The World of the Creative Dreams
 
ÍndicePortalFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Ojos de cielo - One Shot - (Hyoga x Shun) [Song Fic] COMPLETADA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
alandra_luavel_andromeda
Persefone
avatar

Cantidad de envíos : 34
Alas de Fuego : 159280
Fecha de inscripción : 13/04/2009

MensajeTema: Ojos de cielo - One Shot - (Hyoga x Shun) [Song Fic] COMPLETADA   Miér Abr 15, 2009 5:25 pm

Este fue mi primer fic yaoi y aun hoy le tengo cariño. Quizás por que desde mi punto de vista sea el que mas conserva la inocencia y el romanticismo que mi corazon se dedica a abandonar.

Esta vez se lo dedico a Goddesniquel por muchos motivos, pero en especial por darme la entrada a este foro.

Tambien se lo dedico a mis viejas y queridas amigas algunas de las cuales surgieron por la época de este fic y sin las cuales no estaria aqui tanto como fanficker tanto como persona.

A las que empiecen a conocerme gracias por leer y espero que os guste mi comienzo.

ALANDRA

______________________________________________________________________________________

Ojos de cielo
by Alandra_Andromeda
(Cancion: Ojos de Cielo; Autor: El Sueño de Morfeo)

Realmente no sabe que hace allí, solo que necesita ver, sentir, palpar algo que le hubiese pertenecido, cualquier cosa que hubiese dejado por olvido o prisa. Con sumo cuidado como si todos los objetos de ese cuarto pudieran convertirse en aire con el mero hecho de rozarlos.
Mira la habitación tal y como esa persona la dejo antes de marcharse, la mira intentado pensar en la época en la que estaban los dos tan amigados y juntos. Delicadamente se tiende sobre esa cama donde lo consolaba cada vez que su hermano desaparecía por largas temporadas, cerrando sus ojos en esa paz.

La oscuridad toma forma poco a poco y se convierte en la dulce carita que enmarca esos ojos verdes que le llevaron a sentirse tan confundido en el pasado, poco a poco esas joyas verdes se apagan mientras que la imagen pasa de ser un rostro a un persona completa, con un hermoso cabello verde y piel blanca tanto como el brillo de la luna llena, demasiado blanca para ser normal y es entonces cuando el recuerdo se vuelve pesadilla.
El joven de sus sueños aparece muy malherido, tendiendo una mano suplicante hacia el, pidiéndole ayuda desesperadamente, suplicando con su mirada triste y al limite del llanto. Sin dudar intenta agarrar la mano tendida pero como por arte de magia esta se esfuma dejando sus manos manchadas de sangre, al mismo tiempo que el rugir de un infierno naciente y un fuego abrasador rodean a aquel que tanto estima. El fuego brillante como si estuviese hecho de metal incandescente rodea a la figura y la va cercando rápidamente ocultándola, lo ultimo que el dueño de la pesadilla puede ver es esos queridos ojos consumidos por el fuego.

- ¡¡Shun!!- Grita incorporándose de un salto.

Sus pasos se encaminan hacia un escritorio con varias fotos, algunas de ellas de los dos juntos, y otras de todo el grupo de amigos. Sobre la repisa del escritorio en un lugar ciertamente privilegiado, rodeados de fotos del dueño del cuarto y su hermano, enmarcada de forma bella pero sencilla encuentra lo que fue el momento mas feliz de su vida captado por una cámara, con sumo cuidado toma la foto pero al cogerla algo cae sobre la repisa una diminuta llave de plata.

Como si se tratara del tesoro mas valioso del mundo toma la pequeña sorpresa y busca al lugar donde pueda pertenecer, sus ojos azules se pasean por todo el cuarto buscando el cierre de esa llave pero no lo encuentra. Desesperado y agotado se sienta en la silla del escritorio con las manos en su cabeza, en un vano intento de despejarse.

- ¿Por qué te fuiste?- Piensa dolido.- ¿Acaso te hice sufrir? ¿Es que mi amistad no era valida para ti? ¿O quizás huiste porque te diste cuenta de lo que de verdad sentía por ti? ¡¡Maldita sea!! ¿Que te alejo de mi?

En un arrebate de rabia y frustración golpea la mesa con ambos puños para su sorpresa algo parece caer al suelo justo debajo del escritorio. Creyendo haber roto algo se precipita al suelo para ver que ha sido y una vez allí ve el auténtico botín una cajita de madera con un cierre de plata, la caja de la llave pero ¿por qué estaba escondida?

Con cierto temor y culpabilidad decide abrirla pues siente que en esa caja hay muchas respuestas que nadie mas le puede dar, al abrirla ve una pequeña colección de papeles y un CD, intrigado comienza a ojear las hojas muchas son bocetos, dibujos hecho por Shun en el que Hyoga es el modelo, dibujos para los que el rubio jamás poso. Al acabar los bocetos comienzan una seria de paginas escritas con una redondea y preciosa letras la letras del joven de cabellos verdes. Con la música de fondo Hyoga comienza a leer totalmente intrigado.


Duelen los momentos
De heridas sin palabras
Heridas con palabras
Sin apenas decir nada

Querido diario o lo que vayas a ser:
He vuelto a Japón después de mi entrenamiento en la Isla de Andrómeda, después de cinco larguísimos años volveré a ver a mi hermano y espero que a él también. El fue de mis mejores amigos cuando estábamos juntos y espero que aun lo siga siendo porque yo no he dejado de pensar en él ni un solo día, recordando la fecha de su cumpleaños y nuestros juegos.

Ha veces me herían porque lo veía a él cuando luchaba frente a mis compañeros, y solo de pensar en hacerle daño mi cuerpo se bloqueaba, mi mente se nublaba y era incapaz de hacer nada. Aun me duelen las heridas de pensarlo, pero ahora se que me dolía mas el silencio que siempre me rodeaba cuando pensaba en mi hermano y en él.

-¿Quién demonios es él?- Piensa Hyoga.


Apenas dices nada
Y nada es suficiente
Piensa que es demente
Hacer caso a la gente.


Hola diario:
Tengo una maravillosa noticia, ¡¡ Él esta aquí!! Ha sobrevivido y ha vuelto, pero a pesar de eso ha cambiado mucho, sino hubiese sido por esos maravillosos ojos azules y esa melena dorada jamás hubiese pensado que era él, sus ojos me han mirado tan fríamente que dudo recuerde esa amistad que tuvimos. Realmente el torneo de la Fundación no merece la pena con la ausencia de mi hermano, y el olvido de nuestra amistad. De hecho sin ellos que fueron los que mantuvieron vivo, los que avivaron mi deseo de volver a casa creo que nada tendría sentido.

- ¿Te parecí frío, Shun?- susurra.- En realidad intentaba no derrumbarme ante la posibilidad de tener que luchar contra ti, se que hubiese sido incapaz. Cuando te vi allí con el mismo candor que tenias de pequeño solo pensé protegerte y no en atacarte.
Y yo si tu no estas ya no se estar.


Perdóname si alguna vez
Te hice llorar ojos de cielo

Buenas noches:
Hoy ha sido un día triste, se que ha hecho sol y que en Grecia nos hemos recuperado que mi hermano esta vivo y que estamos todos juntos. Pero la idea de no tener a Hyoga cerca se me hace dolorosa, es mas antes solo podía llamarlo él, ahora necesito pronunciar su nombre para sentirme feliz, necesito saber que acaricio con mi boca cada silaba de ese nombre tan preciado para mi. Ahora que hemos vuelto a la mansión llora el haber matado a su maestro, y yo que le sirvo de paño de lagrimas me siento con ganas de llorar también. Me ha dolido saber que también lloro por mi, aunque fueran de agradecimiento, aunque llorara por haberle devuelto al vida, solo de pensar que esos ojos celestes lloraron por mi siento que algo en mi interior se encoge hasta hacerse pedacitos y tengo que resistir la tentación de abrazarlo y decirle cuanto lo necesito, él dice que debe dejar de sentir yo tengo miedo de que deje de hablarme siquiera.

- ¿Shun, acaso tu...?- Su mente se te niega a formular la pregunta que su corazón pide a gritos.

Esta batalla tendrá dos momento especiales de mi vida, uno es cuando Hyoga me eligió para acompañarlo a pesar de ser el mas débil de los cuatro. El segundo cuando comprender que sería incapaz de vivir sin él y decidí recuperarlo o morir con el en el intento.

- Pero mi niño, ¿Cómo no te iba a escoger? Lo que yo mas ansiaba era estar a tu lado, impedir que te dañaran, protegerte de todo.


Perdóname si alguna vez
Robe de tus labios un te quiero
Perdóname, perdóname.

Ay, diario:
Hoy si que estoy triste creo que Hyoga se ha enamorado de alguien y no creo ser yo. Ayer estábamos viendo una película y se quedo dormido en el sofá, creo que la próxima que veamos tendrá mas acción eso claro si vemos mas películas juntos. Estaba dormido cuando ha comenzado a hablar en sueños primero a pronunciado el nombre de Asgard y después ha dicho “te quiero” seguramente se refería a Fler.

Nada mas oír eso he comenzado a llorar, se que soy débil pero no puedo evitarlo cada vez que veo esos ojos de cielo comprendo que no puedo vivir sin ellos.

- ¿Llorabas cuando escribías esto, verdad? Las lagrimas hicieron algunos borrones en la tinta.- Con suavidad pasa la mano por el escrito como si estuviese consolando al escritor.- Yo recordaba las frías tierras de Asgard y soñaba contigo, soñaba en un hermoso paraje de hielo para los dos, y fue en este sueño cuando descubrí que eras mas que un amigo para mi.


Sigo tus pisadas
Aunque a veces me pierdo
Me pierdo en mil preguntas
Y siempre acabo huyendo

Diario:
Ya no se que pensar, soy incapaz de pensar en algo que no sea él. Y ahora parece que me rehuye, no se que hacer, no se que decir. Lo sigo con la mirada y lo veo aun mas frío que de costumbre, y entonces me pierdo en esos ojos de cielo.

Mil dudas azotan mi mente quiero decirle que yo quiero ser algo mas que su amigo y entonces una avalancha de miedos me sepulta. ¿Y si al confesar mi sentimientos él se aleja del todo? ¿Y si me repudia hasta como amigo? Se que no podría tolerar un no por respuesta.

- Shun yo jamás te habría rechazado, es mas si lo me lo hubieses dicho jamás hubiese hecho esa estupi...- Hyoga cae al suelo con la mano izquierda sobre su pecho. Una punzada de dolor demasiado fuerte.- ¡Otra vez no!
Con sus ultimas fuerzas sale de la habitación de Shun antes de perder el conocimiento.

- ¡Hyoga!- Una voz potente y fuerte resuena en el pasillo de las habitaciones.- ¡Shiryu trae la medicación de Hyoga, ha recaído!

Shiryu sube corriendo con un frasco lleno de pastillas, mientras que Ikki acomoda al pato en su cama. Tras ver que el tratamiento le hace efecto el moreno se retira.

- Ikki... Shun...- Intenta decir Hyoga que se recupera lentamente.
- No hables, ruso.- Contesta tajantemente.- Shun no esta con nosotros, se marcho.

Hyoga quisiera poder gritar que todo fue por su culpa, pero los sedantes que van con su medicación comienzan a hacer efecto dejándolo totalmente dormido.

- A veces te odio y otras te envidio.- Se sincera el joven de pelo azul.- Te odie cuando hiciste que Shun se alejara de nosotros, pero te envidio porque se que si va a volver no es por ver a su hermano... Sino por ver aun ruso cabezota que se declara a una mujer estando borracho perdido.


Continua en el siguiente post


Última edición por alandra_luavel_andromeda el Miér Abr 15, 2009 6:47 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
alandra_luavel_andromeda
Persefone
avatar

Cantidad de envíos : 34
Alas de Fuego : 159280
Fecha de inscripción : 13/04/2009

MensajeTema: Re: Ojos de cielo - One Shot - (Hyoga x Shun) [Song Fic] COMPLETADA   Miér Abr 15, 2009 6:45 pm

Porqué salir corriendo
Si te llevo aquí adentro
Hoy te echo de menos
Pero es que tengo miedo.


Hyoga se despierta lentamente y su primer pensamiento no es para esas malditas medicinas que debería tomar, pero que todos dan por sentado que no lo hará hasta que no este casi muerto y aun así las toma es porque no puede evitar que se las den. El primer pensamientote Hyoga va para Shun y para esas hojas de diario escritas que consiguió esconder y que ahora guarda bajo su almohada. De la mesilla saca un lector de CD portátil y comienza a escuchar otra vez esa canción, al mismo tiempo que continua desentrañando los sentimientos mas profundos de Shun, aquellos que se refieren a los dos.

Socorro diario:
Necesito una vía de escape, no podré vivir cerca de el después de todo lo que hemos pasado juntos si sigue volviéndose cada día mas frío conmigo. Tengo mucho Ikki ha desaparecido otra vez, pero lo peor es que Hyoga esta demasiado frío, hoy viendo una película, hemos ido a coger patatas del mismo cuenco y nada mas rozarme ha apartado la mano. Yo me he sonrojado y he girado la cabeza para que nadie lo notara y cando le he mirado para disculparme el solo tenia una mirada fría, he sentido miedo me he sentido solo y me siento incapaz de confesarle mi amor. ¿Y si me rechaza? ¿Y si me dice que soy un monstruo y se aleja de mi?

- Pero si puse esa mirada solo para que no me vieras sonrojar,- piensa Hyoga con amargura.- estabas tan lindo sonrojado.

Quiero huir pero se que es imposible, lo llevo muy dentro de mi corazón a donde vaya seguro que viene conmigo, me gustaría que ahora que hades ya no esta en mi pudiéramos ser algo, pero cada vez lo veo mas frío y distante y cada vez mas imposible.

- Y en realidad, yo cada día me estaba mas enamorado de ti pero no sabia como decírtelo.- Se sincera Hyoga ante el trozo de papel.


Perdóname si alguna vez
Te hice llorar ojos de cielo


Por favor diario que alguien me mate:
Hoy es el peor día de mi vida, creo que esta noche mi alma ha quedado pisoteada por todo el suelo, y mi corazón ser va haciendo cachitos que se esparcen por el suelo a cada paso que doy. Y sin embargo ¡Aun lo amo!

De todas formas yo no puedo culparle por no ser correspondido, solo le deseo lo mejor deseo que sea el mas feliz, si el la ama yo les deseo que siempre estén juntos. Me conformare con mi corazón roto seré feliz si Hyoga lo es.

- ¡Ella me engaño Shun! Yo te quería a ti y ella lo sabia.- Hyoga se vuelve iracundo hasta que un punzada en su pecho le recuerda que debe calmarse.- Yo quería pedirte a ti que estuviese conmigo, pero no sabía como hacerlo y bebí demasiado. Creí que eras tu pero era ella con una peluca y el alcohol no me dejo ver la verdad. Me di cuenta solo al día siguiente cuando vi como te mostraba mi cruz, mi mayor tesoro aquello que quería que tuvieses tu.

Hyoga hace un esfuerzo por contener las lagrimas, solo de pensar el daño que le hizo, su corazón debilitado desde hace algunos meses se siente rastrero. Pues comprende el mensaje a pesar de todo lo que le hizo sufrir Shun jamás dejo de amarlo y siempre quiso su felicidad. Unos pasos en el pasillo resuena y con celeridad esconde esas hojas y se hace el dormido, Shiryu e Ikki entran en su cuarto.

- ¡¿Aun duerme?! creo que me excedí con la dosis.- Dice el moreno agachando la cabeza.
- Mira que si le haces algo antes de que Shun vuelva,- Ikki se pone furioso.- simplemente no lo cuentas.
- ¡¡Shun va a volver!!- Hyoga apenas puede contener las ganas de saltar de la cama.
- Siempre me ha intrigado el hecho de que cuides tanto de Hyoga,- comenta Shiryu.- todos pensábamos que le echarías la culpa de la marcha de Shun y que querrías matarlo.
- Hice la promesa de ayudarlo en todo para que fuera feliz, me dolió hacerla pero no le podía decir que no, jamás he podido negarle nada.- el cisne sonríe recordando al cara suplicante de su hermano.- Luego pensé que estar cerca de Hyoga me ayudaría a vengarme, pero cuado enfermo a los pocos días de irse Shun y tuve que quedarme con el porque no podíais los demás aprendí algo sobre Hyoga.
- ¿El que?- pregunta un sorprendido Dragón.
- Aprendí que él ama a mi hermano mas que nada y estoy seguro de que por él se nos esta muriendo cada día.


Perdóname si alguna vez
Robe de tus labios un te quiero
Perdóname, perdóname.


Estimado diario:
¡Creo que me voy a volver loco! Ahora que Hyoga esta prometido con ella, parece mucho mas cercano a mi que antes, estamos muchísimo mas juntos que cuando éramos amigos sin compromiso. Por un lado adoro esta amistad recuperada pero por otro... Tengo miedo de estar interfiriendo en su relación y eso es algo que no perdonaría.

- Allí no había ninguna relación, yo te quería a ti.- piensa tristemente el rubio.- Eso solo fue una mentira, que me vi obligado a seguir hasta que esa... se canso de mi.

Temo que sea ahora cuando todo esta perdido que Hyoga piense en mi como algo mas que un amigo, y siento que si el me dijera que me ama yo me derretiría allí mismo y seria incapaz de negarme. ¡No puedo hacer eso! No puedo dejar que arruine su futuro por mi felicidad, si el tiene ya alguien que le ama... ¿Quien soy yo para meterme en medio?

- Tu no estabas en medio, era ella la que nos estorbaba, ojalá no me hubiese acobardado cuando pude decírtelo.

Ultima hora diario:
¡DEFINITIVAMENTE ME MARCHO! Creo que Hyoga puede hacer una locura si seguimos estando juntos, he hablado con una amiga y ya se que haré, me iré con una ONG, el trabajo duro y el ayudar a los demás me ayudaran a sobrellevar la amargura de mi corazón roto. No puedo dejar que Hyoga cometa un error por mi culpa.
Te esconderé ya que no debo llevarte, contigo jamás olvidaría que lo amo. A partir de ahora solo llevare mis recuerdos como equipaje, a mi hermano en mi corazón y a Hyoga en mi alma.

- Tu jamás hubiese sido un error.- ahora llora definitivamente.- ¿Eso fue lo que te alejo de mi? ¡No quiero pensar que te alejaste de mi para que fuera feliz! No cuando me muero cada día que no estas.
Hoy aunque estés lejos sigo aquí
Sabes que no puedo, no sin ti.
Sus ojos se abren pesadamente, desde que se enfermo cada día le cuesta mas abrirlos cada momento parece que pasan años. ¿Quién creería que llevaba así de enfermo seis meses? El mismo tiempo que Shun ha estado ausente de su casa. Poco a poco se incorpora y se sienta en la cama con la almohada en la espalda y vuelve a sacar esa canción que ya forma parte de su alma.

Cierra los ojos piensa en Shun en como desea verlo, como ansia poder estrecharlo en sus brazos y decirle que todo fue una encerrona de ella, jurarle por su vida que solo lo ama a él, que sus ojos ya no son azules pues los ojos que lo guían son las dos gemas verdes de Shun. Espera impaciente el momento de pedirle una oportunidad de suplicar aunque sea un solo beso, de forma que si no se llega recuperarse al menos muera en paz.

Mira el reloj y ve que ya han pasado las nueve de la mañana, algo no anda bien piensa al notar que la casa esta extrañamente silenciosa.

- Que extraño que Shiryu no venga a darme esa asquerosa medicación.

Como si hubiese invocado a un ser mágico el Dragón parece cargado con una bandeja de desayuno, bandeja que además lleva de regalo ciertas pastillas, la temida medicación junto con un completo desayuno.
Shiryu deja la bandeja sobre la cama, y es en ese instante cuando Hyoga se da cuenta de que el siempre tranquilo caballero esta intentando ocultar cierta alteración y lo que es mas sus ojos parecen al borde del llanto.

- ¿Qué pasa?- pregunta el ruso.

Pero como respuesta solo obtiene una tristísima mirada del Dragón y un silencio desolador.


Duelen los momentos
De heridas sin palabras
Heridas con palabras
Sin apenas decir nada.


Con suma lentitud Hyoga baja la escalera asido fuertemente al pasamanos. Hace ya varios días que Shun debería haber llegado pero nadie es capaz de decirle nada. Cuando logra llegar abajo la escena es bastante extraña. Saori da vueltas por toda la habitación móvil en mano mientras que Ikki Shiryu sirve té, de forma metódica pero intranquila, tanta que derrama parte fuera de la taza. Seiya tiene una cara larga, triste, demasiado grave como para estar bien, por una vez sus ojos parecen haber perdido la esperanza. Ikki esta sentado con los brazos de sobre su pecho y con los ojos cerrados, parece totalmente abatido.
Un silencio incomodo se hace al notar la presencia de Hyoga, todos callan y esto al ruso le parece tan hiriente como si alguien estuviese machacando su cuerpo.

Esa misma noche oye antes de caer presa de los medicamentos, como Saori y Seiya marchan de viaje a no se sabe donde, solo consigue quedar una cosa clara ese viaje es por Shun. En mitad de sus sueños su dulce ángel se aparece, tan pálido tan blanco, tan puro que parece un ser celeste.

- Lo siento Hyoga.- Dice tristemente.- Siento no poder estar contigo, ahora que podríamos amarnos. Pero no te preocupes yo esperare lo que haga falta para verte y estar juntos, para siempre.
- Shun.- Grita el Cisne en sueños.
- Te esperare, no me olvides nunca.- Dice la figura desapareciendo.


Apenas dices nada
Y nada es suficiente
Piensa que es demente
Hacer caso a la gente


Ikki entra en la habitación de Hyoga, parece triste y en su rostro hay grandes ojeras por falta de sueño mientras sus ojos están enrojecidos, como si hubiese estado llorando. ¿Ikki llorando? Entonces debe de haber pasado algo muy grave. Un presentimiento se cruza por su corazón como una funesta estrella fugaz.

- Shun...- Atina a susurrar mientras clava en Ikki sus ojos de cielo.

Por toda respuesta Ikki abraza a Hyoga dejándolo totalmente consternado, sin saber muy bien porque Hyoga devuelve el abrazo y es entonces cuando en un susurro Ikki le dice algo que jamás querría oír.

-No volveremos a ver a Shun, esta muerto, muerto.- Ikki no puedo controlar sus lagrimas.- el avión en el que venia se estrello entre montañas.
- ¿Por qué no me lo habíais dicho?- Dice Hyoga que ve su mundo hacerse pedazos con virulencia y rapidez.
- Porque no quisimos hacerte sentir mal mientras hubiese esperanza.- el Fénix intenta sonreír.- Mi hermano jamás me habría perdonado que te pasara algo, me pidió que cuidara de ti.

Ambos muchachos permanecen abrazados, unidos en el dolor de haber perdido a lo mas importante de sus vidas, para ellos mas allá del abrazo no hay nada. Una pequeña sacudida ocurre en el cuerpo de Hyoga, y compañero de dolor lo abraza mas fuerte.

- Gracias por todo, Ikki,- dice Hyoga mientras una lagrima cae por su rostro.- Gracias a todos por cuidar de mi estos meses.

Sin mas la cabeza de Hyoga reposa sobre el hombre del Fénix.

- Ikki dile a Hyoga que ser tome esto o se pondrá peor, ya...- Entra Shiryu en el cuarto.
- Hyoga no necesitara mas todas esas medicinas Shiryu, el ya ha encontrado la cura de su mal.
- Entonces, Hyoga ha...- El Dragón no quiere terminar la frase.
- Él ha decidido encontrarse con Shun en la entrada del hades, para llegar juntos y unidos.- Responde sereno con el cuerpo de su compañero aun en sus brazos.- Cuida de él, Shun Cuidaos mucho.

Sobre la cama de Hyoga de un CD suena, la canción ha sido mas que oída por el joven rubio, pero es ahora cuado el fina adquiere significado para él, para Shun, para ambos.

Y yo si tu no estas ya no se estar.
Perdóname si alguna vez…
Y yo si tu no estas ya no se estar.


Fin
Volver arriba Ir abajo
goddesniquel
Moira Laquesis - Hiperion
avatar

Cantidad de envíos : 667
Edad : 42
Alas de Fuego : 183488
Fecha de inscripción : 04/06/2008

MensajeTema: Re: Ojos de cielo - One Shot - (Hyoga x Shun) [Song Fic] COMPLETADA   Miér Abr 15, 2009 10:06 pm

Hola, ¿Como has estado?


Espero que de maravilla, muchísimas gracias es una historia magnifica, me ha encantado, en especial lo que causa los malos entendidos sin resolver, y como el amor es inmortal y sabio, pues uno a otro se acompaño hasta el final. Y el amor que ni la muerte puede destruir.




Saludos


Goddesniquel

_________________
Volver arriba Ir abajo
KoKoRo
Némesis
avatar

Cantidad de envíos : 17
Edad : 24
Localización : Enclaustrada en mi casita u.u
Alas de Fuego : 173723
Fecha de inscripción : 09/06/2008

MensajeTema: Re: Ojos de cielo - One Shot - (Hyoga x Shun) [Song Fic] COMPLETADA   Vie Abr 24, 2009 4:59 pm

Crying or Very sad Pero que hermosa historia, tan triste.....

No cabe duda que soy una llorona, en este momento estoy ahogando al pobre teclado...

Plissssss....sigue escribiendo tan bello n.n

Besos KoKoRo n.n
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Ojos de cielo - One Shot - (Hyoga x Shun) [Song Fic] COMPLETADA   

Volver arriba Ir abajo
 
Ojos de cielo - One Shot - (Hyoga x Shun) [Song Fic] COMPLETADA
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Tocino de cielo con piñones sobre nube de queso
» NO PUEDO HACER UN SCREEN SHOT COMPLETO
» Tarta San Marcos de tocino de cielo
» La Manzanita en el Cielo
» drywall como cielo raso

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Melody of Love :: El Mundo de los Creativos :: El Reino de los Fanficker :: El País del Anime :: Saint Seiya :: Yaoi-
Cambiar a: