The World of the Creative Dreams
 
ÍndicePortalFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Compromiso Pactado (ShunxHades) COMPLETADA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3
AutorMensaje
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Compromiso Pactado (ShunxHades) COMPLETADA   Jue Abr 30, 2009 1:47 pm

Shun había conversado largo rato con su antiguo maestro… Delios era sin lugar a dudas, la persona que más esperanzas había depositado en él siempre… lo escucho sin cuestionamientos, y luego cuando le dijo lo que pensaba hacer, sonrió, y le expreso que cuente con su ayuda… el menor sonrió… hasta que un sonido, llamó su atención...

¿Qué ocurre, su alteza? – el hombre miró intrigado al Shun, quien sonrió con ironía…

¡Lo que pensaba… “no ibas a irte sin mí, ¿verdad?”… no olvide lo que le dije… es mejor que vaya a saludar a mi padre! – Shun hablo sereno, y el hombre comprendió a la perfección que su príncipe deseaba estar solo…

Cuando el sabio salió de la habitación, Shun se acercó a uno de los ventanales, cerró sus ojos, intentó serenarse…apretó con fuerzas los puños de sus ropas, hasta que sintió como una mano le tapaba la boca, y unos brazos le impedían moverse…

---

Cuando Hades llegó al castillo se armó un gran revuelo entre los guardias, este no reparó en nadie en particular y se dirigió sin dudarlo a la habitación que ocupaba con Shun… al llegar ahí, no halló a nadie… solamente… y eso hizo que el peli oscuro palideciera por completo, sobre una de las mesas de la recámara estaba la sortija de bodas del menor…

¡Shun!... – el príncipe mayor sentía que sus fuerzas lo abandonaban, y de pronto un temor que le congeló el alma, lo embargó…

¡Hijo!

¡Hermano!

Tanto Ares como Pandora, se apresuraron a sostener a Hades, quien parecía al borde de las lágrimas… más rápidamente se repuso… “¡No hay tiempo que perder!”…

¡BUSQUEN POR CADA RINCÓN DEL CASTILLO!

---

El alboroto había llamado la atención de Sein quien en ese preciso momento se hallaba enfrascado en una conversación con Delios… cuando uno de los guardias le informó de la situación, miró asustado a su antiguo consejero, quien simplemente asintió…

Sein se apresuró al lugar en donde se encontraba Ares y Pandora, quien mordiéndose el labio se le acercó para contarle… el peli azul, miró a Ares y sin pensarlo acotó…

¡Iré en dirección al río!

¡Iremos! – Ares asintió al momento de aceptar la idea de Sein…

Por lo que les informó uno de los soldados, Hades se dirigió en compañía de Rada y los recientemente llegados Julián, Camus y Milo, también en dirección a la ribera del río… los adultos subieron a sus caballos y lo hicieron también…

---

Shun tenía las manos atadas hacia el frente, de los amarres de sus manos, pendía una cuerda que era con la que Shura lo obligaba a seguir el ritmo de aquella comitiva, que presidían Saori y Diogo, este último con el brazo derecho vendado, estaba pálido, más su mirada era aún enérgica, miraba al menor de reojo, sonrió al percibir que en este no había ni un asomo de intento de huída…

El menor había analizado toda su situación de manera meticulosa… miró a Diogo, y luego a Saori… un ligero mareo le hizo detener el paso, Shura iba a jalarlo, pero Diogo lo detuvo con un gesto…

¡Pronto estaremos en casa! – susurró acariciando el rostro del más joven…

¡Hermano debemos apurarnos! – Saori miró con odio al menor, sonrió maliciosamente cuando Diogo les había dado la espalda…

Shun rió para sí… Afrodita siempre había tenido razón, ella era verdaderamente una… “¡bruja!”… siguió caminado detrás de ellos, comenzaba a sentir frío, el clima estaba cambiando, y todo indicaba que sería una de esas tormentas, las cuales era más aconsejable recibir en el reguardo de alguna cabaña… sin embargo, esos fuertes vientos, y aquella amenaza de lluvia, llenaron el alma del pequeño de una paz agradable…

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las gotas de lluvia empezaron a caer, los vientos a soplar cada vez más fuerte y la temperatura comenzó a bajar drásticamente… sin embargo, Hades seguía sumamente concentrado buscando a su niño… “¡Esta vez si acabaré contigo… no permitiré que vuelvas a tocarlo!”… Hades llegó a la ribera del río, comenzó a seguir el curso del caudal… la mejor forma de huir de tierra y llegar a Atlantis era por ahí, aunque con ese clima, fuera casi un suicidio…

Radamanthys y Julián cabalgaban a la par de Hades, observaban con toda la atención posible el lugar, Milo y Camus eran más rápidos, pues conocían a la perfección esos lugares, ya sea con clima favorable, o como era el caso, con uno desfavorable. A la distancia pudieron notar unas figuras, alertaron de ello a Hades… entonces se fueron acercando de forma sigilosa, para lo que optaron por dejar los caballos.

Se introdujeron en la espesura del bosque para ocultar su presencia… al parecer, ellos se estaban dirigiendo río abajo, y debido al clima no habían sentido su presencia… Hades pudo ver que su niño estaba empapado y pálido, eso lo desesperó, más se contuvo, al estar tan cerca del río, no podía arriesgarse a que le hicieran algún daño, sin embargo, nada había preparado al príncipe de Averno para lo que sucedió ante sus ojos…

---

Shun tenía mucho frío, cuando llegaron a la ribera miró a sus captores, que parecían decidir qué hacer, fue Saori quien indicó el camino a tomar… ella parecía un tanto preocupada por la herida de su hermano. Diogo a pensar de verse muy pálido, no se mostraba débil, de hecho, sólo demostraba preocupación por él… por lo que no pasó desapercibido para el peli verde, que eso le resultaba muy molesto a la joven.

Caminaron por un trecho algo largo, considerando las inclementicas del tiempo, era muy peligroso andar tan cerca de un río que podía resultar muy traicionero, Shun atrajo sus brazos a su cuerpo, en busca de calor… y luego volvió a notar la mirada llena de odio de Saori, y entonces sonrió… “¡Claro… ya sabe que Hades esta vivo!”…

¡Deberías cambiar esa cara de envidia, Saori… Hades siempre me ha amado sólo a mí, era su destino y el mío estar juntos… ¡Como buena bruja… deberías saberlo!! – Shun lo dijo con verdadera saña… y entonces pasó lo que en parte esperaba…

---

¡NOOOOO! – era la voz de Sein la que se escuchaba, llegó justo cuando sucedió…
Hades salió de su escondite, pero fue Camus el que saltó al agua seguido por Julián, pues cuando iba a hacerlo el peli oscuro, Diogo le salió al pasó, estaba como loco, y deseaba acabar con el culpable de que el pequeño, nunca lo hubiera correspondido…

Radamanthys comenzó a enfrentarse con Shura, que a pesar de la impresión por lo ocurrido, al ver al esposo de Afrodita una sonrisa maliciosa se le formo en el rostro, clamando revancha…

Ares y Sein se acercaron a la orilla del río, donde Milo se encontraba también intentado localizar con desesperación a su hermano, a Julián y por sobre todo, a Shun.

¡Señor, él estaba atado… así no podrá nadar! – murmuró al borde de las lágrimas el guerrero de Shun…

¡Pero que dices, Milo, Shun no sabe nadar! – Sein miró al joven y entendió que su hijo de estar desatado, quizás si podría salvarse…

Ares notó a Julián, que salía a la superficie, tomaba aire y se volvía a meter, parecía agotado, y no era para menos, la corriente era muy fuerte… en la orilla, y a pesar de luchar con la mano izquierda, Diogo le estaba dando buena batalla al peli oscuro… Cuando Hades sintió que ya tenía a Diogo donde lo quería, detuvo el ataque…

¡Vas a pagar caro todo lo que hiciste… pero lo pagaras en este mundo…! – Hades no se sentía con ánimos de matar a Diogo, le había hecho perder demasiado tiempo… él debía buscar a Shun…

Saga, Kanon, Shión, Shaka, Mu, Minos y Aiacos habían llegado al lugar justo cuando Hades derrotare a Diogo, y lo dejare desarmado… vieron al príncipe de Atlantis como enloquecido mirando al río, notaron que Hades se dirigía hacia donde se hallaban los reyes Sein y Ares, junto con Milo… luego notaron el cuerpo sin vida de la princesa Saori… Minos y Aiacos se acercaron a Diogo y lo sujetaron, escucharon como balbuceaba… “¡Fue tu culpa, hermanita… no debiste hacer eso!”…

Rada venció a Shura, dejándolo inconsciente... luego observó a los recién llegados, tanto Shión como Mu, revisaron a la joven, constatando que estaba muerta… estos miraron al oji dorado en busca de respuestas…

¡La princesa atacó a su alteza Shun, y lo lanzó al cause del río… Diogo la atacó sin piedad por eso, y la mató!

---

¡Tenemos que encontrarlo!

¡Hijo, tranquilo…! – Ares se sentía desolado… su hijo estaba en Shock, casi lo arrastra la corriente mientras intentaba dar con su niño… pero el esfuerzo de todos fue inútil… el propio Camus fue sacado por la fuerza por su hermano, estaba totalmente exhausto, los gemelos ayudaron a Julián, quien parecía muy frustrado…

Sein miraba el río… silenciosas lágrimas recorrían su faz, mismas que corrían por la de los presentes… “Shun”…

¡No es posible! – Hades no daba crédito a lo ocurrido… fue tan rápido… Shun simplemente ya no estaba, y él, no pudo evitar que eso sucediera… - ¡PERDONAMEEEEEE!

---

La noticia inundó de tristeza ambos reinos, el de Tierra y el de Averno…no habían podido encontrar el cuerpo, por lo que los funerales se estaban llevando a cabo a las orillas de aquel río… Hades se mostraba frío… su mirada parecía perdida en aquellas, ya tranquilas aguas… sentía que parte de él había muerto, irradiaba dolor hasta por lo poros… el nudo en su garganta era muy grande, más… se contuvo… cuando ya todos se hubieron retirado… se hincó en el suelo… recordando todo… desde la primera vez que lo vio, su primer beso, el primer te amo que le obligó a decir… no supo cuando las lágrimas comenzaron a salírsele… pero el dolor que sentía ya no lo podía disimular…

¡Shun!... ¡¿Dónde estas, mi amor?!

---

Ares y Sein, llegaron al castillo, el peli azul, simplemente se sentaba, con la mirada perdida en el horizonte… el peli oscuro, también se sentó… ya había ordenado que el juicio para los prisioneros sería una vez pasado los días de luto, por la muerte de Shun…

¡Por cierto, Sein… no vi a Delios!

¡Supongo que esto lo destruyó… él no previó algo así… para él, era Shun quien traería la paz a Averno y Tierra! – murmuró el peli azul…

¡Pues en su nombre… habrá paz… no sólo entre Averno y Tierra, sino también con Atlantis… Pobre de mi hijo… espero que se recupere de esto algún día! – comentó el peli oscuro… “¡Así que se fue!”

_________________
Volver arriba Ir abajo
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Compromiso Pactado (ShunxHades) COMPLETADA   Vie Mayo 01, 2009 2:51 pm

Capítulo 20º: El Reencuentro

Cuanto tiempo paso encerrado en su cuarto, bueno eso seguramente su padre podría decirlo, pues él simplemente había perdido a noción del tiempo… pero era bien sabido que dos semanas habían pasado desde la pérdida del motivo de su vida… pues eso era para él, Shun… la razón de su existencia…

Ares, sin embargo, no permitió que se ahogara en los mares de la gran depresión que lo embargaba, al rey de Averno sólo le bastaron cuatro palabras para hacer reaccionar a su hijo…

¡Shun no querría esto! – Ares vio para su alegría y la de ambos reinos, que aquellas palabras tan simples habían despertado a su hijo… respetó su dolor y su luto lo respetaría aún, más dos semanas eran demasiado tiempo, Hades debía a volver a ocupar el lugar que le correspondía.

---

Los meses pasaron, y con ellos vinieron cambios muy notorios en las tres regiones, en primer lugar, Atlantis volvía a ser gobernado por un descendiente de la familia real Poseidón, Julián era ahora quien reinaba aquel lugar, y con su asunción la paz comenzó a alcanzarse en aquella sufrida tierra, que feliz recibió a su verdadero rey; Tierra seguía siendo gobernada por Sein, se había firmado un acuerdo de paz entre las tres regiones y, Tierra y Averno se hicieron más cercanas con la boda de este con Pandora; en Averno también la paz reinaba, más esta no era completamente dichosa, el dolor por la pérdida de su pequeño príncipe era muy grande, en nombre de él buscaban la paz y la respetaban, pero aún lo lloraban, pues sabían que Hades aún sin demostrarlo, no se resignaba a su pérdida.

Otros que no se habían resignado a la pérdida del joven príncipe fueron sus generales, encabezados por Milo lo buscaron incansablemente durante varias semanas… más poco a poco fueron resignándose a la triste realidad…

Las tres regiones eran como una gran nación pues los habitantes de las mismas, se relacionaban armónicamente, sus gobernantes se reunían cada cierto tiempo para tratar de resolver de la mejor manera problemas que se sucedían en las fronteras, en especial con regiones ajenas a ellos… después de la caída de Arles y su familia, otros gobernantes ambicionaban incursionar en Tierra o Averno, pero esas dificultades lograban superarse maravillosamente gracias a los esfuerzos y a la reputación que Hades se había ganado repeliendo invasiones…

Un tema pendiente, sin embargo, era la sentencia que se le daría al príncipe Diogo… desde aquel día, fue encerrado en las mazmorras de Tierra, y luego enviado a Averno donde corría la misma suerte… muchos esperaban un condena a muerte, más Hades no se quiso dictar al respecto, y no permitió que nadie lo hiciera en su nombre…

Mientas que los otros guerreros fieles a Diogo ya pagaban por sus crímenes… los tres jueces de su reino se habían encargado de dictaminar, y aquellos guerreros ya habían comenzado a pagar por sus culpas... Aldebarán fue sentenciado por Aiacos a trabajos forzados en las minas de carbón de Averno, bajo las inclementes condiciones de trabajo… Kaysa fue condenado a muerte, pues su ofensa fue en contra la familia real de Atlantis y según las costumbres de esas tierras la muerte era el pago más justo… Aioria perdió totalmente su libertad y fue vendido como esclavo a una de las nobles familias de Averno, casualmente lo compro la familia de Minos… Dokko había sido enviado a trabajos forzados en una mina de piedras preciosas… Shura fue sentencia a convertirse en eunuco, fue castrado como orden del Juez de la Furia, y luego, encerrado en una de las mazmorras más profundas de Averno… Krishna recibió azotes por faltar a sus promesas con Cronos y enlodar a los sabios con sus acciones indignas, fue castrado también y enviado como esclavo en el Templo dedicado a la Diosa Hécate… por último, Alberich ya cumplía desde hacía tiempo con su sentencia, pues Kanon lo convirtió en su esclavo, por lo que el orgullosos noble, quien se consideraba el más brillante de los guerreros del príncipe Diogo, debía usar todo ese ingenio para complacer a su amo…

Cada uno de los guerreros de Shun se mantuvo firme en sus funciones en el reino de Tierra, excepto Sorrento, quien acompañó a Julián a Atlantis, para ocupar el lugar que le correspondía como su esposo… Afrodita también había decidido volver a Averno, sin Shun simplemente consideró que no tenía nada que lo atara a Tierra, además ahí estaba su esposo… Camus y Milo decidieron permanecer en Tierra… en el fondo ninguno de los dos abandonó la búsqueda del pequeño, y en eso eran totalmente apoyados por sus esposos, quienes iban regularmente a visitarlos, pues ellos estaban donde estaba Hades… Mu decidió instalarse en sus tierras, que lindaban con Averno, un lugar neutral donde podía vivir con su nueva familia… Shaka se encargaba de los nuevos sacerdotes y sabios de los Templos de Cronos, ansioso esperaba la visita de su esposo, quien sin importar las inclemencias climáticas cada tres días iba a visitarlo… Mime acepto instalarse con Kanon en Averno, más al final fue Kanon quien decidió quedarse en Tierra, consideraba el clima de ese hermoso lugar, como más aconsejable para su hijo o hija…

---

El tiempo había pasado… quizás un año desde que Hades tomó el trono de Averno, después de que su padre le dijera que deseaba que fuese así, pues este deseaba volver a casarse… Hades sonrió y acepto de buen agrado eso… se sintió feliz de ver feliz a su padre al lado de Shiryu, la boda le trajo tantos recuerdos felices… y otros tanto que aún eran amargos… a esa fecha eran ya dos largos años los que estaba sólo, y más de uno de los ansíanos le aconsejaron que rehiciera su vida volviendo a casarse, el simplemente les había dicho que lo pensaría, más su respuesta no tenía porqué pensarla, pues no iba a cambiar de opinión…

¡Su majestad! – Saga había ingresado al salón donde Hades se hallaba perdido nuevamente en recuerdos de su pequeño ángel…

¿Qué ocurre? – murmuró mirándole tranquilamente…

¡Es sobre el rumor, señor… envié a uno de mis hombres de confianza y ellos averiguaron que son ciertos… en aquel templo hay un joven de extraordinaria belleza…! – comento el peli azul con una reverencia…

¡En ese Templo… ¿Está Delios?! – preguntó el joven rey acomodándose en su trono…

¡Así es mi señor… en ese lugar jóvenes monjes se encargan de ayudar a los necesitados con las donaciones de algunos nobles… parece que ese lugar tiene como benefactor a uno de los príncipes de Polaris, hijo del rey Odín, si es que se me informó bien! – acotó el gemelo mayor con una sonrisa…

¡Ya veo… ¿y estas seguro de que Milo y Camus fueron hasta allá?! - Hades se había levantado de su lugar mirando serio a su general…

¡Si mi señor, más no pudieron acercarse al templo, ellos también tienen la misma sospecha!

¡Entonces, amigo… prepara todo… y llama a todos mis guerreros… Haremos un viaje…!

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Dos años!

Habían pasado ya dos años desde aquel día, dos largos años en los que se había refugiado en aquellas lejanas tierras en un lugar que era el destino para todos los exiliados de su reino, un destino que había aceptado, con todas las consecuencias que ello acarrearía…

¡Hades… ¿me perdonarías?… ¿me habrás olvidado ya?! – un joven peli verde se abraza a su cuerpo mientras sus memorias lo llevan a revivir aquellos días en los que decidió cual sería su camino…

---Flash Back---

¡Deberías cambiar esa cara de envidia, Saori… Hades siempre me ha amado sólo a mí, era su destino y el mío estar juntos… ¡Como buena bruja… deberías saberlo!!

¡Maldito mocoso! – sin pensarlo dos veces la joven empujo al peli verde al río… sonrío divertida al ver como sin remedio se hundía pues poseía ambas manos fuertemente atadas…

Pudo sentir como era arrastrado sin piedad por la corriente… un grito se oyó apenas había caído al agua… luego simplemente se hundió, el agua lo arrastraba y no hizo nada para evitarlo, apretó ambas manos atadas a su pecho, todo el camino a ese lugar se había cerciorado de que su daga aún este ahí… era el momento de usarla…. No perdió tiempo, se estaba quedando sin aire, y a pesar de que deseaba morir no podía permitirse eso… cortó con cuidado las amarras y salió a la superficie… fue la bocanada de aire mas placentera de su existencia, con el aire le entraba nueva vida en el cuerpo… nado a favor de la corriente, utilizando aquella fuerza a su beneficio, y con ligeros movimientos pudo acercarse a una orilla, no escuchaba nada más, que no fuera la lluvia y el río…

Se sentía exhausto, su corazón palpitaba a mil, tocio con fuerzas cuando con las pocas fuerzas que le sobraban llegó por completo a la orilla y pudo salir del agua… le costo un poco recuperar todo el aire y escupir toda el agua que había tragado… aún jadeante observó con detenimiento el lugar en donde se encontraba, reconoció el lugar… no tenía tiempo que perder, sin mas simplemente se introdujo en el bosque, debía ir lejos del río y la lluvia, seguramente, borraría todas sus huellas.

Caminó un largo trecho hasta encontrase con unos caballos y con su maestro… este le cobijo con un abrigo, le ayudó a montar, y sin pronunciar palabras emprendieron camino…

---

El viaje fue agotador, mas al llegar al templo, pudo darse un baño y descansar un poco… todos los últimos acontecimientos habían desmoronado su mundo, y su fortaleza… no se sentía digno de existir, pero ahora ya no era sólo él, por lo que debía existir… era para su hijo…

Las semanas transcurrían sin muchas novedades, aunque se enteró de que Hades se estaba recuperando y estaba ocupando el lugar que le correspondía, eso le trajo alivio a su alma, así como el enterarse de la relación de su padre con Pandora…

A esos lejanos lugares no llegaban muchas novedades de Tierra o Averno, por lo que se tuvo que conformar con lo que podía averiguar por medio de Delios, pues él no salía mucho del reguardo de los dominios del Templo… en aquel lugar pudo volver a entrenar su mente, y apaciguar su espíritu, los sabios estaban mas que de acuerdo en que Shun sería un excelente gobernante… y si se lo proponía, un guerrero de temer… más los entrenamientos físicos el menor los dejó de lado con el cuarto mes de embarazo, y conforme evolucionaba su estado, se pudo percatar de la falta que le hacían sus amigos, y por sobre todo, Hades.

En una mañana muy fría, mientas paseaba por el bosque… se encontraba despejándose, deseaba respirar aire fresco, su estado lo había vuelto algo mas lento, pero nadie dudaba en afirmarle que su belleza se había duplicado… fue mientras caminaba y acariciaba su vientre, pues en los últimos días su pequeño se había vuelto muy inquieto que…

¡Supongo que los ángeles si existen!

¿Uh? – Shun miró en dirección a aquella voz… su mirada era fría, y a pesar de que sabia que estaba en desventaja, no perdió la costumbre de permanecer firme esperando a ver quien era…

¡Un ángel que no le teme a nada… por lo visto! – un joven salía de entre las penumbras del bosque, vestía finas ropas de colores celestes, su mirada era igualmente celeste, tan fría que parecía hielo, su piel era algo morena… Shun pudo apreciar una cabellera tan dorada como el mismo oro.

¿Quién es usted? – el menor habló firmemente, lo que pareció sorprender al recién llegado, el cual sonrió complacido…

¡Lamento mi falta de educación… Soy el príncipe de Polaris… mi nombre es Hyoga! – el rubio hablo firme, hizo una reverencia ante el peli verde, sin apartar sus celestes ojos de los esmeraldinos del menor… - ¿Y cual es tú nombre, mi hermoso ángel?

¡En primera no soy un ángel, mi nombre es Shun… ahora si me disculpa…! – Shun se volteó con la intención de volver al templo…

¡Así que el hermoso príncipe de Tierra se haya oculto en estos apartados lugares! – Hyoga hablo irónico, sonrió al ver que el menor ni siquiera se inmutó ante su comentario…

¡El príncipe de Tierra ha muerto, eso todos lo saben, déjeme en paz…! – más Shun calló en seco… un dolor punzante en el bajo vientre le hizo perder el color… y luego sintió como su entre pierna se humedecía… - ¡Dioses!... “¡Hades!”…

---

Podría decirse que en su vida había pasado por una situación tan desesperante y dolorosa, aquel joven lo había ayudado a llegar al templo, ahí lo ayudaron y prepararon alguno de los sabios y monjes… Hyoga simplemente no se apartó de su lado, y Delios, quien parecía conocerlo, no se lo impidió… el trabajo de parto fue largo, y agotador, mas tubo su recompensa… Shun jamás supuso cuan maravilloso podía sentirse escuchar el llanto de un hijo, era la sensación mas maravillosa en el mundo, sus ojos no podían dejar de derramar lágrimas de felicidad…

¡Es un varón, mi señor! – Delios le entregó la criatura al peli verde… este lo cargo con dulzura, al tenerlo en brazos no pudo evitar sentir oprimido el corazón… el pequeño era muy blanco, sus cabellos eran ligeramente verdes como los suyos… el príncipe de Tierra miró a Delios, y luego al pequeño, sonrió para sí…

¡Osiris… se llamará, Osiris!

---Fin del Flash Back---

_________________
Volver arriba Ir abajo
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Compromiso Pactado (ShunxHades) COMPLETADA   Vie Mayo 01, 2009 2:53 pm

Un sonido lo devuelve a la realidad, voltea y se encuentra con unos adorables ojitos que lo observaban con amor…

¡Papi…!

¡Ven aquí! – Shun extiende sus brazos y el pequeño corre hacia ellos, quien lo viera diría que era su viva imagen, mas sus ojos los diferenciaban, apenas caminaba, no tenía más de un año… - ¿Cómo llegaste hasta aquí?

¡Tío! – murmuró el pequeño y sonrió dulcemente… entonces, Shun pudo observar como detrás de su niño aparecía aquel, que desde el ultimo año, se había convertido en su protector, amigo… y, pretendiente…

¡Hyoga… ¿Cuándo llegaste? – pregunto el oji esmeralda mirando al rubio recién llegado…

¡Acabo de hacerlo… tengo una noticia que darte… es sobre el rey de Averno! – Hyoga habló serenamente, sonrió al ver sorpresa en aquella dulce mirada, se notaba inquieta y curiosa…

Shun esperó a que Hyoga hablara, a pesar de ser de lugares diferentes, el príncipe de Polaris siempre traía novedades de Averno y Tierra al peli verde. Después de que naciera su hijo, pudo enterarse de que Hyoga era también alumno de Delios, este lo había acogido como tal cuando su padre, Sein, lo exilió de Tierra y fue a dar a aquel Templo… además de enterarse de que el joven príncipe de las frías regiones de Polaris, lo había conocido en el decimo octavo cumpleaños de Hades, al parecer simplemente lo había visto durante la fiesta y luego, durante los enfrentamientos del día siguiente… el rubio le confesó que había quedado completamente prendado de él desde aquellos días, y que cuando Delios le comentó que protegería a su más preciada joya, y acataría las ordenes del único señor que él respetaría, pues esas palabras fueron suficiente para el príncipe, para entender de que no se trataba de otra persona, más que del príncipe heredero de Tierra.

¡Me ha llegado de muy buena fuente, que Hades ha decidido rehacer su vida… y unirse primero en compromiso y luego en matrimonio, con una princesa llamada Andrómeda! – Hyoga lo decía con suma cautela, deseaba ver cada reacción en aquel hermoso rostro, que al principio palideció, y luego se endureció y sonrió….

¡Esa es una buena noticia! – murmuro el peli verde, más se notaba que sus palabras estaban vacías…

¡Shun… si él ya va a rehacer su vida… tú deberías hacer lo mismo! – el rubio sabía a la perfección que estaba sobre terreno peligroso, más debía intentarlo… el joven peli verde lo miró con algo de tristeza…

¡Hyoga… ya hablamos de eso… y sabes a la perfección mi respuesta… lo siento! – Shun salió de la habitación dejando solo al rubio quien sonrió irónico… él no se iba a dar por venido tan fácilmente…

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Sin importar el tiempo, no le agradaba tenerlo ahí, más debía admitir que cierta satisfacción le dada, el saberlo esclavo de su esposo… más, por que estaba seguro que Kanon, después de aquella noche, jamás volvió a tocarlo, quizás lo divertido, y el verdadero castigo de Alberich era que justamente se había enamorado de Kanon… un pequeño de cabellera azul y ojos naranjas lo quita de sus cavilaciones…

¡Kalef… pórtate bien! – Mime cargaba a su pequeño mientras observaba a su esposo conversar con su recién llegado hermano… se acercó y atinó a escuchar que partirían lo antes posible… - ¿Dónde irán?

¡Mime… lo único que puedo decirte es que muy pronto, una sonrisa verdadera adornará tu bello rostro! – Kanon besó en la frente a su esposo - ¡Espérame, hermano… no tardaré en alistarme!

¡Cuñado…! – el peli naranja miró a Saga, quien en ese preciso momento cargaba a su sobrino…

¡No te preocupes, serán buenas noticias… tú sólo cuida bien de este hermoso niño, que Kanon y yo nos encargaremos!

---

Sorrento veía partir a su esposo, Afrodita estaba con él, y por disposición de su primo, ambos debían ir a Averno, más específicamente a Giudecca… el peli turquesa sabía que algo estaba pasando, deseaba acompañar a su esposo y a su hermano a aquella misión a la que Hades les había llamado, pero no podía hacerlo… suspiró sonoramente…

¡Descuida, Afrodita, si fuera algo malo, ya lo sabríamos! – Sorrento cargaba a su sobrina, era una verdadera belleza, tan pequeña y frágil que a su padre no se le ocurrió mejor nombre que Cielo, pues sus ojos parecían eso, el cielo… Julián adoraba a su sobrina, tanto como a su hijo, Neptuno.

¡¿Crees?!... ¡Rada estaba raro, él jamás me oculta nada… y la verdad, yo creo que tiene que ver…! – Afrodita no continuó hablando, la llegada de Shaka y Mu lo calló de inmediato…

¡Lo encontraron… debemos llegar a él antes! – Shaka hablaba firme a sus amigos…

¿Seguro… mira que ya varias veces fuimos a buscar y no eran más que espejismos! – Sorrento era quien había tomado la palabra…

¡No lo dudes, majestad!

¡Camus, Milo!

¡Estamos seguros de que es él… si su majestad Hades lo encuentra antes que nosotros… no sabemos cómo pueda reaccionar, es nuestro deber protegerlo! – mencionaba Milo obteniendo la afirmación de su hermano…

¡Mi primo jamás lastimaría a mi niño! – dijo casi indignado el peli turquesa…

¡Es que… hay un niño…! – acotó Camus… - ¡Y todos conocemos a nuestro príncipe, si hizo esto es por que el niño no es de Hades!

¡Preocúpense más, si es que sí lo fuera! – Mime había entrado también a la habitación… sentó a su hijo a lado de la pequeña Cielo…

¡Estamos todos… ¿Quién cuidará a los niños?! – comentó Sorrento mirando a sus compañeros…

¡Yo!… ¡Ustedes pierdan cuidado!

¡¡¡¡Su majestad, Sein!!!!

¡El deber de ustedes es proteger a mi hijo… así que no hay tiempo que perder! – Sein ingresaba al salón, al parecer venía solo… él los había hecho llamar a todos…

¿Usted, siempre lo supo, verdad mi señor? – Shaka le preguntó serio al rey…

¡Si… esos eran los deseos de mi hijo… que Hades lo olvide y que ustedes sean felices… pero ahora sé que mi yerno tiene una pista real del lugar en donde se encuentra… pista que le dieron ustedes! – acotó el rey mirando hacia Camus y Milo - ¡Pero así es mejor… mi hijo debe volver a ocupar el lugar que le corresponde… sólo que temo por el bienestar de mi nieto… sé que Hades lo aceptará aunque no sea suyo… más cómo lo mencionó Mime, si es que sí lo fuera…. ¿Cómo reaccionaría?

¡Lo entendemos, señor… partiremos ahora mismo!

Los jóvenes dejaron al rey en compañía de los pequeños… su joven esposa salía de las sombras, y lo miró con un asomo de reclamo…

¡Es mi hijo… lo mínimo que podía hacer era cumplir con sus deseos aunque estos hayan sido tan extremos!

¡Lo se… mi propio padre lo supuso también… más como no lo encontraba, decidió darle tiempo al tiempo! – Pandora cargaba a la niña… - ¡Mi hermano a soñado con este momento por mucho tiempo… no lastimaría a Shun, pero de que se enojará… jajajaja no lo dudes, aunque se muy bien que Shun podrá con él!

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Su majestad, ya todos están aquí! – Radamanthys hacía una reverencia ante su rey, quien simplemente asintió al verlo…

¡Estoy ansioso, amigo… ¿Ya les explicaste cómo actuaremos?

¡Si… y todos harán exactamente lo que usted dijo!

¡Querido primo… lo mejor es partir ya hacia allá… estoy seguro que nuestras bellas joyas ya debieron partir rumbo a aquel lugar! – Julián hablaba divertido…

¡Descuida, primo… mi padre se encargará de ellos…!... “¡Todo saldrá de acuerdo a mi plan!”… ¡ANDANDO!

¡Primo, tengo una duda! – Julián se adelantó con su caballo hasta el lugar en donde estaba su primo, este lo miró - ¡No entiendo por qué hiciste correr ese rumor…!

¡Jajajaja es sólo para distraerlo… si piensa eso, no intentará huir… si es Shun, él estará allá cuando yo llegue… para él, y su benefactor, nosotros sólo estaremos de paso, amigo mío, deseo saber cómo reaccionará al verme… cómo lo conozco se que será indiferente… cuando yo esté seguro de que es él… pues… me lo traeré conmigo, a él y a su hijo! – Hades parecía distante al decir aquellas palabras, cómo si aún estuviera planeando lo que iba a hacer… para que su plan tenga éxito, no debían ser interrumpidos por los generales de Shun… sonrió al pensar cuan cambiado podría estar, y también sonrió al imaginarse la manera en cómo se vengaría por cada noche, en esos dos años, que tuvo que dormir sin su compañía.

¡Dime algo, Hades… si no fuera tu hijo… ¿qué harás?! – Julián miraba con curiosidad al peli oscuro, aunque ya sabía la respuesta deseaba escucharla de propia boca de su primo…

¡Es mi hijo, Poseidón… lo sabes… todo lo que es de él, es mío!

---

Se podría decir que era un hermoso día… a pesar de que su alma estaba totalmente desolada por la noticia que le diera Hyoga, no podía demostrar su tristeza, después de todo, Hades estaba en su derecho de rehacer su vida, él lo había abandonado… miró a su pequeño, que nuevamente se iba a esconder detrás de unos árboles, sonrió al verlo, Hyoga se había quedado a conversar con Delios, seguramente pronto los alcanzaría… su pequeño quería a Hyoga, y él también lo estimaba, más no sentía amor por él, sabía que el príncipe no se daría por vencido, pero así también sabía… “¡Yo amo a Hades, sólo a él!”…

¡¿Dónde se metió el pequeño príncipe?! – una risita risueña le hizo notar que iba por el camino incorrecto… su hijo adoraba jugar con él… le encantaba sorprenderlo, y a él le gustaba ser sorprendido, por lo que siguió caminando buscando detrás de cada árbol a quien, él sabía bien, caminaba sigiloso tras suyo… - ¿Uhmmmm?... ¡Creo que debe estar por ahí!

Un sonido lo alertó, por lo que guardó silencio… aguzó el oído intentado captar cualquier sonido extraño, su mano ya estaba en el mango de su espada…

---

No habían tardado tanto en llegar… como una medida cautelosa, Aiacos y Minos se separarían del grupo, y vigilarían que los guerreros de Shun no se acercaran al lugar… Shión debía ir a investigar en el Templo, sabía que Delios no podría negarle la entrada a un doctor tan reconocido como su guerrero, mientras que él, Radamanthys, Julián y los gemelos, Saga y Kanon, buscarían el lugar en dónde se encontrara su objetivo… y la verdad, no pensó que ese objetivo se acercaría a él, sin necesidad de ir a buscarlo…

“¿Uhmmmm?... ¡Creo que debe estar por ahí”!... su corazón dio un brinco, sus compañeros también se pusieron alertas, bajaron de los caballos y se ocultaron en la espesura del bosque… sin embargo, algo pareció alertar al pequeño, quien con aquel semblante que bien le conocía, se ponía en guardia…

“¡Shun!”… asintió mirando a los gemelos, quienes inmediatamente atacaron al menor… este se defendió maravillosamente, Radamanthys había tomado otro camino, lo emboscarían, Julián miraba cómo con una habilidad asombrosa lograba desarmar primero a Kanon y luego a Saga, entonces era atacado por Rada, quien sí le dificulto un poco más la situación… se notaba algo alterado y confuso, probablemente no le ayudaba ver que aquellos que lo atacaban, tenían toda la pinta de unos maleantes…

---

_________________
Volver arriba Ir abajo
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Compromiso Pactado (ShunxHades) COMPLETADA   Vie Mayo 01, 2009 2:57 pm

No supo de dónde aparecieron, pero eso sí, lo atacaron ferozmente… sin embargo, él no era la persona indefensa que aparentaba, con algo de dificultad logro evadir los ataques y desarmar a aquellos bandidos… su preocupación… que su hijo apareciera y fuera tomado por esos sujetos… cuando los desarmó a ambos, otro ataque… esta vez su rival, era más diestro con la espada, tanto que se sintió algo preocupado… “¡Osiris ve con tío Hyoga!”…

¡AHHHH! – atacó con mayor fuerza y la espada de su adversario, que por cierto notó que era muy alto y fuerte, salió volando… con su mirada notó que los otros dos hombres se ponían en guardia… más su intuición le indicó que había más personas… de pronto sintió temor… - ¿Qué quieren? – habló lo más firme que pudo…

Aquellos sujetos se colocaron frente a él… su distancia no era mas de un metro y medio de él… los miró serio, ninguno respondió a su pregunta… entonces alguien lo atacó por la espalda… se volteó a penas para evitar el golpe, más su espada salió volando lejos de él… entonces otro ataque, pero de otro sujeto, pero notó que la intención de este, era más sujetarlo que herirlo… su mente se puso en blanco, su mano sujeto rápidamente la daga que siempre llevaba con él, y de un certero ataque casi degolla a su último atacante, que al parecer ya se esperaba un contra ataque así, y de un ágil movimiento, detiene su mano con el arma, ejerce presión sobre la misma, obligándole a soltar la daga…

¡Ahhhhyyy! – Shun suelta el arma, y el sujeto aprovecha para sujetarlo mejor, atrayéndolo a su cuerpo, para impedirle cualquier tipo de movimiento - ¡Suélteme… ¿qué quieren… quienes son?!...

¡Pero qué belleza… me pregunto compañeros… ¿cómo es que un campesino puede tener una daga con joyas tan finas… a menos claro, que la haya robado?! – hablaba irónico el hombre que sujetaba al peli verde…

¡Suélteme… ¿cómo se atreve?… suélteme le digo! – Shun forcejeaba todo lo que podía, más no podía librarse del agarre de ese sujeto, es más, debido a las sombras que los árboles daban a aquel lugar, no podía ver bien el rostro de sus atacantes, y menos del que le impedía moverse, pues todos ellos llevaban unas capas que les ocultaban el rostro…

¡Tal vez me divierta un poco con este pequeño ladrón! – comentó irónico el sujeto, obteniendo la risa generalizada de aquellos que simplemente observaron… Shun sintió encoger su estómago… su corazón se acelero, sintió temor… más…

¡SUELTE A MI PAPÁ!

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Sintió que su corazón se detuvo al escuchar esa dulce, y a la vez firme vocecita… también percibió que Shun se inquieto, todo su cuerpo se tenso… miró con ojos desorbitados al pequeño que con firmeza se dejaba ver de su escondite, este parecía no temer a los atacantes de su padre, se acercó y colocó en el centro de los atacantes mirándole directamente a los ojos… unos rayos de sol que justamente alumbraban hacia el lugar en donde se había colocado, le daban una la imagen más angelical de la que tenía… era muy pequeño… no pudo evitar sentir una extraña emoción al notar que era la viva imagen de su ahora prisionero…

¡Vaya, vaya… pero miren amigos… un enano me da ordenes! – habló con malicia, y se maravillo al ver que el menor ni se inmutaba, es más mostro una mirada tan fría, nada propia de un bebé de su edad… pero aquellos ojos le hicieron temblar… y le obligaron a soltar a Shun…

El peli verde al verse liberado del fuerte agarre, fue hacia su hijo y se colocó a su lado, volteó entonces a mirar a su atacante, justo cuando este dejaba al descubierto su rostro, el cual tenía oculto tras su capa… Shun no pudo creer lo que veían sus ojos… perdió por completo el color al ver aquellas jades tan furiosas… una jades que a pesar de demostrar enfado eran tan bellas… como las de su pequeño hijo…

¡Hades! – susurró con temor el príncipe de Tierra sintiendo como sus piernas perdían la fuerza de sostenerle…

¡Esto es muy cruel, Shun… podría castigarte obligándote a vivir lejos de él! – el peli oscuro hablo con rabia… ver a su hijo, por que no le cabía duda de que era suyo, le hicieron sentir muy molesto, pues él no había estado a su lado desde el primer momento de su vida…

¡NO PODEMOS PERMITIR QUE ALGO ASÍ SUCEDA… LO SENTIMOS SU MAJESTAD!

---

Los guerreros de Shun habían rodeado a los presentes, y tanto Shión, como Aiacos y Minos llegaron justo en ese preciso momento también… Shaka y los demás tenían rodeado al grupo, Hades los miró con soberbia, y en el rostro de Shun se dibujó verdadera angustia, al ver cómo cada grupo de guerreros estaba listo para comenzar a pelear, a pesar de que entre ellos hubiera el vínculo del matrimonio, ninguno, ni siquiera Afrodita, parecía dudar en cumplir con su deber de protegerlo de cualquiera que deseara lastimarle…

¡Mi príncipe… esperamos que este bien… debió traernos con usted… es nuestra sagrada misión seguirle en su destino a donde sea necesario! – Shaka había hablado firmemente, y todos, sin excepción, asintieron…

¡BASTA! – Shun no soportó la escena… miró a Hades y este…

¡BAJEN SUS ARMAS… DÉJENOS SOLOS!

Ambos príncipes miraron cómo sus guerreros se alejaban, los guerreros de Shun hacia un lado, y los de Hades hacia el lado contrario… luego, ellos simplemente se quedaron en silencio… el pequeño que aún se encontraba sujeto a una de las piernas de Shun, miró todo lo acontecido con curiosidad, nunca se dejó llevar por el miedo, es más, su mirada no se apartaba de la imagen del hombre que se hallaba frente a su padre.

¡Yo… realmente lo siento, Hades… aceptaré el castigo que quieras imponerme… por que no me arrepiento de la decisión que tome… en ese momento no vi otra salida! – Shun habló serenamente, sin apartar la mirada de la de Hades, quien se acercó a ellos… ninguno de los peli verdes retrocedió…

Cuando estuvo frente a frente con los menores… miró al mayor con disgusto y dolor… fue entonces que escucho algo que definitivamente derritió su corazón…

¡No te enfades papá… ambos te hemos extrañado mucho!

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La única persona que parecía sumamente disgustada con lo acontecido era un rubio, de ojos celestes, que rápidamente se ganó el más cordial e hipócrita saludo de cortesía del rey de Averno… pues para Hades, no paso desapercibido las miradas que Hyoga le lanzaba a Shun, esas miradas él ya las conocía… se las había visto a Diogo, y definitivamente él no permitiría que volviera a suceder hechos como los que provocaron que su niño, decidiera dejarlo por tanto tiempo… pero, ahora eso no importaba, estaban el cuarto que ocupare el peli verde menor, al cual tenía entre sus brazos, este lo miraba con una dulzura sólo comparada con la de su progenitor…

¡Entonces te llamas Osiris! – le hablaba el peli oscuro al menor, que a pesar de su edad hablaba con bastante fluidez, tal vez a causa de convivir con gente erudita desde su nacimiento…

¡Si… mi papi me dijo que ese nombre era semejante al tuyo, pero en la lengua natal de tu reino! – contesto el niño acariciando las facciones de Hades con delicadeza…

¡Eres todo lo que soñé, ¿sabes?! – habló el rey de Averno sintiendo como si un nudo en su garganta le molestase…

¡Eres exactamente como mi papi me dijo que eras… no te enfades con él… ha llorado mucho por ti! – susurró el menor sin apartar la mirada de las jades del mayor…

¡Aunque me lo propusiera, eso sería imposible!

---

Shun se había disculpado con Afrodita y los demás, mientras su hijo conocía a su padre… les había explicado a sus generales que, como ellos habían formado una familia con sus respectivos esposos, él no deseaba que eso se rompiera por sus decisiones, que ese fue el motivo, por lo que incluso a ellos, no les hizo partícipes de sus planes… también les confesó de su temor… y de la gran alegría que fue para él, notar el gran parecido de Hades con su pequeño hijo…

¡Eso es todo lo que puedo decir… se de ustedes lo que Hyoga me comentaba… espero que algún día me perdonen… pero no deseaba que sean infelices lejos de las personas que aman! – murmuró el peli verde con una sonrisa… al principio el silencio reinó… Shun miraba firme a sus compañeros y amigos de siempre…

¡Tonto… sabes que para nosotros lo más insoportable fue creerte muerto, mi bebé! – Afrodita rompió el silencio y sin más abrazó fuertemente a Shun, siendo seguido por Mime, Sorrento, en fin, por todos los demás…

¡Lo siento… no volveré a hacer una cosa como esta… pero la verdad, necesitaba de este tiempo… no sólo fue necesario curar mi cuerpo… deseaba curar mi alma también… necesitaba perdonarme por todo lo ocurrido! – Shun se dejó abrazar… en los brazos de sus amigos se sintió como un pequeño niño, totalmente a salvo… totalmente feliz…

¡Shun… ve y habla con tu esposo… él te ha necesitado mucho! – Shaka habló sereno, y el menor asintió… se dirigió hacia al cuarto de su niño… en él, Osiris estaba profundamente dormido en su cuna… Hades lo miraba con ternura, se mordió el labio al presenciar esa imagen…

---

_________________
Volver arriba Ir abajo
Zafira
Angel - Poseidón
avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 34
Alas de Fuego : 165999
Fecha de inscripción : 16/02/2009

MensajeTema: Re: Compromiso Pactado (ShunxHades) COMPLETADA   Vie Mayo 01, 2009 2:59 pm

Estaban ya hacía largos minutos en silencio, fueron a hablar en la habitación que Shun tenía en el templo… no deseaban despertar al pequeño ángel, cuyo cuarto estaba justo a lado del de su papá…

¡Yo…! – Shun iba a disculparse nuevamente, pero Hades lo volteó de manera abrupta, y sin ninguna palabra de intermediaria, le besó…

Ese beso era muy demandantes, el peli oscuro lo tenía fuertemente sujeto de la cintura, al principio Shun simplemente se dejaba llevar, pero lentamente, comenzó también a demandar, rodeó con sus brazos el cuello del mayor para profundizar el beso, estaba casi de puntitas para poder alcanzarlo mejor… fue por eso que Hades lo cargó en brazos para que no se cortase el beso, y con cuidado lo deposito sobre el lecho…

¡Hades… yo… te amo! - susurraba el menor cuando el mayor le daba espacio para que repusiese el aire…

El peli oscuro rápidamente se deshizo de las prendas del menor, y de las suyas propias… lo deseaba demasiado, ya no podía contenerse ni un minuto más… y Shun se sentía igual… lo deseaba, había soñado con él desde el momento en que, con sus caricias y besos, había borrado todo rastro de Diogo…

¡Te deseo… mi Tormentosa Calamidad… mi niño… mío…! – murmuraba el peli oscuro mientras a cada palabra iba dejando un rastro de saliva por todo el pecho del más joven…

Shun sonrió al escuchar las palabras del mayor… gimió sonoramente cuando su miembro fue tomado por los labios del peli oscuro… entonces, cada una de aquellas sensaciones maravillosas que sólo Hades sabía hacerle sentir, recorrieron su cuerpo… todo su ser se estremecía con cada caricia, cada beso… cuando se vino en la boca del mayor y este subió hasta sus labios, lo besó con desesperación…

¡Deseo sentirte, mi amor! – susurró el peli verde cuando separó sus labios de los de su esposo, en busca de aire…

Hades no necesitó de más palabras… unió su cuerpo al de su adorado niño, comenzando así con el vaivén… fue delicado en un principio… y luego simplemente se dejo llevar por el deseo contenido por esos dos largos años…

¡Ahhh!... ¡Uhmmmm… ahhhmmmm! – Shun casi enloquecía del placer que sentía, besaba los labios del mayor, mientras con sus brazos rodeaba el cuello del peli oscuro para así poder profundizar aún más sus besos… - ¡Te amo… uhmmm… te amo!

¡Shun… te amo… te amo tanto… tanto que duele!

---

Con sus cuerpos entrelazados, una vez terminado el acto… aún se sentían algo agitados, especialmente el menor, quien reposaba su cabeza sobre el pecho del mayor, mientras este acariciaba con delicadeza de sus sedosos cabellos…

¡Shun… si vuelves a hacer una cosa como esta…! – Hades tomo con una de sus manos el mentón del menor y lo levantó, para que pudiera enfrentarle la mirada… - ¡Juro que voy a encerrarte en Giudecca, y no te dejaré salir de ahí nunca…!... ¡No te dejaría un minuto de paz… te haría mío hasta saciarme… en otras palabras, no te dejaría dormir… ¿Me oíste?!

Shun asintió con una dulce sonrisa… Hades también sonrió, aunque era más por picardía… pues a decir verdad, debía admitir que aquella idea no era tan mala… más sentir aquellos labios tan deseados posarse en los suyos, borraron toda idea perversa…

¡Quiero ir a casa, amor! – susurró el menor al volver en la misma posición en la que estaba, para dejarse llevar al fin por el cansancio y el sueño… la idea de pertenecerle a Hades incontables veces no le disgustó en lo más mínimo… aunque, sabía que si él quisiese que se detuviera, simplemente tenía que decirle… “¡Te amo!”… para que así lo hiciese…

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Al final, y a pesar de que su mirada decía que la última carta aún no había sido echada, Hyoga no pudo hacer más que desearle a Shun toda la felicidad del mundo… con el comentario de… “¡Si no te hace feliz, sólo llámame!”… después de eso, toda la comitiva volvió a Tierra, donde Shun se reencontró con su padre, y nueva madrastra… Sein fue inmensamente feliz al ver a su nieto, que era definitivamente la criatura más bella y perfecta ante sus ojos… otro que casi enloquece, llegó horas después, Ares no dejaba de admirar a su pequeño nieto… al ver su mirada, supo que era de su hijo, más al ver su porte… vio en aquel niño a su joven yerno… definitivamente, pensó… “¡Será un excelente gobernante!”… los sabios le vaticinaron un futuro brillante, que el menor forjaría con su propio esfuerzo… ante aquellas palabras toda la familia sonrió complacida… Shun conoció a los hijos de sus amigos... quienes ya, según la costumbre, serían probablemente los generales de su hijo…

Kalef, Cielo y Neptuno, rápidamente congeniaron con Osiris, y pues… a jugar se ha dicho…

---

La llegada de los gobernantes de Averno, fue seguida de una gran celebración… al fin, los habitantes de Averno, estaban seguros que sólo la dicha y la prosperidad reinarían en sus días… pues al fin toda la familia real estaba reunida…

Por disposición de Hades, y pedido especial de Shun, Diogo fue desterrado… el peli verde no deseaba cargar con una muerte en su conciencia… además, su único deseo era ya no tener que ver ni saber nada de ese sujeto en lo que dure su vida… y el propio Hades estuvo de acuerdo, en que lo mejor para el ex príncipe de Atlantis era vivir… vivir y saber que había perdido todo… su padre había muerto poco después de ser capturado, y él había ultimado a su hermana… casi había perdido la cordura por creer en la muerte de Shun, ahora que lo sabía vivo, pues debería vagar por el mundo sabiendo que jamás lo volvería a tener… y también, que jamás lo volvería a ver… de eso… se encargaría personalmente Hades…

Pasado ese trago amargo… las cosas no pudieron estar mejor… parecía que al fin la profecía se había cumplido por completo… Shun gobernaba Tierra así como Hades gobernaba Averno, al final se convirtió en un gran reino, que poseía de aliado y amigo al reino de Atlantis…

Entre esas tres regiones ya no medio otra cosa que no fuera los tratados y el diálogo… los compromisos aún se pactaban… aunque con el mutuo acuerdo de las partes… ninguno de los reinos vecinos se atrevía a declararle la guerra a esas tierras, pues sabían que no podrían contra esa poderosa familia, en la que se habían convertido, Atlantis, Tierra y Averno…

---

¡Eres feliz, mi Tormentosa Calamidad! – Hades abrazaba a su esposo, ambos estaban recostados en los Campos Elíseos… miraban a su hijo como jugaba con Cielo, su mejor amiga…

¡¿Lo dudas acaso?… en mi vida había sido más feliz, mi amado Hades! – Shun besó a su esposo, y este acarició con delicadeza el vientre del menor…

¿Ya decidiste que nombre le pondremos? – Hades acomodaba mejor al menor entre sus brazos…

¿Uhmmm?... ¡Creo que me gustaría que se llame Ikki! – Shun cerró sus ojos, se sentía cansado… Hades lo dejó dormir… aquel nombre le gustaba…

¡Ikki!... ¡Me gusta…!... ¡Entonces si es niña, se llamará Zafira… ¿Estas de acuerdo?!

¡Claro! Jejeje…

¡Si la felicidad realmente es un espejismo efímero… creo que el espejismo de nuestra felicidad es realmente maravilloso…! – susurró al oído del menor el peli oscuro cuando este ya se había rendido a los brazos de Morfeo… - ¡Y yo me comprometo ante mis antepasados… en este, su lugar sagrado… que voy amarte hasta el fin de los tiempos!

Una sonrisa adorna la faz del joven que descansa en los brazos del peli oscuro… una sonrisa de felicidad y de paz… en fin… una sonrisa de amor…

¡Fin!

_________________
Volver arriba Ir abajo
Mystical Witch
Moira Atropo - Hades-Oceano
avatar

Cantidad de envíos : 205
Alas de Fuego : 176185
Fecha de inscripción : 04/06/2008

MensajeTema: Re: Compromiso Pactado (ShunxHades) COMPLETADA   Mar Jul 07, 2009 5:01 pm

:lindo: angel :porras: Me encantooo prirncesa linda, muy hermosa tu historia corazón, muy bien desarrollada, la trama excelente, bien contada, todo perfecto...muchas gracias por compartir tan hermosa historia... :lindo:
Mis respetos a tu talento...
Cariños miles..

:butterfly: Mystical Witch :butterfly:

flor

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://melody-of-love.foroactivo.com.es
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Compromiso Pactado (ShunxHades) COMPLETADA   

Volver arriba Ir abajo
 
Compromiso Pactado (ShunxHades) COMPLETADA
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 3.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Melody of Love :: El Universo de las Moiras :: El Reino de los Arcangeles :: Zafira-
Cambiar a: