia… como su cabello era acomodado… luego esos labios posarse por su cuello... gimió por eso… mas…. “Este olor es…”

¡Hades! – el menor se sobresaltó volteándose en la cama e intentando alejarse del mayor, pero sus manos fueron sujetas por el Dios, mientras este se acomodaba sobre él… - ¿Qué… qué haces?… Lestat podría…

No pudo terminar la frase por que el peli negro se lo impidió al unir sus labios en un apasionado beso… Shun intentó soltarse, y evitarlo pero no podía… su corazón comenzó a latir con violencia… estaba asustado…

¡Descuida! – susurró Hades al alejarse para permitirle al menor respirar - ¡Él sabe que estoy aquí!

Ehhh

Otro beso impidió que hablara, las caricias se hicieron presentes y lentamente fueron despojándose de sus prendas… Shun se dejaba hacer a la voluntad del Dios, se entregaba sin ninguna resistencia… retribuía cada beso y cada caricia con la misma intensidad con la que la recibía… cuando el mayor se hubo acomodado entre las piernas del menor, introdujo lentamente su miembro en él… Shun se sujetó fuertemente del Dios al punto de arañar su espalda, ocasionando que este se sintiera más excitado… sus envestidas fueran suaves al principio, pero pronto su cuerpo y su deseo le impulsaron a imponer un ritmo un poco más fuerte… los gemidos se escuchaban por toda la habitación… Shun se había venido en el vientre del mayor… más este parecía aún no estar dispuesto a que eso termine… con una de sus manos acariciaba el cuerpo del más joven, mientras besaba su cuello y luego sus labios… pronto sus manos despertaron nuevamente el sexo del menor…

¡Hades!... ya… ya no… - gemía Shun entre jadeos…

Las envestidas se hicieron más potentes… ocasionando que Shun rodeara nuevamente con sus brazos el cuello de Hades… por fin nuevamente Shun se vino entre sus vientres mientras Hades lo hacía en su interior…

¿No… entiendo? – susurró el menor al ser envuelto en los brazos del Dios…

¡Duerme… te lo explicaré mañana!

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Sabes primito… esto sí que no lo entiendo… ¿Por qué? – decía Sky a Lestat recostándose por una pared en lo que parecía ser una biblioteca...

Hades y yo somos hermano… no es la primera vez que hacemos algo así – murmuró mirando un libro…

¿O sea que si Poseidón deseara poseer a Shun también lo dejarías? – preguntó sagas el mayor…

Sabes que si Shun no estuviera enamorado de él, jamás permitiría esto… por más amor que sienta Hades – dijo firme, Zeus – Yo lo amo… y deseo verlo feliz… además… no te niego que es excitante…

¿Umm?

¡Quien quita que en un futuro no muy lejano podamos estar los tres juntos! – decía meloso el Dios…

¡Valla, creo que definitivamente es con Zeus con quien hablo! – dijo el mayor dirigiéndose hacia la puerta…

Zeus o Lestat… ya somos uno primito… y ambos pensamos igual – dijo embozando una sonrisa… - ¡Si… somos uno!…

---

Shun despertaba envuelto en sabanas… se incorporó con pesadez… abrió los ojos perezoso, solo para abrirlos luego completamente de la impresión de encontrar a Lestat justo sentado en un diván frente a la cama…

¡Lestat! – dijo casi sin voz…

¿Te sientes bien? – preguntó ofreciéndole un poco de fruta…

Shun lo miró confundido… de pronto se avergonzó y deseó ir hacia el baño… más Lestat se lo impidió…

¡No me molesta tu olor!... – dijo el dios tomándolo de la cintura y volteándolo para que lo mirara al rostro… - ¿Acaso te hizo daño?

Ahh… no… - susurró sorprendido…

Me alegro… entonces… ¿Estas feliz? – preguntó el dios con una sonrisa vivaz…

Shun asintió lentamente…

Bien… quiero que sepas… que lo único que deseo es que seas feliz… - el peli celeste rozo sus labios hecho que sorprendió al más joven quien lo empujo diciendo…

¡Me voy a bañar!

Jajajaja ¡Esta bien!... – Lestat lo siguió al baño y vio con atención como este se sumergía en la Terma, luego desprendiéndose de sus prendas lo siguió… - ¡Te ayudaré!... Hay algo que quieras pedirme… dijo acercándose a su cuello… de pronto Shun despertó…

¡Sí! – dijo alejándose de él… y apuntándole con uno de sus dedos acotó - ¡No vuelvas a ignorarme… ME MOLESTA!

Jajajaja… Está bien – susurro acariciando ese níveo rostro – No lo volveré a hacer…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Shun platicada animadamente con su madre… de pronto se sintió mal… le faltaba el aire… un extraño cosmos lo rodeó e hizo que su herida, la que se hiciera en el hombro izquierdo se abriera… su madre miró lo acontecido asustada… esa extraña presencia los rodeó…

Cuando ambos despertaron, Shun se hallaba frente a las puertas del Tártaro, su madre era firmemente sujetada por Eriol…

Jade, quien estaba acariciando los cabellos de Shun, al percatarse de que este despertó, llamó a su hermano…

¡Ya es hora! – murmuró…

¡NI SE TE OCURRA LASTIMARLO, JADE! – gritó Esmeralda intentando zafar el agarre…

Tranquila… Esmeralda… después del esfuerzo que tuvimos que hacer para que todo saliera bien… y poderlos traer aquí… ni siquiera puedes imaginarte, como le costo al poderoso Cronos traerlos – susurró el hombre…

Acercaron a Esmeralda hacia Shun quien se encontraba en una especie de altar improvisado… el menor estaba encadenado a esa roca… aproximaron a su madre hacia él…

¡Sangre por Sangre! – dijo Jade, justo en el momento en que aparecían Zeus, Hades y los demás, solo para presenciar cómo Jade degollaba a Esmeralda sobre el rostro de Shun….

_________________
Volver arriba Ir abajo
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Naciste para Mi (Shunx??) *COMPLETADA*   Jue Abr 16, 2009 2:27 am

Capítulo 29º: Unidos

¡Sangre por Sangre!...

¡Mamá… NOOOOOOOOOOOOOO! – Shun se había liberado de las cadenas que lo aprisionaban… un cosmos muy diferente al suyo empezó a rodearlo… - ¡MALDITOSSS! – un cosmos extraño… y maligno.

Hades, Poseidón y Zeus miraron la escena incrédulos… las puertas del Tártaro comenzaron a abrirse… tras ellas, una imagen se perfilaba… acercándose lentamente hacia el joven cuyo cosmos se le asemejaba…

¡IKKI… SKY! – llamó Zeus…

¡Sólo necesitaba que un alma pura, conociera el verdadero odio! – soltaba aquel ser acercándose a Shun, mientras lo hacía, encendía su cosmos… este era muy parecido al que emanaba Shun… con él lanzó un ataque hacia sus hijos… quienes se defendieron con sus respectivas armas y cosmos… - ¡Es tiempo de saldar cuentas!

Shun sentía todo su juicio nublado… una extraña emoción lo inundaba… una que clamaba sangre… sangre de todo aquel que osase acercársele… no sentía ningún dolor… solo odio… volteó a ver a aquel que le hablaba con su cosmos… era un hombre maduro… sumamente parecido a Hades, pues sus cabellos y sus ojos eran igual que los del dios mayor…

“Ven a mí”… le llamaba ese ser… a quien Shun sentía no podría negarse jamás… pero justo en el momento en que Cronos iba a ponerle una mano encima al peli verde, Zeus lo ataca con un poderoso rayo… e Ikki, aprovechando la distracción, toma a Shun en sus brazos y se lo lleva….

¡NO! – grita el Titán sintiéndose furioso por la hazaña del Caballero de Perseo.

Momento que Hades y Poseidón aprovechan para lanzarle ataques simultáneos… Zeus se encarga de rodear a Ikki, Shun y Sky, con su cosmos… después todos desaparecen… Cronos mira a sus súbditos… y con su cosmos invoca a su ejército…

¡La Batalla Final será en Olimpo!

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Shun!... ¡Reacciona, hermanito! – Ikki colocaba a Shun en el suelo… limpiaba su rostro ensangrentado… el pequeño tenía la mirada perdida… aquel cosmos se había esfumado… - ¡Shun, Háblame! – Ikki abrazó a su hermano fuertemente - ¡Yo estoy contigo!... ¡Nunca voy a dejarte!

La ira de Zeus se hacía escuchar por los cielos… el sonido de los relámpagos hizo reaccionar al peli verde quien se acurrucó en los brazos del peli azul, ante la atenta mirada de Hades y Poseidón…

A una pequeña distancia… Sky depositaba los restos de Esmeralda frente a su tío… lo miró con tristeza…

¡Así que por eso… te despediste de mí anoche! – murmuró amargamente mientras acomodaba sus cabellos delicadamente… - ¡Esta vez lo haré mejor! – cubrió el cuerpo con su manto… y le pidió a su hermano que se encargue… solo para aproximarse luego hacia el menor de sus hijos… que aún no reaccionaba del todo…

Nadie respiraba en el momento en que observaron cómo Ikki levantaba el rostro del menor… y besaba su frente…

¡Mi pequeño, Shun! – fueron las palabras del ex fénix, palabras que rompieron el silencio que se había impuesto debido a los hechos… Shun extendió una de sus manos y acarició el rostro del mayor…

¡Ikki! – Shun rompió a llorar… al escuchar esos sollozos a todos les volvió el alma al cuerpo… Leto se acercó al menor, y este se le lanzó a los brazos… Zeus pareció complacido con la escena…

¡Vámonos! – llamó a sus hermanos de antaño… - ¡Debemos invocarlo… aquí!

Leto, acompañado de Ikki, se llevó a Shun hacia el templo…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La ceremonia funeraria fue triste… más no tuvieron mucho tiempo para llorarla… su cuerpo fue rodeado por incontables flores, por cortesía de Afrodita… y luego fue enterrado junto al cuerpo de su hermana…

Ikki se llevó a Shun al cuarto… en el… lo recostó en la cama, mientras acariciaba sus cabellos y lo miraba dulcemente…

¡Nuestra madre esta ahora cuidándonos desde el cielo, Shun!... ¡No vuelvas a dejarte llevar por el odio… deja que yo me vengue por esto! – dijo el mayor besando la frente de su hermano…

¡Ikki!... ¿Qué me paso? – pregunto el menor cerrando sus ojos.

¡No lo sé!.... ¡Pero no volverá a pasar!

En el salón del trono, todos los dioses fueron reunidos… incluyendo a los hijos de Hades, Hipnos y Thanatos… Zeus parecía exhausto al igual que Poseidón y Hades… a pesar de sus apariencias, se mantenían firmes y sus órdenes eran claras…

Hipnos, quiero que utilices tu poder y duermas a toda la humanidad… - decía Hades

¡Sólo podre hacerlo, sin causarles daño, hasta el alba! – dijo escueto el Dios

¡Eso será tiempo suficiente! – acotaba Zeus… - ¡Thanatos… tú nos acompañaras en esta batalla!

¡Eso será todo un placer!

¡Abel, Elis, Atenea! Invoquen sus armaduras sagradas… ¡Hilda! usted puede abstenerse de combatir… - decía Poseidón.

¡No mi señor!... ¡Odín me ha hablado y me ha concedido su permiso para utilizar su armadura en esta batalla! – contesto la princesa…

¡Bien!... ¡Vayan a preparar a sus caballeros!... ¡La batalla comenzará con los últimos rayos de sol! – Zeus dijo eso y se retiró, al igual que los demás, quienes también emprendieron camino hacia el lugar donde aguardaban sus caballeros…

Mime, Sorrento y Afrodita ya estaban totalmente vestidos con sus armaduras… en eso Zeus les sale al paso, pues ellos se dirigían junto a sus compañeros…

¿Dónde van?

¡Señor!... ¡Iremos junto a nuestros compañeros para luchar! – contestó Sorrento

¡Ustedes no van a participar de esta batalla!, ¿acaso olvidaron lo que les dije hace un tiempo? – dijo el Dios con una sonrisa juguetona.

¡Pero!... ¡Es nuestro deber! – dijo Mime.

¡No pelearán!... ¡es mi última palabra! – dijo al fin el Dios.

¡Lo sentimos señor… pero debemos ayudar, nosotros formamos parte de un equipo… y ya lo hemos decidido…! – dijo Afrodita y sus compañeros asintieron…

¡Y que me ofrecerán para que yo acepte! – dijo maliciosamente Zeus… lo jóvenes se miraron entre sí, confundidos…

¡Si me permite ir, mi señor… prometo deleitarlo con las melodías de mi flauta siempre que usted guste! – dijo Sorrento con un tono dudoso… como tanteando el terreno.

¡Ve, general… y cuida bien de mi hermano! – el peli morado salió en dirección a donde se encontraban los ejércitos de Poseidón…

¡Yo… siempre que desee, lo deleitaré con el sonido de mi arpa, mi señor! - acotó Mime mirando a Lestat…

¡Tú señora ha decidido combatir en esta batalla, aunque no este de acuerdo con eso… cuídala bien! – Mime sonrió y se dirigió presuroso a donde sus compañeros aguardaban…

¡Yo…! – comenzó a decir Afrodita…

¡Yo tengo un pedido que hacerle caballero… y usted lo acatará… así que más le vale que no se atreva a morir en esta batalla! – dijo Zeus seriamente… sorprendiendo de sobre manera al dorado por aquellas palabras…

¡Lo que me diga… yo lo haré sin dudarlo! – dicho esto Afrodita se dirigió hacia donde sabía estaban sus compañeros…

¡Sí, lo se caballero!... “Nunca dejaré de ser un crío caprichoso” jajajaja – Zeus ingresaba a su cuarto… ahí ya se encontraban sus familiares… - Padre, tío ustedes se llevaran a Shun junto con Hipnos a Eliseo… Ahí estarán a salvo… Sky, Ikki, ustedes vayan a prepararse para la batalla… no podría lograrlo sin su ayuda…

¡SI! – dijeron ambos jóvenes al unísono y se retiraron…

¡Padre, ¿Shun?!

¡Duerme…!

¡Cuiden bien de él…!

¡Estás seguro que no prefieres que yo vaya también sobrino! – Nao hacía uso de palabra.

¡Me serás de mayor utilidad, protegiendo a mi hermano, tío!... ¡Yo prometo, proteger a Sky también! – fueron las palabras del Dios antes de pedirles con la mirada que lo dejen a solas con Shun.

¡Hipnos no permitirá que despiertes hasta que lleguen a Eliseo!... ¡Perdóname… pero no voy a arriesgarme a que me digas que quieres luchar! – Lestat rozo los labios del menor… - ¡Estarán bien!... ¡Los tres…!

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

_________________
Volver arriba Ir abajo
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Naciste para Mi (Shunx??) *COMPLETADA*   Jue Abr 16, 2009 2:28 am

¿POR QUÉ?... ¡QUE SEA UN DIOS NO LE DA DERECHO A HACERME ESTO!... ¡YO TAMBIÉN SOY UN CABALLERO! – rugía Shun sumamente alterado… había despertado hacía unos veinte minutos y Leto le tuvo que contar todo lo acontecido…

¡Tranquilo, hijo!... ¡Te vas a sentir mal nuevamente! – intentaba apaciguarlo Leto, ante la atenta y soñadora mirada de Hipnos…

¡AHORA MISMO IRÉ A AYUDAR! – dijo el más joven al fin…

¡Me temo que no podré permitirlo… pues mi padre me encargó muy especialmente que bajo ningún motivo le deje salir de Eliseo! – murmuró el joven Dios colocándose justo enfrente de Shun…

¡ESE ES OTRO!... ¡ESTO SE LOS VOY A COBRAR A LOS DOS!... ¡NO HACEN MÁS QUE MENOSPRECIARME! – Shun parecía sumamente contrariado, de sus ojos empezaron a salir lágrimas de impotencia - ¡No es justo!... no lo es…

Nao tomaba el hombro de su hermano… se miraron entre sí… unos poderosos cosmos se hacían sentir… la batalla ya había comenzado…

----

No había pasado mucho tiempo, quizás sólo unas tres o cuatro horas… pero en ningún momento se apaciguaron la intensidad de las energías en conflicto. Shun permanecía estático, en posición de loto… intentando calmar sus pensamientos… y atraer a su amiga hasta ahí… “Pero quien creerán que soy… además de caballero de Andrómeda, ex reencarnación de Hades… fui discípulo del poderoso Shaka de Virgo… su mejor discípulo”… pensaba el menor, cuando al fin pudo sentirla.

Hipnos intentó evitar su ingreso… más la poderosa cadena cuadrada de Andrómeda hizo una grieta en el tiempo y en el espacio, invistiendo a su dueño con el ropaje sagrado de caballero… Shun sonrió a su guardián…

¡Tranquilo, Hijo!... ¡Tú padre no se atreverá a cuestionarte… me conoce bien! – dijo Shun encendiendo su cosmos al punto en que su armadura se dora por completo… mira a su padre y a su tío sonriendo - ¡Estaré bien! – y nuevamente es la cadena cuadrada la que guía al caballero de Andrómeda al lugar de la batalla…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La batalla estaba durando demasiado… aunque hasta el momento se podría decir, que no tenían muchas perdidas… ambos bandos estaban parejos… sin embargo los guerreros de Cronos tenían ventajas… a pesar de ello, los caballeros dorados, generales marinas, los dioses guerreros y los caballeros celestiales tampoco se quedaban atrás… hacían gala de todo su poder, en una maravillosa conjunción de fuerzas… pues todos luchaban en equipo…

Seiya, Shiryu y Hyoga también luchaban… pero ellos más a la defensiva… pues jamás se apartaban de Saori, protegiéndola de los ataques, luchando, por primera vez, hombro a hombro con su diosa…

Hilda luchaba a la par de Poseidón… este descubrió en batalla lo parecidos que eran ellos cuando a estrategias se trata… él con su tridente, ella con su lanza… y de tanto en tanto… utilizando, también, la poderosa espada de Odín…

Mientras que la dupla, Elis - Abel era casi invencible… la diosa de la guerra y el dios del sol, era muy efectiva en contra de aquellos guerreros de las sombras, los cuales debido a la influencia de Cronos eran muy poderosos…

Hades no tenía misericordia con nadie, al igual que su hijo… eran quienes menos problemas estaban teniendo a la hora de luchar… sin complicaciones Hades acabó con dos de los cuatro guerreros… Atila y Ayax ya eran historia… ahora seguían Nao y Tifón, de quienes Thanatos quería encargarse personalmente…

Jade se enfrentaba contra Sky… este le había pedido a Lestat ser él quien se enfrente con su madre… mientras Ikki, se encargaba en ese junto momento de saldar cuentas con Eriol…

Zeus por su parte… luego de haberse desaparecido en las primeras horas de la batalla, debido a que había pasado primeramente al Tártaro para impedir con su poder que otros titanes que dormían ahí, escapasen, volvió se enfrentó con algunos guerreros… más su objetivo principal era Cronos… a quien sin embargo, a pesar de estar en condiciones de enfrentar… y a pesar de contar ya con el arma que le ayudaría a derrotarlo, aún no enfrentaba.

¡¿Qué pasa hijo?!... ¿Temes?... – decía el padre de todos los Dioses - ¿Ya sabes lo que podría pasar… verdad?

Zeus no decía nada… se sentía atado de manos… Hades se colocaba junto con Poseidón, a su lado…

¡No puedes! – murmuró el Rey del Inframundo.

¡Ignoro lo que podría pasar! – susurró Zeus…

¡No tenemos muchas opciones hermano… sus guerreros no pararán de surgir a menos de que lo derrotemos! – mencionaba Poseidón…

Zeus volteó a mirar cómo de las mismas sombras se creaban los enemigos que venían a enfrentarlos… Cronos sonreía malignamente al ver la preocupación reflejada en la mirada de sus tres orgullosos hijos…

¡Y bien!... ¿Se rinden?...

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Shun miraba la escena… Zeus no atacaba… no entendía por qué… mientras más tiempo dejaran pasar… más poderoso se haría Cronos… y entonces una idea cruzó por su mente… y sus dudas fueron satisfechas con las palabras de Cronos…

¡Si me atacas con el Gran Hoz de Pedernal!.. ¡LO PAGARÁS CON SU VIDA! – gritó Cronos sintiéndose victorioso - ¡Tú sangre y la de esa mujer… unieron mi destino a su vida!... ¡Es esa la duda que tenías! ¿NO ES ASI? JAJAJAJAJA

¡Maldito!... ¡¿Qué haremos?! – Zeus se sentía impotente… no tenía previsto eso… más cuando fue al Tártaro para sellarlo momentáneamente contra cualquier otra fuga… se figo en las extrañas inscripciones alrededor de la roca, y más específicamente en las cadenas que ataban a Shun a ella… sabía que no significaban nada bueno… pero no creyó que significara eso… ahora el Hoz que tenía le era inútil…

Cronos atacó a los tres dioses… y de las manos de Zeus desapareció el Hoz apareciendo en las manos de su padre…

¡Yo soy el verdadero dueño el Hoz!... ¡Tú sólo lo pediste prestado para vencer en la mitología a Phoebus! Jajajaja ¡LISTOS PARA CONOCER EL TÁRTARO, NIÑOS! – rugía el poderoso ser - ¡LIMPIARE LA TIERRA DE TANTA INMUNDICIA… Y SOBRE SUS CENIZAS UNA NUEVA ERA DE TITANES EMERGERÁ!

Todos sin excepción se ponían en guardia… llevaban las de perder… Sky miraba con tristeza como su madre era consumida por las llamas justo en el momento en que Cronos mencionaba que limpiaría la tierra, igual suerte corrió Eriol… ellos se salvaron de ese mismo destino sólo por portar sus armaduras…

¡Y ESO DE INMUNDICIA… ME INCLUYE! – Shun había aparecido justo detrás de Cronos, quien volteándose reconoció en él su propio cosmos…

¡Haz venido a mí! – Shun se arrodillaba frente a él… el joven de verde cabellera a pesar de estar desprovisto de armadura alguna no era dañado por la energía que había destruido tanto a Jade como a Eriol - ¡Aceptas estar a mi lado!

Shun tenía la mirada perdida… tanto Zeus, como Hades e Ikki casi enloquecen al verlo ahí…

¡Eres todo lo que deseo! – murmuró el menor - ¡La imagen de quien amé… el poder y el ímpetu del que me reclamó como suyo! – Shun se acercaba a Cronos sin ser detenido por este… es más, el titán parecía sumamente complacido con las muestras de interés del menor… aunque jamás bajaba la guardia con respecto a sus hijos…

Shun lentamente se acercó a los labios del hombre… Zeus no podía soportarlo… lanzó un rayo que no llegó a destino por que Hades lo intercepto…

¿QUÉ CREES QUE HACES? ¡PODRÍAS LASTIMARLO!

¡IDIOTA, NO LASTIMARÍA A SHUN! ¡SOLO DESEO HERIRLO A ÉL!

Mas el beso se dio y el cosmos de Shun se volvió uno con el de Cronos… unos fuertes vientos hacían que todos retrocedieran un poco… todos menos los tres dioses principales…

Un poderoso rayo surcó el cielo y cayó justo donde Shun se encontraba con Cronos… pero debido a que el poder del Titán los rodeaba a todos… Todos fueron a parar justo en las puertas del Tártaro… mientras a los pies de Zeus se apareció el Gran Hoz…

¡Espero que sepas lo que haces, Shun! – dijo Ikki llamando la atención de Zeus… solo para luego mirar el motivo de las palabras de su primo… Hades también parecía comprender lo que iba a pasar…

Cronos estaba completamente rodeado por las Cadenas de Andrómeda… Shun, ya con su cosmos real… no se movía ni un milímetro parecía estar sumamente concentrado en lo que hacía… proporcionarle mayor resistencia a sus cadenas…

¡QUE HACES! – rugía el Titán…

¡Quizás sólo yo entienda lo que significa estar encadenado… al igual que tú yo lo he estado… tú lo has estado al Tártaro… como yo, al destino de mi estrella guardiana! – Shun empezaba a debilitarse… y la intensidad de su cosmos a diezmarse - ¡No puedo… permitir que… lastimes a la humanidad…!

Las puertas detrás de Shun comenzaron a abrirse… de su interior una extraña fuerza que asemejaban cadenas emergieron en dirección a Cronos…

¡TÚ COMPARTIRÁS MI DESTINO! – rugió el Titán y su cosmos rodeó a Shun, quien no hizo el más mínimo intento de resistencia…

Tres poderes combinados a otros, muchos varios poderes, dieron de lleno en contra del Titán empujándolo dentro del Tártaro en donde unas cadenas lo envolvían mientras este gritaba que se vengaría… justo en el momento en que parecía que Shun correría con la misma suerte…

¡Mi Perseo… siempre vendrá a salvarme! – susurró el menor al momento de perder la poca conciencia que le quedaba…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Cuando el Sol iluminó con sus poderosos rayos… la humanidad despertó de su profundo sueño… totalmente ignorante de los hechos acontecidos… mientras que cada Dios, hacía el balance de sus pérdidas… que a pesar de dolorosas eran pocas…

En un cuarto del Olimpo… un joven despierta como de una pesadilla… sonrió al ver a su padre cuidándole amorosamente… su hermano Ikki, le dijo, estaba ayudando a reparar el templo, mientras que Zeus, junto con Hades y Poseidón utilizaron su propia sangre para endurecer más las cadenas que encerrarían a su padre, por varias eras más…

¿Y está muy disgustado… pa… pá? – susurró el menor mirando como al hombre se le iluminaba el rostro al escucharlo llamarlo así…

¡Descuida!... ¡Sólo debes decirle que lo quieres y te perdonará! – decía Leto con una sonrisa.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Naciste para Mi (Shunx??) *COMPLETADA*   Jue Abr 16, 2009 2:29 am

Capítulo 30º: Celebraciones

Las imágenes fueron muy confusas… pero los brazos que le rodearon eran los mismos… “Ikki”… Shun sonrió al abrir sus ojos, no podía creer que todo haya pasado ya… por lo menos por ahora… afuera, los preparativos para una gran fiesta estaban siendo culminados… y eran justo los brazos de Ikki quienes le rodeaban…

¡Mi Perseo! – susurró y el mayor lo abrazó con mayor fuerza…

¡No podemos escapar de nuestro destino!... ¡Como Fénix solo cumplía mi deber de Perseo… protegerte! – dijo Ikki… sonriendo al sentir aquellos brazos devolverle el abrazo… - ¡Te quiero!

¡Yo también!... Ikki… ayúdame quieres… quiero levantarme…yo también quiero celebrar – Shun se incorporaba lentamente…

¿Estas seguro que ya te sientes bien? – Ikki lo miraba preocupado.

Jhu jhu jhu… Claro que sí… quiero ver a todos… - murmuró entre risitas…

¿A todos?

¡Así es… a todos!

En los jardines del Olimpo todo eran preparativos… Zeus y los demás Dioses aún se encontraban en reunión… por lo que los caballeros sabían se trataban de pactos que se firmarían entre ellos… además de alguna que otra indulgencia, especialmente para Elis y Abel, así que en los jardines reinaba un ambiente de alegría, incertidumbres, esperanzas… y… amor…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Mime colaboraba en los arreglos con Sorrento… para lo que sería un pequeño concierto que ellos darían… debido al tiempo pasado juntos estos se habían sincronizado bastante bien… el peli naranja era ayudado muy amablemente por Kanon… quien se mostraba más que atento con el joven de bellos ojos, de también color naranja… Durante la batalla, el marino fue herido por los enemigos, el joven haciendo uso de su poderoso Ken, lo protegió… además luego había cuidado muy tiernamente de él… eso el gemelo menor no lo olvidaría nunca, según sus propias palabras… dadas justo antes de besarle al momento preciso de declararse la victoria en aquella batalla… Sorrento los miraba disimulado… de tanto en tanto se sonreía… hacían linda pareja…

Shaka se encontraba muy pensativo… miro de soslayo a uno de los dorados que utilizaba su poder para adornar de rosas el lugar… parecía sumamente contento… este lo había salvado de uno de los ataques de Atila… luego lo miró de una manera muy dulce justo antes de robarle un beso, para volver a la batalla no sin antes susurrarle un… “Cuídate”… suspiró pensando en lo injusto que había sido con él todo este tiempo… más, cuando se disponía a hablarle, Leto se le había adelantado para indicarle, que más debían hacer…

¡Bien… ya tendré mi oportunidad! – susurró el rubio.

Mu, junto con Shión y Kiki, colaboraban en todo lo que era necesario… los tres muy contentos… bueno, los mayores más al ver al más joven saltar de aquí para allá feliz de estar en una fiesta, a la que le habían prometido podría quedarse hasta que culmine… Saga y Mu, casi no se habían hablado desde que terminó la batalla… y es que el carnero aún no había podido asimilar la propuesta que el mayor le había hecho antes de que comenzara la batalla… su maestro lo miró divertido…

¡Acepta!...

¿EH?

¡Es lo que quieres Mu, no tengas miedo… Acéptalo!

¡Maestro!

Hyoga, Seiya y Shiryu estaban acompañando a sus respectivos maestros… hablaban amenamente de todo lo acontecido… mientras acomodaban los platos en una de las mesas que se habían colocado…

¡Parece que va a ser toda una fiesta! – Seiya hablaba extasiado al imaginarse la cantidad de comida que habría… y su maestro Aioros reía ante el comentario.

¡Si supongo que sí! – le decía Shiryu sonriendo abiertamente por la cara soñadora de su amigo y del maestro de este… mientras que Dokko contemplando el cielo iluminado, también sonreía…

Hyoga miro a su maestro, ambos suspiraron resignados… y continuaron con su trabajo, pues parecía que solo ellos lo estaban haciendo… los otros cuatro, aún no habían puesto ni un solo plato…

----

Shun observó todos los preparativos que se estaban llevando a cabo… saludó a Shaka cuando pasó a su lado, con una de sus encantadoras sonrisas… luego corriendo fue a treparse del cuello del dorado de la última casa…

¡Dime que te queras a mi lado, Afro!

Jajajaja ¿Cómo estás Shun?

¡Bien!... por ahora… aún no he visto a Lestat… ni a Hades… - susurró bajito al oído del pisciano – Pero no correré con tanta suerte todo el día…

¡En eso estoy de acuerdo!... ¡Fuiste muy osado Shun… tuviste suerte!

Shun hizo un puchero fingiéndose arrepentido… luego simplemente palideció, a lo que Afrodita se apresuró en sostenerlo… Leto se percató también y disimuladamente se acercó a ellos…

¡Por qué mejor no vamos a ver si no olvidamos nada! – dijo a los jóvenes… estos asintieron y se retiraron del jardín…

Una vez en el cuarto que ocupaba el pisciano… recostaron a Shun, y le dieron a comer algo dulce… rápidamente se sintió mejor…

¡Gracias… no se que paso!

¡No debiste salir aún! – decía molesto su padre…

¡Señor, Leto!… creo que Shun ha demostrado ser digno de mayor confianza… le aseguro que a pesar de su apariencia… es muy fuerte – dijo algo tímido el pisciano, a quien Leto le dirigió una mirada un poco resentida…

¡Gracias… Afro! – Shun se acurrucaba en los brazos del peli turquesa ocasionando que este se sonroje… la verdad ni él mismo creía que aquellas palabras hubieran salido de sus labios…

¡Lo siento… Shun… habla con tu padre… ahhh, los dejo solos! – dicho esto Afrodita salió rápidamente del cuarto… se sentía muy avergonzado… “Con qué derecho le hable así”… se reprendía…

¡Creo que hiciste que se sienta incómodo, papá! – Shun miraba hacia la puerta… - ¡Ve y discúlpate!

¿Qué?

¡El aún no se perdona haberse acostado con Shaka… así que aún se siente avergonzado conmigo!... ¡Creo que es por eso que siempre intenta apoyarme!... ¡Por Shaka! – murmuró más para si que para su padre el peli verde… Shun miró a su padre con sorpresa, pues este lo miraba intrigado… - ¿Cómo lo se?

Leto acarició el rostro de su hijo… mientras afirmaba…

¡Me di cuenta!... ¡Shaka es mi maestro… y Afrodita lo es también!... ¡Lo leí en sus miradas cuando se vieron en Olimpo hace unos días… ya tenía mis sospechas… pero las confirme durante la batalla… pude ver claramente cuando Afrodita beso a Shaka… y bueno… escuche decir a Mime que vieron salir a Afro de uno de los cuartos en Giudecca… y luego de un momento… pues lo hizo Shaka! – Shun miraba la puerta mientras hablaba… suspiró profundamente… - ¡Shaka a veces es tan tonto!... no… ¡Ambos lo son!

¡Entonces!... – decía Leto soltando un largo suspiro también - ¡Iré a disculparme!... ¡Veo que le tienes cariño!

¡Sabes… siempre pensé… incluso antes de que fuera mi maestro…!... ¡Que olía igual a ma…má! – dijo el menor, dejando escapar sin querer unas lágrimas, que pronto limpio…- ¡No dejes que se vaya! – susurro sin mirar a su padre… su expresión era triste.

Leto no lo pensó… y simplemente se marcho…

¡Lestat!... ¡Ven! – susurró el peli verde abrazándose…

----

¡Bien… entonces esta todo claro! – decía Zeus, los demás lentamente dejaban el lugar… todos, menos Hades…

Ummm ¿Y bien? – dijo el Rey del inframundo mirando seriamente a Zeus…

¡Supongo que mi invierno será tu primavera, y mi primavera tu invierno! – dijo con una sonrisa Lestat, mientras su mirada se dirigía a una de las ventanas – Ummm ¡Esta asustado!... ¿Vienes?

¡Vamos!... ¡Ah!... mejor borra esa absurda idea de que estemos los tres juntos… ¡No pasará! – decía el peli negro adelantándose, mientras que Zeus sonreía pícaramente…

¡Pero yo no he dicho nada!... ¡¿No será que el de la idea… eres tú?! – dijo Zeus, rodeando al mayor por la cintura…

¡Eres irremediable! – dijo sonriendo también el mayor… - ¡No! – y soltó el agarre.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

_________________
Volver arriba Ir abajo
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Naciste para Mi (Shunx??) *COMPLETADA*   Jue Abr 16, 2009 2:30 am

Afrodita se había encontrado en el camino con Shaka… al principio simplemente permanecían silenciosos e inmóviles… hasta que el caballero más cercano a Dios hablo…

¿Por qué fue lo del beso?

El silencio le responde… el pisciano simplemente permanecía callado… sus mejillas rápidamente se tornaron sonrosadas… mientras la escena era mirada desde un rincón por el Patriarca del Olimpo…

¡Quizás yo…! – dijo el rubio acercándose al peli turquesa - ¡Ambos… podríamos!... – Shaka tomaba el mentón del duodécimo caballero dorado - ¡Intentarlo…!

Afrodita no se movió ni un centímetro, mas cuando estuvieron a punto de besarse… llegaron en ese preciso instante dos dioses que se dirigían a donde el cosmos de su amado niño les llamaba…

¿Interrumpimos algo? – dijo el Dios de Dioses con tono irónico… justo al momento en que ambos dorados se alejaron sumamente avergonzados…

¡No, señor! – dijo el rubio seriamente, y cerro sus bellos ojos para no dejar ver en ellos, algo que no pasó desapercibido para Afrodita, pues pudo percibir… que no eran otra cosa que, celos… el dolor se colocó en el corazón del pisciano… y simplemente dirigiéndose a ambos hombres también negó con la cabeza…

Shaka prefirió retirarse muy cortésmente… antes de hacerlo volteo pero no quiso abrir sus ojos, más sintió que Afrodita se había cerrado con él… su cosmos simplemente no pudo tocarlo.

¡Con su permiso… yo también me retiro! – dijo el pisciano más…

¡Espere, caballero!… ¡Creo que debemos hablar! – dijo Zeus… indicándole a Hades que él podría adelantarse… Leto que había presenciado todo también decidió retirarse… aunque una vez que se hallaba a una distancia prudencial… se detuvo… “¿De qué hablarían?”…

¡Usted dirá, señor! – dijo Afrodita con una reverencia…

¡Mi pequeño hermano, se ha encariñado mucho con usted!... aunque… dijo mirando hacia uno de los pasillos… creo que lo que deseo pedirle… se lo diré mañana… jajajaja mejor vaya prepararse… ¡hoy es sólo celebración! Jajajaja – Zeus se alejó de un confundido Afrodita…

¡Vaya que es extraño!

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Y QUE SEA LA ÚLTIMA VEZ QUE ME TRATEN ASÍ! – Shun primero saltó al cuello de Hades, lo beso… minutos después también se refugió en los brazos de Zeus… y se besaron… pero luego comenzó con una quejadera que hizo que los mayores sonrieran muy a gusto…

¡Ah sí! – decía Zeus acercándose - ¡No creas jovencito que he olvidado que pusiste tu vida en riesgo…!

¡SOY UN CABALLERO… NO LO OLVIDES, LESTAT! – dijo firme el peli verde… luego se puso pálido… Hades lo sostuvo cuando parecía estar a punto de desmayarse…

¡Tranquilo!... ¡No volverá a suceder! – susurró el Dios del Inframundo…

Zeus sonrió y acarició el rostro del mas joven una vez que Hades lo colocare en la cama… un hermoso cuadro… el ángel durmiendo y sus dos poderosos amores, uno a cada lado, velando por su sueño…

---------

Las celebraciones habían dado inicio… a excepción de Zeus, Leto, Ikki, Sky, Nao y Shun… todos bailaban… los recién nombrados por respeto a la memoria de Esmeralda y Jade, simplemente observaban felices las demostraciones de alegría de los caballeros…

Reían, bailaban, bebían… en especial esto último… pasadas varias horas, y luego de deleitarse con las melodías no solo las de los caballeros Sorrento y Mime, sino también las de Phoebus Abel… los ánimos se habían vuelto entre algunos un poco más cariñosos… y entre otros… bueno digamos que les entro sueñito…

Shun contemplaba a Afrodita, quien estaba en una de las mesas próximas, algo tomado… parecía tan deprimido… por lo que se sintió un poco incómodo… esto llamó la atención de su hermano quien… pidió a su padre… si podría llevar al pisciano a su cuarto a descansar, a lo que Leto accedió sin problema…..

A la distancia… Sky no dejaba de sonreírse al ver a uno de sus pequeños primitos hablar con una hermosa mujer de larga cabellera oscura…

¿Ocurre algo Pandora?... ¿Pareces molesta? – preguntaba Ikki acercándole una copa…

¡Y no es para menos, Ikki!… ¡Quiero descubrir quien fue el simpático que le pidió a Hipnos que me durmiera para que no participe en la batalla! – decía la mujer echando chispas… - ¡Solo me dijo que era uno de los señores!... ¡Y ya se que no fueron ninguno de los jueces!... ¡Y Hades no haría algo así!

¡A menos que lo hiciera a pedido de su cuñado!

¡Sí… a menos…! – la mujer no termino la frase… miró confundida a Ikki…

¡No quería que te pasara nada malo! – dijo el guerrero de cabellera azulada - ¡Alguna vez me dijiste, Pandora, que querías ser también la hermana de Shun!...

La joven miraba sorprendida al caballero, este estaba serio… y se notaba que también estaba sobrio…

¿Aún quieres serlo? – susurró acercándose lentamente a los labios de la mujer, quien cerrando los ojos acepta esa simple demostración de afecto…

Shun, Lestat y Hades miraban la escena… el más joven con una sonrisa inmensa… los otros dos con una mirada de sorpresa entremezclada con celos, más al ver la felicidad en la expresión de ambos jóvenes, no pudieron más que sonreír también, celebrando la buena nueva…

------

Esa noche fue muy corta y ardiente para unos, y muy larga y solitaria para otros…

El las habitaciones que ocupaba Zeus, todo eran besos y caricias… entre Shun y Lestat… y entre Shun y Hades… al pequeño, a pesar de no parecerle muy correcto, y bueno… que no debería… pero… que… “me gusta”… y… jijiji tuvo que aceptar que definitivamente era difícil negarse a esos dos…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Los rayos de la mañana traían buenas nuevas…

Kanon no dejaba de acariciar la espalda de quien había dormido profundamente entre sus brazos y a quien definitivamente, no dejaría escapar jamás…

Decirle que sí a una propuesta de matrimonio, nunca había sido tan complicada… más haberla aceptado trajo solo una muestra de todo lo que les esperaría como esposos, opinaba Mu feliz de descubrir que no había sido solo un sueño todo lo que había pasado…

Poseidón despertaba entre besos a su amado general… este simplemente sonreía al abrir los ojos, para contemplar esos bellos océanos que eran los ojos de su amado señor…

Había otro que pesadamente abría sus ojos, descubriéndose rodeado de unos poderosos brazos que eran su refugio… se sintió aterrado al dudar de quien pudiera ser… por que a pesar de que su cuerpo le decía claramente lo que había sucedido, y lo peor, cuanto lo había disfrutado… no podía recordar, cómo, cuando…. y con quien había venido a pasar la noche… más al sentirlo despierto, el mayor simplemente levanto el mentón para mirarle… “Señor… Leto”…

Otros, a quienes los rayos de sol despertaban eran, primero a Hades… quien no pudo dejar de sonreír ante la escena… luego, Lestat cuya mirada pícara hizo sonrojar al peli negro… y por último, Shun quien emitiendo una pequeña risa abrió los ojos para mirar soberbio a ambos Dioses al afirmar…

¡Son Míos!

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Nueve meses han pasado…

Atenea salía con Hilda de compras mientas comentaba…

¡Así es… mi hermano Abel me contó que fue buena idea acceder a acompañar a Elis en su viaje!

¿Cómo así?... ¿Dónde fueron?

¡Pues ella le dijo que lo llevaría a un lugar que a ambos les encantaría… uno que era además de belicoso, cálido!

¡Ah! jajajajaja

¡La boda de Ikki fue tan bonita!... ¡Pandora tiene mucha suerte!... ¡Supongo que solo ella sería capaz de tolerar el carácter que tienen él! – decía sonriente la diosa de la Sabiduría…

¿Entonces sería Ikki el que tiene suerte?

Si… jijijiji

Ambas diosas suspiraron mirándose mutuamente…

¡Qué envidia!

-----

¡Ya Ikki, si sigues caminando de aquí para allá vas hacer un hoyo en el suelo! – Sky intentaba serenarse más no podía hacerlo de su primo…

Más aquel sonido, hizo que ambos estuvieran alerta… Nao, Leto, Hades y Zeus se pusieron de pie mirando las puertas… estas se abrieron y dejaron pasar a Pandora quien traía a una hermosa criatura de cabellera oscura… sonreía al mirar a su hermano al enseñarle el gran parentesco…

¡Héctor! – dijo el Hades orgulloso…

Casi inmediatamente después de Pandora, salió Afrodita quien en brazos traía a otra hermosa criatura con un delicado cabello celeste… el pisciano miro atento a Zeus al momento de afirmar… este sonrió y tomando al niño en brazos, lo nombro…

¡Alexander!

¡El se encuentra muy cansado… pero esta de excelente salud! – acotaba Afrodita al momento de aceptar el abrazo del Patriarca, quien le beso en los labios, pues estaba feliz de ser abuelo…

Al principio Shun no lo tomó muy bien… pero bueno… Ikki le había hecho entender que una de las desventajas de enamorase de un dios… es que cuando estos quieran ser padres… no hallaran problemas en serlo… después de todo… que es embarazar a un joven, para un dios…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Muy lejano, en tierras griegas, el caballero más cercano a dios dirige su mirada a los cielos… sonríe por saber que ya ha pasado… está feliz por su discípulo… una mano amiga le reconforta…

¡Estoy bien! ¡Soy feliz… por que sé que es feliz! – murmuró el Virgo, justo al momento en que nuevamente cierra los ojos y acompañado de su fiel amigo Mu, se adentran a la sexta casa de Virgo…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Dos dioses en una excursión… felices ven lo sorprendente de esas maravillas que son las pirámides… una extraña presencia llama la atención del mayor… acariciando los largos cabellos de su compañera… le indica cual sería el mejor regalo para los nuevos príncipes de Olimpo… cuando esta va a adquirirlos… en una rápida demostración de presencia cósmica de Abel… la presencia se aleja…

¿Qué pasa?

¡Nada!

----

Todo es paz en la Tierra… ahora… todo es paz…

FIN

_________________
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Naciste para Mi (Shunx??) *COMPLETADA*   

Volver arriba Ir abajo
 
Naciste para Mi (Shunx??) *COMPLETADA*
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» REPRODUCTOR MULTIPISTA PARA N 8000
» Aplicación para ver la TV.
» Mi OnePad para cuando
» El n8000, ¿tiene hembra para RJ45?
» ¿DEBO COMPRAR ESTE PRODUCTO PARA LAS NECESIDADES QUE TENGO?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Melody of Love :: El Universo de las Moiras :: El Reino de los Arcangeles :: Zafira-
Cambiar a: