The World of the Creative Dreams
 
ÍndicePortalFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 TE SIGO AMANDO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
goddesniquel
Moira Laquesis - Hiperion
avatar

Cantidad de envíos : 667
Edad : 41
Alas de Fuego : 180788
Fecha de inscripción : 04/06/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Dom Jul 27, 2008 12:11 am

Los ojos explayados de Perseo parecían perder la razón al ver como el propio Plutón, dios adversario eternamente de Hades se acercaba a su féretro seguido de Marte y Júpiter, caminaban despacio sintiendo aún latente el poderío del primogénito de Cronos, Minerva fue la que se adelantó en una agilidad única brincando las ondas de la cadena. “Es la presencia del gran Hades, a la que no obtuvimos acceso la última vez” exclamó admirada la diosa de orbes violáceos y cabellos del mismo oro. Plutón se le acercó rodeándola con sus brazos al momento que le admiraban en su dormitar.

Ya veo porque Zeus y Poseidón prefirieron dejarme yacer entre sus piernas antes de decirnos como llegar a su hermano mayor, es realmente una belleza no comparable a ninguna, exclamó el rey de los dioses romanos, al rozar los labios pálidos, y con su otra mano desataba las cadenas que le rodeaban liberándolo de su espada y a la cual lanzó lejos de él. Es digna la tumba para tal graciosa belleza, Perséfone por eso le adoraba, es como las flores que su amante le dejó de recuerdo, los Eliseos son dignos de tal divinidad.

Tan digno, en su derrota consideró Marte, no permitió que le deshonramos enfrente de sus guerreros, el mismo se ha apartado de la vergüenza de su fracaso en una honorable muerte, lentamente Júpiter lo toma en sus brazos sacándolo de su descanso eterno, el temible e inalcanzable hijo de Cronos yace en mis brazos, cual dulce princesa adormecida, es más frágil en presencia que sus hermanos, pero su cosmos aún no abandona este lugar, lo mantiene vivo, exclamó al momento se sentarse al lado de su sepulcro con él en su regazos. Los demás le rodearon curiosos de observar al único de los olímpicos que no habían derrotado en el pasado. Los dedos de Júpiter despejaron la frente de sus cabellos del color ébano que le cubrían el rostro, no pudieron más que retener su respiración ante su presencia.

Aún así este será mi premio, lo que se me fue negado en el pasado ahora lo tengo entre mis brazos, este soberbio dios, al cual ocultaron entre las sombras del mundo subterráneo para esconder su esplendor que aún en la hora de muerte destella parte de esa luz incontenible, los demás entendieron perfectamente lo que su rey quería decir, era algo que su orgullo tenía que hacer, para sentirse completamente triunfante sobre la casta de Cronos, le depositó sobre el frío mármol del templo ante la mira aterrada de los dos caballeros divinos ocultos por el poder del rey del Inframundo.

Las manos ansiosas del Júpiter, rozaron el cuerpo que aún mantenía algo del calor su piel suave en las grisáceas mejillas, y fue cuando la cadena que permanecía tranquila sin movimiento alguno se lanzó en contra de su agresor en un rápido movimiento atrapando al Rey de los dioses romanos entre las corrientes de esa cadena dorada, e inmovilizando a sus acompañantes en el proceso, Júpiter se sonrió al sentirse encadenado de esa manera, el pensaba que todo iba a ser sencillo pero no, se alegró aun en esa soñolencia, Hades mostraba ser el digno guerrero que se habían esperado, con fiereza, las cadenas carcomerían su piel dejando marcas moradas y pequeños hilillos de sangre caía por ella a causa de la poderosa fricción

Perdóname mi amor por todo el tiempo que te amé y te hice daño
Te amé de más y fue mi error,
Que soledad estoy sin ti, lo estoy pagando


Hizo salir a sus acompañantes, al ser liberados por el destello de la fuerza de Júpiter tratando de aminorar la de Hades, los dos caballeros divinos fueron descubiertos en el momento que el padre de los dioses romanos emanaba más fuerte su poder para vencer el de Hades, una lucha entre los dos dioses se empezó a darse, las cadenas intentaban destrozar su cuerpo, así como también los dos cautivos eran afectados por ese poderoso enfrentamiento. Los cielos tranquilos de Perseo, eran los que gritaban porque que le dejará libre, y su alma le declaraba su fidelidad en una constante oración, de los diamantes del Cisne perladas lágrimas brotaban de impotencia al no poder intervenir, poco a poco la cadena perdía fuerza, al ser el cuerpo de Hades victima del constante asedió de su enemigo. La delicada túnica que cubría su cuerpo fue corrompiéndose ante los rayos que lanzaba el principal dios de la Triada Romana, ahora el monte Capitolino vencía al orgullo del Olimpo nuevamente, la cadena se empezó a desvanecer y sus ojos como dos refulgentes soles se fijaron en los dos caballeros divinos que cayeron al suelo, totalmente extenuados de la lucha, se sonrió en honor a los que protegiste con tu propia vida, les dejaré partir como mensajeros de mi victoria, y ante sus ojos tomó lo que se me negó hace milenios. Mi mayor conquista el cuerpo del legítimo heredero de Cronos.

Llevó sus manos a la destrozada tela que aún cubría su cuerpo, blanco como el mármol terminó de desnudarlo al rasgarla sin ninguna consideración, Perseo presa de su desesperación trató de incorporarse para auxiliarlo pero los soldados divinos de Júpiter le detuvieron, arremetiendo su cuerpo contra las lozas del templo, rebajándolo a golpes a esa posición de sumisión, los gritos desgarradores del hijo de Zeus llamando a la conciencia a su amado niño, rasgaban el silencio de aquel lugar del sueño eterno. La helada alma del cisne trataba de ganar terreno a sus captores, pero en el estado que les había dejado la lucha entre los dos inmortales hacía mella en sus fuerzas rogó a la sabia Atenea por un milagro, al igual que Perseo imploraba la presencia de su padre y su protección para su amado.

Caballeros divinos, díganle a Zeus y a Poseidón, ahora he completado mi victoria sobre ellos, y dándole su mandato a sus soldados quienes arrastraron a los dos griegos fuera del templo, ante la mirada de espanto de ellos, tuvieron plena visión de cómo Júpiter separaba las delicadas piernas de Hades ubicándose en medio de ellas, entraba en su cuerpo de una sola estocada tomando como suyo el Inframundo mismo, mientras degustaba su cuello y hombros, el grito desgarrador de dolor del hijo de Zeus, rasgó el aire, liberando su poder divino se lanzó sobre él, ganándose que un rayo diera directo en su pecho, destrozando su armadura, y su cuerpo saliera despedido contra el muro dónde cayo desfallecido.

Al momento en que el cisne fue obligado a salir a empellones fuera del templo, aún en medio de una semiinconsciencia pudo observar como a través de la niebla, como el caballero divino del hielo fue expulsado del recinto y a su vez, como el cuerpo pulcro de Hades era mancillado, una y otras vez, por Júpiter que gemía extasiado en su victoria, trató de nuevo de ponerse en pie, arrastrándose hacia la espada de Hades, el símbolo más significativo de su reinado, la poderosa espada elaborada en la fragua de los cíclopes, invocó el escudo de Atenea, así como el casco de su amado Andrómeda, pero en el momento que se dispuso atacar, una cadena le asió de la cintura, rodeándolo le sacó del templo hasta que cayó a los pies de Shaka, el caballero de virgo


Que seas muy feliz, que seas muy felices,
Mientras que yo.....
Te sigo amando


El mayor se postró hasta auxiliarlo, con vehemencia Alexar trataba de ponerse en pie y vio atrás de la reencarnación de Buda los tres maltrechos jueces, apenas sostenerse en pie. Densas lágrimas de impotencia manaron desde el fondo de su alma, y postrándose ante los lugartenientes de su príncipe, les he fallado no pude evitar que ingresaran al mausoleo ahora Júpiter le está ultrajando sollozó presa de la angustia desolada de su alma, Virgo lo hizo ponerse en pie casi arrastrándolo, y le dio una bofetada en el rostro tratando de que entrara en razón, Alexar, Shun te necesita fuerte, en este momento, no puedes derrumbarte no aumentes su agonía con tu dolor, le susurró, atrayéndolo a su torso, nuestro deber es mantener nuestra mente cuerda para poderlo rescatar de sus enemigos.

Radamantis lo guío hasta una entrada lateral al Eliseo, por medio del Tártaro conocida solo por los jueces y el Señor del Inframundo, los cinco guerreros ahora contaban con la energía del yelmo de Hades para cubrir sus presencias, amplificado por el poder de Buda que les ocultaba, pronto se adentraron en los campos Eliseos, el ejercito enemigo acampaba en los alrededores de las corrientes del olvido, parecían tranquilos descansando a las fuera del templo, mantenía prisionero al caballero de los hielos, atado al Olmo blanco dónde Orfeo vigilaba la entrada al río de la Mnemosine, al caballero divino del Cisne, que sería al primero en liberar.

Hyoga no sentía parte de su cuerpo debido a los golpes, pero nada le era tan molesto como la imagen que sus retinas guardaban, que era ver como Júpiter, se adentraba en su amado, era el único dueño, ese cuerpo a pesar de todo le pertenecía, Shun ya no tenía fuerza para defenderse el mismo estaba reducido ante el imponente ejercito que se cernía frente a él sus diamantes recorrieron los campos Eliseos, el le pensó siempre el lugar dónde descansaban las almas bondadosas, sabía que dormía el antiguo cuerpo de Hades allí, pero nunca se imaginó que esa era la tumba que Perséfone le edificó a al invisible hijo de Cronos. Trató de morderse su lengua, así le acompañaría dónde fuera que él se encontrará su cadena estaba rota, su alma abatida, no deseaba vivir más. El mismo fue el causante de esta tragedia, si no le hubiese traicionado. Su vida ahora no estaría en manos extranjeras.

Que se puede esperar de un cobarde desertor, escuchó en su oído, al momento que su boca se ve invadida por una mano invisible, sus diamantes se dilataron al escuchar la voz de caballero dorado de virgo. Nunca me diste buena espina Cisne, nunca debiste tener el derecho de gobernar el cuerpo de mi niño, siempre ganas todos los puntos en contra, ahora le piensas abandonar en manos de sus enemigos, desgraciado.

¡Shaka! Unas lágrimas de alivio salieron de sus diamantes, al sentir como sus manos son liberadas y su cuerpo arrastrado hacia el lado posterior cercano al Trivium de Hécate.


Que seas muy feliz, estés donde estés, cariño
No importa que ya, no vuelvas jamás, conmigo


Aún aprisionado en ese cálido canal, arremetía contra el cuerpo de Hades, en un trance temporal asía su hombría deseando que reaccionará, lamía su cuello que sabía a vainilla y a cerezas sus labios, todo el era la verdadera ambrosia, sus cabellos de ébano esparcidos alrededor de su pálido rostro. El siempre había querido tener al primogénito de Cronos en sus brazos, ahora el era acunado dentro del Inframundo, casi le fue imperceptible en su éxtasis el leve movimiento en los dedos, del joven dios de los muertos, la línea imperceptible de los hilos de la muerte se aferraron a la espada de los cíclopes, la cual fue arrastrada en un santiamén a su delicada mano, y de repente sus esmeraldas enfocaron a su enemigo, y los zafiros de Júpiter le determinaron perdido en el abismo sin fondo de sus retinas.

¡Hades! Hasta que te dignas a mostrar vida en tu cuerpo, así será más divertido, no es muy placentero estar arremetiendo contra un cuerpo desfallecido, le expresó acariciando sus labios, quién fue el que me ganó tu virginidad, acaso tus hermanos, le susurró más no obtuvo respuesta, tan solo el frío metal del filo de la espada del Señor del Inframundo en su cuello, sal de mi cuerpo desgraciado, o si quieres cortaré tu horrible cabeza en este instante, presionando contra el mismo fue rasgando su piel y la sangre divina del rey de los dioses romanos cayó en sus labios. La sangre es la mejor ofrenda para los dioses, mí querido Júpiter, es más que yacer entre las piernas de otro, le aseguró. Júpiter abandonó su cuerpo, levantándose lentamente, junto con él, a su vez al notar la fuerza del hijo de Cronos revivir los otros dioses se enfilaron al templo rodeándolos, Hades no soltaba a Júpiter, de la comisura de su boca manaba parte de la sangre de su gobernante y de sus piernas caía la semilla del mismo.

Rendiros e hínquese ante mi presencia, que este es mi reino, y han sido unos maleducados de adentrarse sin mi invitación. Marte y Plutón tendían sus armas contra su cintura. Mientras Minerva apuntaba contra su espalda expuesta. El único que debe soltar tu arma eres tú, Hades.

El se sonrió, mi vida se que está llegando a su fin, pero Júpiter me acompañará al Tártaro, si no quieren que esto suceda apártense, pero ellos no querían perder su oportunidad en el Inframundo y los tres en un movimiento conjunto le atacaron al momento que su cuerpo perdía el último resplandor de su cosmos, al igual entre sus manos aferraba los cabellos de Júpiter con su cabeza cercenada.

La vida de su rey es el precio de mi muerte, le exclamó, antes de perder de nuevo la conciencia, Marte, enfurecido asió su cuerpo desfallecido y cubierto por la sangre de su padre, arrastrándolo fuera del templo. “Soldados, al servicio de mi padre, éste el cuerpo del invisible hijo de Cronos”, miren al orgullo del panteón olímpico, no merece que ni siquiera su cuerpo reciba los honores de su rango, bufó será su castigo por la muerte de mi padre, y lanzó el frágil cuerpo en las corrientes embravecidas del lete, quién encerró a su amo, impidiendo que tuvieran acceso a él, ellos pensaban dejar que los guerreros se divirtieran con él, pero el mismo Inframundo se levantó a cuidar de su creador.


Te amé de más y fue mi error,
Que soledad estoy sin ti, lo estoy pagando
Que seas muy feliz, que seas muy felices,
Mientras que yo.....
Te sigo amando

_________________


Última edición por goddesniquel el Sáb Dic 19, 2009 11:13 am, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
fliss_lete
Arcangel - Lete - Adonis
avatar

Cantidad de envíos : 96
Alas de Fuego : 171002
Fecha de inscripción : 06/06/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Dom Jul 27, 2008 10:58 pm

gutaaaaaaaaaaaaa me gutaaaaaaaaaaa

snif... el titulo me encantaa jaja

y la letra de la cancion tambien va tan acorde al capi snif

hyoga malditooo mira todo lo que ocacionas eres un tontoooooooo

shuniii vennn yo te cuidooo yo te abrazooo yo te protejo de esos dioses pervertidos

y en cuanto a los demas qeu tarados son , por no darse cuenta de lo que ocurria

jajaja jupiter perdio la cabeza por shun (literalmente) me encantaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
RingoX
Angel - Baldur Hyoga - Zeus Ikki
avatar

Cantidad de envíos : 159
Edad : 35
Alas de Fuego : 173603
Fecha de inscripción : 06/06/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Jue Jul 31, 2008 6:31 pm

Ho dios mio., PERO QUE CAPITULAZO FUE ESTE.
Primero que nada y como debiste sospechar, me encantó el recuerdo en la playa, lo amé, lo amé de verdad, lo describiste de una forma tan hermosa. El mar es uno de mis lugares favoritos, y me encantó todo, la ceremonia que tenía Shaka y Shun, y su realción tan linda, cuando le dice que sí, que lo reconoce como su hijo, KYA, bueno, no con esas palabras, pero eso entendí yop jajajajaj, que lo quería como a uno. Y pues obvio, los celos de Hygoa y luego su momento pasional HERMOSO. me encantó jaajaj, también se me deshice en babas al imaganinarme a Shun así XD, jjajajaja. Pero luego el presente. Jupites hijo de puta, que valiente aprovechandose de alguien que está inconciente (en cierta forma muerto, me umagino que el cuerpo de shun estaba en su transicion a hades) y pues, que felicidad cuando le corta la cabeza y su actitude, Crees que me importa que me metireras tu cosa? jajaja, bueno, yo me lo imaginé asi, que el otro trato de ofenderlo (aparte de que shun es hermoso) y pues hades le escupio que la sangre era la que la llevaba jajaja, muy bueno, me encató. y luego, quedó decapitadoooooooooo, MUAJAJAJ seeeeeeeeee, pero los otros, claaaaaaro que no se rinden y lo quieren a cuadritos a mi hades bello, pero bueno, ahi lo recibe el inframundo con sus ojitos estrellados (ya se que el inframundo no tiene ojos XD pero si los tuviera, estarian estrellados por tener a hades *_*) jajajaja. Y Hyoga? le demostrara a Shaka que si merece a Shun?... porque pues obvio que el virgo esta enojadisimo y decepcionadao, pero Hyoga no abandonara a SHun, verda?, luchara por el? cierto? aunque este como hades y lo desprecie y todas las cosas el.... luchara?, T_T
espero que el amor gane *_*, (y no que se enamoren de otros, que SU amor gane T_T) en fin, espero pronto la continuación. Te cuidas. Un capitulo genial!
Volver arriba Ir abajo
Morfeo_guru
Moira Cloto - Koré
avatar

Cantidad de envíos : 151
Alas de Fuego : 160922
Fecha de inscripción : 06/06/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Vie Ago 01, 2008 8:29 pm

Hola amiguita ^^

¡¡¡¡Noooooooooooooooooooooooooooooooooo!!!!... ¡¡Shun!!... ¡no pede ser que le haya hecho estos los dioses extranjeros!... eso si espero que paguen muy caro por lo que hicieron... lo mejor fue que murio el dios Jupiter... bien merecido se lo tenia... por fas continua con el capitulo... que pasara ahora que lo arrojaron a las corrientes de lete... y que haran los otros caballeros de Atena y del mismo Hades... y que hara la misma Atena...????

Saludos ^^

Adiosin ^^

_________________
Volver arriba Ir abajo
goddesniquel
Moira Laquesis - Hiperion
avatar

Cantidad de envíos : 667
Edad : 41
Alas de Fuego : 180788
Fecha de inscripción : 04/06/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Sáb Oct 11, 2008 11:44 pm

Capítulo 8: Las Glorias del Pasado, una nueva lucha por tu corazón y alma.


Sabes, no pido nada más
que estar entre tus brazos
Y huir de todo mal
que ha todo he renunciado
por estar junto a ti


Shaka sostenía a Alexar con firmeza, y de igual manera Radamantis contenía al Caballero del Cisne, justo en ese momento todo el Inframundo temblaba, al igual que emitía extraños poderes, los ejércitos invasores, se quedaron estáticos siendo imitados por Plutón quién en este momento encabezaba sus fuerzas, las puertas del Palacio de los Elíseos se cerraron de improviso, así como este se iba desmoronando, poco a poco, el cielo siempre azul y tranquilo de ese lugar se empezó a transformar en rojo sangre, y negras nubes cubrieron el lugar, el sitio lleno de luz se convirtió en un lugar lleno de oscuridad, las aromáticas flores en caminos escabrosos. Las fuentes claras y puras del Lete y Mnémosine, se transformaron en corrientes descontroladas, de los escombros del Eliseo, se abrió una grieta en el suelo y de allí surgió una fortaleza tallada en ébano, imponente, tenebrosa, de cuya puerta principal salió una niña como de nueve años, en un alegre paso, casi como jugando balanceando sus brazos en un rítmico movimiento.

Entonces al quedar el terreno desprovisto de toda vegetación, los guerreros que venían a rescatar a Hades quedaron a la vista de sus enemigos, Radamantis, Minos y Eacos de inmediato se postraron con sus frentes tocando el áspero terreno, al momento que la pequeña pasaba frente delante de sus ojos se detuvo un momento dónde ellos se encontraban y les volvió a ver, esa mirada que les dirigió les heló el alma.

Shaka, quién trataba de develar su identidad, no soportó la intensidad de los abismos sin principio ni fin de sus ojos optando por imitar de inmediato a los jueces de Hades, y Alexar, simplemente soltó lágrimas de alivio.

__Atropo, diosa del Futuro___ susurró al momento que sus piernas flaqueaban, había olvidado que el Rey Hades tenía a su servicio todo un séquito de dioses que su padre Cronos le había heredado, infranqueables, temibles, los cuales Hades aprisionaba en el Tártaro.

Minerva y un buen grupo de soldados la rodearon como lobos al acecho, así como ellos sintieron sus poderes friccionando contra sus cuerpos, ahora convertidos en los guerreros de Hades. Atropo en su apariencia de una pequeña niña, les sonrió sin pronunciar palabras ni inmutarse, alzó su vista al cielo, para luego bajarla tendió sus manos al frente y de ellas salieron interminables hilos.

__ “Acaso no escucharon la advertencia, el que ose entrar en el Inframundo debe dejar atrás toda esperanza y de él jamás habrá retorno. Este es el lugar dónde el orgullo de Cronos habita, el invisible Hades, el que no debe ser visto ni tocado. Tal Sacrilegio es pagado con la más dolorosa pena.”__

Detrás de ellos en la escalinata de la Fortificación, una anciana que apenas podía caminar bajó los escalones del Baluarte de la Desesperanza, ayudada de una hermosa joven de largos cabellos plateados.

__Somos los sirvientes del Heredero de Cronos___ La voz de otra mujer de largos cabellos azabaches, y de negras vestimentas, de una insondable mirada plateada, caminaba enfrente de unos imponentes seres, encabezados por un dios de llameante cabellera, con una mirada de fuego, el cual sin pensarlo dos veces ante la contemplación atónita de todos se lanzó como un bólido incandescente a las tormentosas aguas perdiéndose en ellas.


Sabes que no dejo de pensar
que estoy enamorado
Te quiero confesar que
soy solo un esclavo
que no sabe vivir sin ti.


Envuelto en sus inapagables llamas, le buscó en el fondo del Olvido, sus rubíes le encontraron envuelto en una pequeña burbuja, dormido en ese refugio posó su mano en ella emitiendo su poder logró que ese delicado resguardo se abrirá dejando brotar su preciado tesoro, liberando a su dueño pasó sus dedos por sus labios, entreabriéndolos los unió a los suyos brindándole de su aliento mientras emergía con él en sus brazos, hasta emerger de las aguas con Hades en sus brazos, para luego posar sus pies con elegancia en las orillas de ese lugar.

En cuanto miró aquel hombre salir de las orillas del río del olvido, su mirada se enfocó en la figura entre sus brazos, su primer impulso fue correr hacia él, para verificar que estuviera bien, que siguiera vivo. Hiperión no supo en que momento un humano se le acercó algo que no pudo evitar Shaka, ni los jueces, que observaron horrorizados como Hyoga recibió un golpe fuerte al parecer de un cosmos que lo mandó contra el suelo, fue lanzado lejos sin ni siquiera tener oportunidad de mover uno de sus músculos. Aún algo atontado escuchó atónito, las palabras de aquel titán.

“Mi amado Hades, porque me has mantenido lejos de ti, recurres a mí en el último momento, nos has encerrado por miedo a que aniquiláramos la humanidad por la osadía de los romanos de posar pie en tus territorios.” Aquella voz por demás dulce y grave a la vez, les llamó la atención a todos, y sin pena alguna vuelve asaltar sus labios entreabiertos, Shaka hace el intento de incorporarse para impedirlo, pero la mano de Radamantis, le detiene.

__“Es Hiperión, es el amante de Hades desde la eternidad, ahora nuestro rey le ha llamado, se ha dejado en sus manos, y no podemos hacer nada, volvemos a ser subordinados del Fuego Estelar”__ Lleno de furia eleva su vista para ver como se atrevía a besar a Shun y al escuchar las palabras “su amante”, fue el detonante para que se levantará rápidamente: __ ¿Su amante has dicho?__

La rabia hacia presa de su conciencia y voluntad, miles de situaciones llegaban a su mente y sus labios contradijeron a Hiperión:__ Nadie que no sea yo, tiene derecho a tocarlo, soy la única persona a quién amó y el padre de su descendencia__ declaró con airadas palabras a aquella presencia, logrando que esos brillantes rubíes le miraran llenos de rencor. ¿Descendencia a que se refería? Se inquirió en su mente, al momento que bajó su vista al frágil cuerpo en sus brazos, el me prometió que si no podíamos tener hijos, no los tendría con nadie.” El Cisne se sonrió sus palabras fueron dagas en ese orgulloso dios.

_Calla Cisne, que no es momento para estas cuestiones, primero aseguremos de su bienestar y luego peleas por lo que crees tuyo_ Alexar una vez recuperado de su sorpresa volvía a ser el mismo y miraba a su Andrómeda en brazos de Hiperión, el tampoco estaba conforme con aquella situación, su vista iba de los titanes a aquellos intrusos debía reconocerlo sin la ayuda de los hijos de Urano, no habrían podido rescatar a Shun. Posó sus ojos en el líder del grupo, y le hacía un reclamo silencioso.

_ ¿Tuyo, dices? Nadie ha sido dueño de Hades, más que yo, milenios siempre ha estado a mi lado, ahora dos mortales reclaman lo que por decenios ha sido mío._ Se sonrió con autosuficiencia, y empezó a caminar de vuelta a la fortaleza.

__Puede ser que tengas su cuerpo, pero nunca has tenido su corazón_ la furia del Cisne llega a niveles críticos, Shaka tuvo que detenerlo de un hombro y negando con su cabeza le rogaba callar, lo menos que quería Virgo era provocar a los dioses antiguos, estos no tenían piedad y se conocían por lo sanguinarios que eran.


Cuando llegaste tu
te metiste en mi ser
encendiste la luz
Me llenaste de fe
Tanto tiempo busqué
Pero al fin encontré
tan perfecta como te imaginé


_El corazón de Hades siempre le ha pertenecido a Hiperión__ detalló la diosa del pasado__ él le escondió y mintió a su hermano cuando le ordenó ejecutarlo es por eso que nosotros su ejército más poderoso no ha podido salir del Tártaro hasta este momento, puede que el corazón del humano, se volcara hacia ti, Cisne, pero el corazón del inmortal solo tiene un dueño, y un concubino verdadero.

_Tal vez el corazón de Hades le pertenezca a Hiperión, pero el corazón de Andrómeda es mío, y mi vida es de Shun, permítame estar con él y es una promesa yo aceptaré su decisión cualquiera que sea y la cumpliré __ la voz tranquila de Alexar, convino con aquellos orgullosos guerreros de antaño. De su tío poco se conocía realmente porque nadie en el pasado tenía el privilegio de verlo excepto su hermana Perséfone, pero el espíritu de su Andrómeda estaba allí y no lo apartaría de él


Shaka había seguido con sus zafiros al titán, que orgulloso portaba en sus brazos, a su niño como si fuera la más preciada carga, de algo estaba seguro, según la mitología, ese ser no debía estar vivo, ni los titanes pero ante sus ojos se veían muy saludables, entonces desvío su mirada hacia la hilandera, la líder de las Parcas la anciana Cloto, en sus ojos sabios pudo ver la realidad, el corazón de Hades, le pertenecía a Hiperión y regresó al Inframundo por él. Apretó con firmeza el hombro de Cygnus: __La verdad no sé que es lo que pasa aquí, el único que nos puede decir que significa todo esto es Shun.__ Le expresó a un anonadado Hyoga. Para luego dirigirse a la Parca que le miraba.

¿El único es Shun?... Ese ya no es Shun, Shaka, es Hades si quiere estar con sus amantes ¡Bien! Pero no dejaré que se quede con mi hija, para traerla a esto__ El Cisne hablaba con su alma llena de dolor y como siempre sus palabras herían aunque no lo quisieran__Debemos entrar en esa torre.

Shaka se volvió hacia el caballero del Cisne, al instante que sus zafiros le fijaron como no entendiendo: _ ¿Eres tú, el que habla de amantes? Hyoga, no tienes derecho si siempre te has vendido al mejor postor, el que se metió con su propio cuñado. Shun es el único que tiene derecho sobre Alondra, el por eso te dejó porque no eres un buen ejemplo. La furia de Shaka se hizo sentir, como cuando desataba su tesoro del cielo, las palabras de Hyoga llamó la atención de todos, los titanes se les acercaban peligrosamente. Ante esta apremiante situación Alexar, intervino entre los dos golpeando a Hyoga enviándolo contra la muralla de la fortaleza.

__Podrías dejarnos de preocupar por este remedo de pato infiel, porque no mereces ser llamado por el nombre de la sagrada constelación del cisne, una de las transformaciones de mi Padre, eres indigno para tal rango, necesitamos averiguar como está Shun, si a ti no te interesa Hyoga, a mí me importa con demasía__ Ignorando las miradas de los guerreros de Hades, y después de cruzar mirada con el caballero dorado de virgo, Alexar, caminó hacia la torre negra, la cual había salido de las entrañas del Inframundo
.

_________________


Última edición por goddesniquel el Sáb Dic 19, 2009 11:19 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
goddesniquel
Moira Laquesis - Hiperion
avatar

Cantidad de envíos : 667
Edad : 41
Alas de Fuego : 180788
Fecha de inscripción : 04/06/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Sáb Oct 11, 2008 11:49 pm

Capítulo 8: Las Glorias del Pasado, una nueva lucha por tu corazón y alma.


Sabes, no pido nada más
que estar entre tus brazos
Y huir de todo mal
que ha todo he renunciado
por estar junto a ti


Shaka sostenía a Alexar con firmeza, y de igual manera Radamantis contenía al Caballero del Cisne, justo en ese momento todo el Inframundo temblaba, al igual que emitía extraños poderes, los ejércitos invasores, se quedaron estáticos siendo imitados por Plutón quién en este momento encabezaba sus fuerzas, las puertas del Palacio de los Elíseos se cerraron de improviso, así como este se iba desmoronando, poco a poco, el cielo siempre azul y tranquilo de ese lugar se empezó a transformar en rojo sangre, y negras nubes cubrieron el lugar, el sitio lleno de luz se convirtió en un lugar lleno de oscuridad, las aromáticas flores en caminos escabrosos. Las fuentes claras y puras del Lete y Mnémosine, se transformaron en corrientes descontroladas, de los escombros del Eliseo, se abrió una grieta en el suelo y de allí surgió una fortaleza tallada en ébano, imponente, tenebrosa, de cuya puerta principal salió una niña como de nueve años, en un alegre paso, casi como jugando balanceando sus brazos en un rítmico movimiento.

Entonces al quedar el terreno desprovisto de toda vegetación, los guerreros que venían a rescatar a Hades quedaron a la vista de sus enemigos, Radamantis, Minos y Eacos de inmediato se postraron con sus frentes tocando el áspero terreno, al momento que la pequeña pasaba frente delante de sus ojos se detuvo un momento dónde ellos se encontraban y les volvió a ver, esa mirada que les dirigió les heló el alma.

Shaka, quién trataba de develar su identidad, no soportó la intensidad de los abismos sin principio ni fin de sus ojos optando por imitar de inmediato a los jueces de Hades, y Alexar, simplemente soltó lágrimas de alivio.

__Atropo, diosa del Futuro___ susurró al momento que sus piernas flaqueaban, había olvidado que el Rey Hades tenía a su servicio todo un séquito de dioses que su padre Cronos le había heredado, infranqueables, temibles, los cuales Hades aprisionaba en el Tártaro.

Minerva y un buen grupo de soldados la rodearon como lobos al acecho, así como ellos sintieron sus poderes friccionando contra sus cuerpos, ahora convertidos en los guerreros de Hades. Atropo en su apariencia de una pequeña niña, les sonrió sin pronunciar palabras ni inmutarse, alzó su vista al cielo, para luego bajarla tendió sus manos al frente y de ellas salieron interminables hilos.

__ “Acaso no escucharon la advertencia, el que ose entrar en el Inframundo debe dejar atrás toda esperanza y de él jamás habrá retorno. Este es el lugar dónde el orgullo de Cronos habita, el invisible Hades, el que no debe ser visto ni tocado. Tal Sacrilegio es pagado con la más dolorosa pena.”__

Detrás de ellos en la escalinata de la Fortificación, una anciana que apenas podía caminar bajó los escalones del Baluarte de la Desesperanza, ayudada de una hermosa joven de largos cabellos plateados.

__Somos los sirvientes del Heredero de Cronos___ La voz de otra mujer de largos cabellos azabaches, y de negras vestimentas, de una insondable mirada plateada, caminaba enfrente de unos imponentes seres, encabezados por un dios de llameante cabellera, con una mirada de fuego, el cual sin pensarlo dos veces ante la contemplación atónita de todos se lanzó como un bólido incandescente a las tormentosas aguas perdiéndose en ellas.


Sabes que no dejo de pensar
que estoy enamorado
Te quiero confesar que
soy solo un esclavo
que no sabe vivir sin ti.


Envuelto en sus inapagables llamas, le buscó en el fondo del Olvido, sus rubíes le encontraron envuelto en una pequeña burbuja, dormido en ese refugio posó su mano en ella emitiendo su poder logró que ese delicado resguardo se abrirá dejando brotar su preciado tesoro, liberando a su dueño pasó sus dedos por sus labios, entreabriéndolos los unió a los suyos brindándole de su aliento mientras emergía con él en sus brazos, hasta emerger de las aguas con Hades en sus brazos, para luego posar sus pies con elegancia en las orillas de ese lugar.

En cuanto miró aquel hombre salir de las orillas del río del olvido, su mirada se enfocó en la figura entre sus brazos, su primer impulso fue correr hacia él, para verificar que estuviera bien, que siguiera vivo. Hiperión no supo en que momento un humano se le acercó algo que no pudo evitar Shaka, ni los jueces, que observaron horrorizados como Hyoga recibió un golpe fuerte al parecer de un cosmos que lo mandó contra el suelo, fue lanzado lejos sin ni siquiera tener oportunidad de mover uno de sus músculos. Aún algo atontado escuchó atónito, las palabras de aquel titán.

“Mi amado Hades, porque me has mantenido lejos de ti, recurres a mí en el último momento, nos has encerrado por miedo a que aniquiláramos la humanidad por la osadía de los romanos de posar pie en tus territorios.” Aquella voz por demás dulce y grave a la vez, les llamó la atención a todos, y sin pena alguna vuelve asaltar sus labios entreabiertos, Shaka hace el intento de incorporarse para impedirlo, pero la mano de Radamantis, le detiene.

__“Es Hiperión, es el amante de Hades desde la eternidad, ahora nuestro rey le ha llamado, se ha dejado en sus manos, y no podemos hacer nada, volvemos a ser subordinados del Fuego Estelar”__ Lleno de furia eleva su vista para ver como se atrevía a besar a Shun y al escuchar las palabras “su amante”, fue el detonante para que se levantará rápidamente: __ ¿Su amante has dicho?__

La rabia hacia presa de su conciencia y voluntad, miles de situaciones llegaban a su mente y sus labios contradijeron a Hiperión:__ Nadie que no sea yo, tiene derecho a tocarlo, soy la única persona a quién amó y el padre de su descendencia__ declaró con airadas palabras a aquella presencia, logrando que esos brillantes rubíes le miraran llenos de rencor. ¿Descendencia a que se refería? Se inquirió en su mente, al momento que bajó su vista al frágil cuerpo en sus brazos, el me prometió que si no podíamos tener hijos, no los tendría con nadie.” El Cisne se sonrió sus palabras fueron dagas en ese orgulloso dios.

_Calla Cisne, que no es momento para estas cuestiones, primero aseguremos de su bienestar y luego peleas por lo que crees tuyo_ Alexar una vez recuperado de su sorpresa volvía a ser el mismo y miraba a su Andrómeda en brazos de Hiperión, el tampoco estaba conforme con aquella situación, su vista iba de los titanes a aquellos intrusos debía reconocerlo sin la ayuda de los hijos de Urano, no habrían podido rescatar a Shun. Posó sus ojos en el líder del grupo, y le hacía un reclamo silencioso.

_ ¿Tuyo, dices? Nadie ha sido dueño de Hades, más que yo, milenios siempre ha estado a mi lado, ahora dos mortales reclaman lo que por decenios ha sido mío._ Se sonrió con autosuficiencia, y empezó a caminar de vuelta a la fortaleza.

__Puede ser que tengas su cuerpo, pero nunca has tenido su corazón_ la furia del Cisne llega a niveles críticos, Shaka tuvo que detenerlo de un hombro y negando con su cabeza le rogaba callar, lo menos que quería Virgo era provocar a los dioses antiguos, estos no tenían piedad y se conocían por lo sanguinarios que eran.


Cuando llegaste tu
te metiste en mi ser
encendiste la luz
Me llenaste de fe
Tanto tiempo busqué
Pero al fin encontré
tan perfecta como te imaginé


_El corazón de Hades siempre le ha pertenecido a Hiperión__ detalló la diosa del pasado__ él le escondió y mintió a su hermano cuando le ordenó ejecutarlo es por eso que nosotros su ejército más poderoso no ha podido salir del Tártaro hasta este momento, puede que el corazón del humano, se volcara hacia ti, Cisne, pero el corazón del inmortal solo tiene un dueño, y un concubino verdadero.

_Tal vez el corazón de Hades le pertenezca a Hiperión, pero el corazón de Andrómeda es mío, y mi vida es de Shun, permítame estar con él y es una promesa yo aceptaré su decisión cualquiera que sea y la cumpliré __ la voz tranquila de Alexar, convino con aquellos orgullosos guerreros de antaño. De su tío poco se conocía realmente porque nadie en el pasado tenía el privilegio de verlo excepto su hermana Perséfone, pero el espíritu de su Andrómeda estaba allí y no lo apartaría de él


Shaka había seguido con sus zafiros al titán, que orgulloso portaba en sus brazos, a su niño como si fuera la más preciada carga, de algo estaba seguro, según la mitología, ese ser no debía estar vivo, ni los titanes pero ante sus ojos se veían muy saludables, entonces desvío su mirada hacia la hilandera, la líder de las Parcas la anciana Cloto, en sus ojos sabios pudo ver la realidad, el corazón de Hades, le pertenecía a Hiperión y regresó al Inframundo por él. Apretó con firmeza el hombro de Cygnus: __La verdad no sé que es lo que pasa aquí, el único que nos puede decir que significa todo esto es Shun.__ Le expresó a un anonadado Hyoga. Para luego dirigirse a la Parca que le miraba.

¿El único es Shun?... Ese ya no es Shun, Shaka, es Hades si quiere estar con sus amantes ¡Bien! Pero no dejaré que se quede con mi hija, para traerla a esto__ El Cisne hablaba con su alma llena de dolor y como siempre sus palabras herían aunque no lo quisieran__Debemos entrar en esa torre.

Shaka se volvió hacia el caballero del Cisne, al instante que sus zafiros le fijaron como no entendiendo: _ ¿Eres tú, el que habla de amantes? Hyoga, no tienes derecho si siempre te has vendido al mejor postor, el que se metió con su propio cuñado. Shun es el único que tiene derecho sobre Alondra, el por eso te dejó porque no eres un buen ejemplo. La furia de Shaka se hizo sentir, como cuando desataba su tesoro del cielo, las palabras de Hyoga llamó la atención de todos, los titanes se les acercaban peligrosamente. Ante esta apremiante situación Alexar, intervino entre los dos golpeando a Hyoga enviándolo contra la muralla de la fortaleza.

__Podrías dejarnos de preocupar por este remedo de pato infiel, porque no mereces ser llamado por el nombre de la sagrada constelación del cisne, una de las transformaciones de mi Padre, eres indigno para tal rango, necesitamos averiguar como está Shun, si a ti no te interesa Hyoga, a mí me importa con demasía__ Ignorando las miradas de los guerreros de Hades, y después de cruzar mirada con el caballero dorado de virgo, Alexar, caminó hacia la torre negra, la cual había salido de las entrañas del Inframundo
.

_________________
Volver arriba Ir abajo
goddesniquel
Moira Laquesis - Hiperion
avatar

Cantidad de envíos : 667
Edad : 41
Alas de Fuego : 180788
Fecha de inscripción : 04/06/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Sáb Oct 11, 2008 11:52 pm

Como aguja en un pajar
te busqué sin cesar
como huella en el mar
tan difícil de hallar



Las paredes de ébano puro les reflejaban como espejos, ya dentro de la fortaleza, se podía ver mosaicos con las glorias del Primogénito de Cronos, tras él podía sentir los pasos de los jueces y los demás, volvió a ver de reojo a los que estaban tras suyo y observaba como Hyoga molesto miraba aquellas obras de arte no había un lugar en que Hiperión no estuviera a su lado, ni el cual no representara la pasión que había entre los dos. Soltó el aire al posar su mano en una de esas representaciones, dónde las palabras de Hiperión se volvían realidad, la mirada de Hades reflejaba la veracidad de las mismas, él era su dueño, en actos y en convicción.

_ ¿Shun?__ Su voz apenas audible llegó a los oídos de Shaka quién sabía el dolor que causaba esta revelación, más Perseo dirigió su mirada hacia él asintiendo en una silenciosa aceptación. Para luego cruzar con la mirada de hielo de su rival, quién se limpiaba la comisura de sus labios, la sangre que resbalaba por ellos.

Radamantis se sonrió con ironía: __ Lo has comprobado, caballero de bronce, osabas llamarte dueño de su corazón y voluntad, pero en realidad el dueño era otro, por el que Hades engaño a Zeus mismo, con tal de estuviera con él.__

__ ¿A que te refieres?__ Le inquirió con molestia. Mas la voz de una infante, le contestó pasando a su lado se fue hasta la escena del pasado:

“Somos los guerreros de Cronos, el orgullo del pasado, lleno de glorias del señor del tiempo, cuando nació el primogénito de Cronos, Hiperión le adoró hasta el momento en que Cronos acechado por las profecías le devoró, así como los niños que sucesivamente iban naciendo, hasta Rea escondió a Zeus, y pasó lo que pasó, eso es historia conocida, nosotros pasamos hacer el ejercito de su sucesor, el que nosotros consideramos bajo ese título, el Gran Príncipe Hades, para esa época Hiperión y Hades eran pareja, la más estable del Olimpo, juntos vivieron en el Tártaro, por milenios bajo el recelo de Poseidón y Zeus, quiénes nos veían como amenaza, para sus reinos, la verdad es que Hades debía reinar sobre ellos, y eso no era visto de buena manera, aunque nuestro príncipe no le interesaba nada más que disfrutar de su paz, en el Inframundo.

El consejo de los dioses olímpicos, se reunió y dictó que debíamos morir, y el primero en ser ejecutado debía ser Hiperión, la desesperación de Hades fue enorme, juró nunca volver a mostrar su rostro a ninguno de sus hermanos si esto sucedía, más no logró convencer al Consejo e ideó fingir nuestra muerte, permitió que los demás titanes fingieran la muerte del Fuego Estelar, y fue cuando dividió el Inframundo en los mundo que conocen actualmente, sellando el Tártaro, para que nadie pudiera tener acceso a él, más que él y pidió a Perséfone en consuelo a su dolor, aunque la amó nunca le dio descendencia, porque exclusivamente era privilegio de Hiperión, el mismo sufrió en silencio su separación y exilio, hasta su letargo por parte de sus hijos Tánatos e Hypnos.

Los dioses de la muerte, son la voluntad y desesperación de Hades, nacieron de su dolor, al verse separado de lo que más amaba, de sus lagrimas, en la sangre que derramaron en las heridas del Fuego Estelar, se puede decir que es el fruto de su amor, y de su dolor.” La diosa dirigió su vista a la cúpula dónde un sonriente Hades cargaba en sus brazos dos niños, los cuales reconocieron como Tánatos e Hypnos.


Tanto tiempo busqué
Pero al fin encontré
tan perfecta como te imaginé


“Ahora los caballeros de Atenea los exterminaron, ya ni eso le dejaron tener los olímpicos el consuelo de sus hijos, en los milenios que siguieron ellos vinieron al Tártaro, y nos contaron lo que pasó con el reinado de Zeus, y como fue humillado por los hijos de Júpiter. Los cuales se adueñaron de todas las herencias de Cronos, por siglos hasta que sus nombres también fueron olvidados, y de cómo Hades, dormía encerrado en un elegante mausoleo, hecho por la Primavera.”

_ Algo así me imaginaba_ Terminó diciendo Shaka. _ En su insondable alma hay millones de cicatrices, que puede observar, y no sabia como curar. Desvío sus zafiros hacia la obra de arte, y se sonrió al ver la hermosa sonrisa y la luz en su mirada sin lugar a dudas las ninfas, eran las mejores en estos trabajos.

El hijo de Zeus, empezó a rastrear el cosmos de Hades, y se dirigió a él:__Yo soy tan guerrero de Hades, como los valerosos titanes, en ésta época le he protegido con mi vida y le he hecho un juramento eterno__ Sin necesidad de pedir permiso se apresuró al lugar dónde se encontraba Shun, seguido del Caballero del Cisne.

Tras ellos Shaka, les siguió en silencio, los guerreros de Hades, optaron por quedarse atrás, Alexar prácticamente corrió por los pasillos, entre elegantes columnas enchapadas en oro y piedras preciosas. El camino lleno sobrios candelabros alumbraban las estancias, hasta llegar a unas escaleras las cuales subieron rápidamente, llegaron a un pasadizo que les llevó a una elegante puerta de cedro, que estaba abierta, allí se encontraba la presencia de Andrómeda, entre elegantes doseles, Hiperión lo sostenía de medio lado mientras Hécate aplicaba sus ungüentos, en las profundas heridas. A su alrededor numerosas gasas manchadas con su sangre.

Alexar se acercó al lecho en silencio, seguido de Hyoga que se apoyó en una de las paredes, mientras que Shaka se colocaba al lado de Hécate, y la ayudaba con su tarea, al cabo de un rato, terminaron con la curación e Hiperión, le acomodó en el lecho, cubriéndolo con las sábanas, se sentó a su lado acariciando su cabello, mientras ignoraba a los visitantes, perdiendo su vista por la ventana en un cielo rojizo cargado de nubes negras.

Su respiración parecía tranquila, lo que indicaba que los medicamentos que Hécate le puso, estaban haciendo efecto, su frente se sentía fresca, debido a que habían controlando su temperatura. Soltó el aire de sus pulmones y empezó a estudiar a sus visitantes, desvío su mirada al hijo de Zeus, fijándose en sus retinas tranquilas: __ ¿Acaso tu no eres el que salvó a la Princesa de la antigua Fenicia? Le inquirió suavemente, para no despertar a Hades.

Perseo asintió en un movimiento de cabeza: _desde tú exilio muchas cosas, han pasado, entre ellas que mi princesa y tu príncipe están unidos en sus presencias, Hades luchó por la armadura de Andrómeda y la hizo su guardiana, y sirvió a Atenea, como su guerrero. Le escuchaba en el momento que pasaba sus dedos por sus sedosos cabellos.

_Comprendo, no tienes la certeza de que tu princesa esté con él o no__ desvío sus rubíes a ese pacífico semblante, para luego sonreírse.__Pero es su cuerpo, es mi príncipe quién dormita en mi lecho. Al fin después de milenios le vuelvo a ver. Creo que comprendes bien mi sentir, Perseo.__

Hyoga, les escuchaba con sus ojos cerrados, hasta que se encaminó hacia ellos: _Viven alimentándose de glorias pasadas, ni Hades ni Andrómeda, volverán, el es Shun Haissan, mi compañero de batallas, y mi pareja. Quién me dio una niña de nuestra sangre.__ Entonces Shaka, le tomó del brazo jalándolo fuera de la habitación.

_Espera_ la voz del titán, le detuvo. El caballero dorado no fue consciente del momento en que Hiperión lo tomaba de la cintura y lo apartaba del camino, para enfrentar al caballero divino de cerca. Sin soltar a Virgo, quién solo atinó a apoyarse en su pecho, en el momento que el titán arrinconaba a Hyoga contra la pared, sus rostros se acercaron peligrosamente, ambas miradas de hielo y fuego se toparon, hasta que la risa del líder de los Hijos de Urano inundó la habitación, separándose de Hyoga, alzó completamente a Shaka en sus brazos.

__El cree que es suficiente para dominar al poderoso Hades, pequeño te informo, que al que está en mi lecho, jamás podrás dominarlo.__

__ Y tu belleza dorada, que tienes que ver con mi Hades. Aquí cada quién le reclama como suyo__ su voz bajó a tono meloso y seductor provocando un preocupante sonrojo, en el Caballero Dorado.


Sabes te quiero confesar
que te encuentro irresistible
no he de pensar que haría lo imposible
por quedarme cerca de ti


__ Es mi mentor y mi padre, mi amado y dulce Hiperión__ El resuello de esa voz esperada por milenios le hizo sonreír al instante que se volvía hacia él, con su rostro iluminado por una mezcla de alegría y dolor. Por su parte una débil risita se formó en los labios de Shun.

__Te he esperado por milenios, y ahora tendré que vérmelas con más pretendientes que antaño, belleza nocturna__ Ante tal saludo, Hades le tendió su mano, llamándolo a su lado, y éste se dirigió aún con Virgo en sus brazos. __No puedo tan siquiera volverme Hiperión, cuando ya le coqueteas a mis espaldas.

_Hades, cada uno de los aquí presentes, te reclaman como suyo__ Entonces fue cuando esos insondables pozos de esmeraldas le vieron. _ Acaso, Hiperión ha habido criatura en el Olimpo, Poseidón o el Inframundo que haya tomado ese título sin que yo se lo hubiera otorgado.__ Su voz fue calma, al momento que hacía el esfuerzo por incorporarse, el cual Hiperión retuvo al momento de depositar en el lecho a Shaka y se sentó a la orilla del mismo, reteniéndole de los hombros. Y Hades se abrazó a su cuello escondiendo su rostro en sus cabellos de Fuego, de igual manera el Titán lo hizo en su cuello, ambos, hablaron en un antiguo idioma, el lenguaje de los dioses antiguos, e Hiperión asentía suavemente a todas sus palabras. Hasta que se separaron y la mano pálida del Señor del Inframundo, se posó en su rostro.

__ Hazme ese favor, es una petición personal, se que ahora no podría aunque quisiera responderte, pero me harías muy feliz, si me cumples este pequeño capricho__ Con delicadeza, acercó su rostro hacia él capturando sus labios en un esperado beso. __ Diviértete mi Fuego Estelar.

El titán volvió a ver a Hades y asintió acariciando su rostro. En el momento en que el más joven se incorporó con su auxilio, y guío sus manos al rostro de su maestro, y éste se abalanzó sobre él.__Shaka, cuanto ansié todos estos meses el poder estar cerca de ti, lamento que nos encontráramos en esta situación, en este instante te daré algo que será mi agradecimiento, por tu dedicación hacia mí, por ser mi querido padre.__ Sus ojos se desviaron al titán y éste asintió. Para luego esconder su rostro entre las cascadas doradas de Shaka: __quiero que vuelvas a sentir, y que vibres, que veas que no puedes morir en vida por una traición. No es tu destino, el ser infeliz, mi amado mentor.

_________________


Última edición por goddesniquel el Sáb Dic 19, 2009 11:22 am, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
goddesniquel
Moira Laquesis - Hiperion
avatar

Cantidad de envíos : 667
Edad : 41
Alas de Fuego : 180788
Fecha de inscripción : 04/06/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Sáb Oct 11, 2008 11:55 pm

_ En cambio el mío fue siempre este, el señor de la muerte no podía tener otro destino_ elevó su barbilla con sus dedos, y besó sus labios, en el momento que Virgo miró sus insondables ojos se sintió atraído a sus abismo sin fondo, perdió toda gana de quejarse y las lágrimas brotaron rebeldes por su rostro de mármol puro. Las cuales Hades recogió con sus labios amorosamente, dándole el permiso al Fuego Estelar de acercarse y éste tomó en sus brazos a Shaka, llevándoselo de la habitación, ante la mirada atónita de los otros dos.

Sus esmeraldas le siguieron, en el momento que se recostaba soltando el aire de sus pulmones, y se palpa sus vendajes, y dirige su mirada a sus acompañantes que le observaban en silencio sintió la mirada severa del cisne y la desconcertada de Alexar, pero no se atrevía a cuestionarlo. Guío su mano a una pequeña cuerda dorada la cual jaló, emitiendo el sonido de una campanilla, de inmediato, dos musas se hicieron presentes en la habitación postrándose ante el lecho de su señor.

_Guíen a los visitantes a sus habitaciones__ les dictaminó, al momento que les ordenaba con su mano ponerse en pie. __ Ahora no tengo ganas de dar explicaciones, mañana hablaremos, deseo estar solo__ Aclaró sin ningún sentimiento en su voz.

__ Mara, dile a Radamantis que puede reabrir el Inframundo. Los Romanos no volverán en un tiempo con Júpiter exterminado querrán reunir de nuevo sus fuerzas antes de intentar alguna otra incursión.__ Se acomodó en el lecho justo cuando Hyoga empuja a las dos musas y se abalanza sobre el lecho cercándolo contra él, la furia se denotaba por sus poros, y le obligó a verlo directamente a sus hielos eternos aferrando sus barbilla entre sus dedos fuertemente. Alexar se apresuró a quitarlo de allí. Hades le vio, sin furia alguna ni temor, al momento de cruzar sus brazos sobre su cuello, y paulatinamente acercaba sus labios a los de él, asaltándolos con pasión.

_ ¿Ahora que deseas caballero de Atenea?__ le susurró cercano a sus labios. _ No te atrevas a hacer ningún reclamo, no puedes ser más de lo que ya eres tan solo uno de mis tantos amantes, pero el primero de ellos es Hiperión, el tiene prioridad aun sobre ti. La verdad te digo que no tengo ganas de discutir contigo, deseo descansar, para recuperarme e ir por mi hija. Entonces Alexar, jaló a Hyoga sacándolo bruscamente de lecho. Siguen a una de las musas, mientras la llamada Mara, esperaba más indicaciones.

__ Dile a mi primer juez, que los caballeros dorados podrán acampar en Giudecca, y que gire ordenes para que Pandora sea enviada junto Jonathán y Michael, allá está Alondra, para que la cuide mientras me restablezco. Y que haga todas las dirigencias necesarias, si mis hermanos quisieran razón sobre los titanes.__ la diosa asintió al momento que dirige su mirada a las famélicas llamas de las antorchas, las cuales se apagaron, ante su poder, quedando Hades sumido en la oscuridad. Con dificultad se viró abrazándose a su almohada, cerró sus ojos tratando de olvidar las heridas de su cuerpo. Suspiró pensando en la furia de su hermano al enterarse de que su Hiperión seguía vivo, y en la forma en que le explicaría que él ya no le podría dar descendencia. _Alondra, te extraño, mi amor hermoso, al igual que a mis muchachos._


Cuando llegaste tu
te metiste en mi ser
encendiste la luz
Me llenaste de fe


Lentamente fue recuperándose del poder de esa mirada, la tristeza y dolor de Hades había inundado su alma, sintió aquel horrible sufrimiento ahogándole su milenaria alma, entonces se dio cuenta que había perdido la conciencia por minutos, y se encontró en los poderosos brazos del Titán del Fuego Estelar.

_ Belleza dorada, dime ¿Que has visto?__la voz dulce por demás le llamó la atención, entonces se vio que esta en otra habitación, y en los regazos de ese imponente ser, nervioso trató de incorporarse, pero éste le retuvo con delicadeza. _ has visto en sus ojos lo que atormentan los míos, y no puedes concebir como hay tanta desolación en el espíritu de ser tan hermoso y perfecto. Es la traición, la envidia, el engaño, lo que quema su alma milenaria, cuando estuvo a mi lado en el pasado, sus ojos destellaban la belleza del Universo, la felicidad de las almas, y el amor infinito. Ahora son palabras desconocidas para él. De ese mismo dolor nacieron nuestros hijos, del llanto de su alma herida, Tánatos e Hypnos, son extensiones de su alma, son partes de él que tomaron forma separada y a la vez le complementaban.

Trató de hablar pero los labios ardientes capturaron los suyos en el instante que sus dedos se perdían en sus cascadas de oro fino, entonces aquellos cabellos como rojizos como llamas eternas se prendieron en búsqueda de la supremacía, sintió lentamente sus labios rendirse a ese ósculo. Entonces también fue consciente que el ropaje sagrado de Virgo permanecía desperdigado en el suelo, solo su túnica de combate cubría su etéreo cuerpo.

_ No habría justicia, eres tan hermoso como mi Hades, hindú pero tu alma puede recuperarse todavía.__ Lentamente, pasó sus dedos sobre su rostro, apartando los mechones que caían sobre su frente, descubriendo su tilak. Sus rubíes se mostraban encendidos, como lavas ardientes, y su mirada penetró sus retinas, sondeando sus sentimientos.

Se sonrió al momento de empezar a besar sus labios, con la convicción de todas las palabras que Hades le solicitará, su cerebro denotaba todas las escenas dolorosas que vivieron las retinas de Shaka, así como desnudaba su cuerpo su alma también era descobijada a su escrutinio, le sentía temblar en sus brazos, ante el roce de sus labios y sus dedos.

Entre cada beso, sus manos buscaron la hombría del menor, bajo su cuerpo, hasta que llegaron a su destino y la empezó a masajear suavemente, logrando despertarla, las manos de Shaka aferraban las sábanas del lecho con desesperación sin poder acallar sus gemidos, más cuando Hiperión le vuelve hasta dejarlo apoyado en sus manos y rodillas, y le empieza a preparar para él ingresando dentro de su cavidad, sucesivamente sus dedos hasta lograr dilatarlo y lubricarlo, y en consuelo, le masajeaba su falo, hasta que logró que su esencia brotará en sus dedos.

Cuando le sintió listo se fue acoplando, en el comenzó con sus movimientos rítmicos, sosteniéndolo de su cadera, cada vez el vaivén se hacía más fuerte hasta que impregnó con su esencia las entrañas de Virgo y el hindú el lecho dónde se encontraban, Hiperión salió de su cuerpo en el momento que recuperó su aliento, y le recostó en el lecho, le observó unos momentos: __Esto es para que recuerdes, que estas vivo, que Saga no tiene poder para destruir tu corazón, y que no necesitas de su cuerpo para sentir, hoy en mis brazos has vibrado, cuando encuentres tu amor verdadero, vibrarás con mayor intensidad, y te llevará a la locura misma.__ Apartó de su rostro sus cabellos humedecidos besando su mejilla y hombro.


Tanto tiempo busqué
Pero al fin encontré
tan perfecta como te imaginé


_ ¿Por qué? __ le inquirió suavemente, casi en un hilo de voz __ si tú amas a Hades, me has montado hoy. __ Hiperión se sentó en el lecho, y soltó todo el aire de su pulmón lentamente.

__No existe un porque, simplemente, los deseos de mi monarca, él te ama profundamente y te respeta, quería devolverte la sonrisa que perdiste y esta es la manera que tuvo para demostrártelo, además yo lo he querido hacer, en nuestra relación no hay ataduras, ambos somos libres de hacer lo que deseamos. Habrá noches que compartamos el lecho y otras que no, es complicado para un extranjero, pero así somos los hijos de Urano y Gea, la fidelidad no es una de nuestras virtudes.__

Poniéndose en pie empezó a recoger sus ropas y a cubrirse con ellas, siendo observado por los zafiros de Shaka, que le veían como perdidos, hasta que por fin cuando se disponía a salir, la voz del caballero ateniense, le detuvo: __Agradécele de mi parte, mañana hablaré con él sobre esto.__ A lo que asintió con su cabeza sin mirar atrás, al momento de salir de la habitación.

No había terminado de salir del recinto cerrando la puerta tras de sí, cuando se encontró de frente con el Caballero Divino del Cisne, que le esperaba fuera con sus brazos cruzados, en una actitud muy orgullosa. Se sonrió al momento de ignorarlo, y seguir con su camino a su cuarto:

__Es la manera con que dices que le amas, compartiendo el lecho con otro._ Mas Hiperión no le hizo caso tan solo levanto su mano haciendo un gesto de despedida. __Lo que haga o deje de hacer no es de incumbencia de un humano.__ Fue su contestación haciendo caso omiso a su provocación.

Hyoga se abalanzó sobre en un acto desesperado de su rabia, siendo hábilmente esquivado por el titán, quién le retuvo de sus manos, alzándolo varios centímetros del suelo. __No me tientes, hijo de los humanos, que aunque mi belleza nocturna me solicitará tu perdón, no lo obtendrías, he dicho que lo que haga no es tu incumbencia, recuerda que fuiste tu quién se osó a tomar lo que era mío. O es que acaso quieres mis servicios en tu lecho, y por eso me sigues a todo lado, espiándome__ Asió con fuerza su mandíbula, casi acercándole el rostro al suyo a pocos milímetros de unir sus labios.

__ Pero el Gran Hiperión jamás se rebajaría a unirse a una meretriz, fueron segundos en su mirada, vi todo lo que sus retinas guardaban grabadas, y te atreves a hablarme de fidelidad, no eres el indicado, sé todo lo que me quitaste, tu alma se ha abierto a mi escrutinio así como la de Hades me ha gritado su dolor, ten por seguro que ganas para extermínate no me hacen falta .__ le soltó sin consideración alguna, y el cuerpo de Hyoga cayó pesadamente contra los adoquines, para luego elevar su vista hacia su rival pero este ya no estaba allí. Sus palabras le quemaron como hierros incandescentes.


Como aguja en un pajar
te busqué sin cesar
como huella en el mar
tan difícil de hallar


Con sus ojos acostumbrados a la penumbra, permanecían fijos en un punto no determinado de la pared, apenas si se atrevía a respirar, entonces le sintió llegar, bajando sus párpados fingió dormir, percibió el momento en que se acercó al lecho y le besó sus cabellos, para luego retirarse del mismo para irse a las termas, para asearse, Shun soltó suavemente el aire de sus pulmones, al momento de incorporarse lo que sus heridas le permitían para ver la luz atravesar la puerta de ese recinto, ese simple esfuerzo le canso a tal grado que tuvo que dejarse caer sobre el lecho de nuevo con su vista fija en el techo que le cubría, allí se pudo observar el fresco que le adornaba al lado de Hiperión, el ruido de la puerta le hizo desviar su mirada a una de fuego que le sonreía.

_________________


Última edición por goddesniquel el Sáb Dic 19, 2009 11:31 am, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
goddesniquel
Moira Laquesis - Hiperion
avatar

Cantidad de envíos : 667
Edad : 41
Alas de Fuego : 180788
Fecha de inscripción : 04/06/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Sáb Oct 11, 2008 11:57 pm

Sin mediar palabras el mayor acortó la distancia entre los dos, al momento en que Shun alzaba las sábanas de su lecho invitándole a acostarse a su lado. E Hiperión le alzó con delicadeza, para acomodarlo mejor, recostándolo sobre su torso todavía húmedo, para luego descansarlo en una mejor posición, recostándose a su lado en silencio, cuando Andrómeda iba a empezar a explicarle todo, sus dedos le silenciaron. Y las lágrimas de su príncipe bañaron sus dedos, el deseado llanto de meses atrás lo hizo sacudirse en sollozos llenos de dolor.

__ Fue mi culpa__ gimió.__ Olvidé quien era, quise tener la vida de un humano, y por tal desobediencia…__ los brazos del mayor le rodearon hasta apegarlo a su cuerpo. __No lo fue, nada ha sido tu culpa, tienes el derecho a amar, pero que el egoísmo no te lo permita tal vez sea otra cosa. __

__Causé el odio de mis hermanos, hacia ti, el exilio de Perséfone, ahora como humano quise olvidarme que era el hijo de Cronos, y dormí dentro de Shun, quise creer que como los mortales, podría ser feliz, fui presa de esa ilusión hasta que la verdad saltó a mis ojos… más los labios de Hiperión le acallaron, bebiendo en el proceso la amargura de su alma, como antaño, cuando Hades lloró su sentencia a muerte.

En delicadas caricias, Hiperión logró que Shun se calmará solo su sintiendo su respiración agitada, por el descargo de su milenaria alma, en su pecho bañado por incontables gotas de agonía, y tristeza. __Tu presente fue bien recibido, y creo que entendió el mensaje, mi niño travieso.__ El joven entre sus brazos se volvió buscando sus rubíes, su rostro tenuemente bañado por las llamas de las lámparas.

_ Tienes idea, mi pequeño, que él hindú es fértil como tu.__ A lo que Hades asintió, encarándolo con firmeza. __ ¿Por qué me haces esto? Puede sembrar mi semilla en su vientre__ delineó sus labios con sus dedos__ Es en ti que quiero plantar mi esencia, es lo que he esperado por milenios___

Hades bajó su mirada, y sus labios quisieron emitir las palabras de su razón de que porque le daba a Hiperión la oportunidad de ser padre, por medio de otro vientre, y de confesar su propia vergüenza, pero solo un sollozo salió de ellos acallado por su propia mano y en un rápido movimiento el Fuego Estelar, intercambió posiciones, cubriéndolo con su cuerpo sin cargar su peso en él, le vio directamente a sus ojos.

__Hiperión, ya no tengo nada que ofrecer, ni corazón, ni descendencia, mi alma ya no soportó tanto dolor en mi existencia, y me convencí que el Señor del Inframundo es invisible e inalcanzable, que el Hijo de Cronos nunca debió conocer el amor. Ya que soy el rey, del mundo dónde la esperanza se deja atrás, porque debería tener yo mismo alguna ilusión. Todo lo que he amado, siempre he tenido que dejarlo por algo, tú eres lo único que no me ha abandonado por convicción propia.__

Llevó sus manos, a su rostro: __ Perdóname, por no poderte dar lo que más ansías, perdóname por haberme secado por dentro. Por haberme entregado a los humanos, y éstos acabaron con la ilusión de mi eternidad. Entre los humanos nunca encontré una sonrisa sincera, ni el amor. La traición, la mentira y el desamor fueron lo que me dieron a beber, y ese veneno acabó completamente, con el pedazo de corazón que me quedaba con tu partida y exilio.

Si Shaka te puede dar descendencia la cual será de origen divino, por eso Virgo es mi mentor, un dios extranjero, que creyó compartir mi destino, que bebió de mi mismo brebaje, no te pido que lo ames, así aliviaré su soledad, con un hijo, y no te pido que ames Alondra, ya que ella es solo mía, el consuelo que las Parcas me regalaron, el cual también estuve a punto de perder.


Tanto tiempo busqué
Pero al fin encontré
tan perfecta como te imaginé

Sabes no pido nada más
que estar entre tus brazos


Los labios del mayor le acallaron, en un desesperado ósculo, entre caricias y suspiros. __ Te he conocido como el Señor del Inframundo, es Hades el que he amado toda la eternidad, el hindú podrá quedarse con tu regalo, por lo tanto, el hijo que tenga es tuyo, porque fue por tu voluntad que se formó, Alondra la respetaré como mi princesa, como a Perséfone, pero lucharé por mi descendencia__ la fuerza de su cosmos llenó la habitación, posando su mano en su vientre__ porque ningún humano podrá arrebatármela tal vez la ciencia de los mortales no podía curar tus heridas, pero para los inmortales hijos de Urano y Gea, nada nos es imposible.

__ Hiperión, los humanos me vaciaron completamente__ Expresó casi en un susurro, más el mayor solo besó su nariz con delicadeza. Para retirarse de encima de él y acomodarse en su lado del lecho. Suspiró, atrayéndolo a su cuerpo, para abrigarlo entre sus brazos, emitía pequeños destellos de su cosmos, en un pequeño arrullo, así como el latido calmo de su corazón le fue adormeciendo en el momento que él mismo cerraba sus ojos, siguiéndolo en sus sueños: _ Mi pequeño, bienvenido a casa. Le susurró al apegarse más a su cuerpo.

“Por fin, el conflicto había terminado” pensó Radamantis, más que bien lo único que se perdió fueron los territorios del Eliseo, ahora ese lugar no existía. Camino orgulloso como siempre entre las dimensiones, hasta llegar, a la entrada de las almas, cercano al Río Aqueronte, allí extendió sus alas, provocando que las energías que evitaban el paso de las almas y de los guerreros de Atenea, fueran destrozadas, por su poder y que los esperaban del lado del mundo de Atenea pudieran ingresar, al Inframundo.

Cerrando sus ojos, se sentó en una de las rocas cercanas, y espero a que los guerreros de Atenea, ingresaran en conjunto con sus espectros, y no tuvo que esperar mucho Fénix y Pegaso, fueron los primeros y luego los demás dorados, al igual que la Princesa Pandora. A la cual le sonrió tranquilizándola. La Reina del Inframundo corrió hasta el primer juez, zarandeándolo le gritaba histérica preguntándoles por su hermano, el mayor de los Haissan la retiró tomándola de los hombros.

Entonces Radamantis se puso en pie, enfrentando al caballero divino: __ El Señor Hades, me ha enviado a decirles que descansen en Giudecca, el saldrá de su palacio mañana y vendrá para aclararles unos asuntos.__

Se volvió a Pandora, tomándole las manos le indicó los deseos de Shun y ésta asintió, al momento que Lune se acercó a ellos, y Radamantis le encargó de acompañara a la Reina Pandora hasta Inglaterra.

__ No intenten pasar al Eliseo, caballeros dorados y divinos, ese lugar ya no existe __ les previno__ fue parte de las pérdidas de ésta batalla entre los dioses, así como la muerte de Júpiter en manos de Hades. En este momento quién trate de pasar a Hades sin su permiso será reo de muerte, justo en este instante es protegido por su ejército en la mitología, los indomables titanes, ahora le protegen. __ Se sonrió, al ver la reacción de asombro de todos.

Entonces el Fénix lo aferró sin consideración de sus hombros, zarandéalo: __¿Cómo ésta mi hermano? ¡Radamantis! __ Sus gritos rompieron en silencio que surgió ante esa revelación, naciendo una lucha infructuosa entre los dos, que trataba de ser apaciguada por Seiya y Saga.

__ El Señor Hades, se encuentra ahora con Hiperión, siendo cuidado por él, el líder de los titanes, sus heridas de batalla están siendo atendidas por la Hechicera de los dioses, __ por fin decidió informarle, al momento que se limpiaba la comisura de sus labios de la sangre que manaba de ellos. __No podrá ya nadie hacerle daño, mi Príncipe ha decidido enfrentar al mismo Olimpo si se interpone, ya los titanes no estarán encerrados en el Tártaro. Zeus abandonó a Hades en esta batalla, pues Hades ha decidido que no le servirá más.

_________________


Última edición por goddesniquel el Sáb Dic 19, 2009 11:32 am, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
fliss_lete
Arcangel - Lete - Adonis
avatar

Cantidad de envíos : 96
Alas de Fuego : 171002
Fecha de inscripción : 06/06/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Dom Oct 12, 2008 12:34 am

snif...

shunnnn buaaaa

poshiss de tiii como sufres!!!!

hiperion ganon no solo amante del conejo si no qeu ceno shaka tambien jaja

shiiii n.n

llego el nissan y zarandeo a rada pobre dem i espectro consentido snif...

muerte a los romanos!! muerte!!
Volver arriba Ir abajo
Hator's faces
Angeles - Helios Hiperion
avatar

Cantidad de envíos : 123
Edad : 29
Alas de Fuego : 169255
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Dom Oct 12, 2008 1:21 am

:lindo: ¡Kya! Hermoso ^^ aún me faltaba lo mejor... La manera en que tus personajes se expresan, me facinan, es tan poética, como es llamado Hades "El invicible, el que no debe ser tocado ni visto, el orgullo de Cronos" Me inspira, creo que no tendré problemas esta noche para escribir XDD... Si se pasa la tormenta :tierno:, poshis Ikki, esta preocupado, pero deberá acatar las órdenes que no tiene coronita xDD. Respecto a Hiperión alivio, pensé que aún no se había dado cuenta que Hades estaba esteril, pero se lo tomó con calma y fe.
Ah, mis palabras favoritas en este capi "me convencí que el Señor del Inframundo es invisible e inalcanzable, que el Hijo de Cronos nunca debió conocer el amor. Ya que soy el rey, del mundo dónde la esperanza se deja atrás, porque debería tener yo mismo alguna ilusión" Hermoso juego de palabras ^^ utilizando la frace alusiva de la entrada al infierno, a eso me refiero, no se te escapa ni un detalle.
Ok, espero sigas pronto este fic ahora que le has agarrado vuelo, pues la cosa esta que arde XDD!
Volver arriba Ir abajo
ebenholz
Hibridos
avatar

Cantidad de envíos : 19
Edad : 31
Alas de Fuego : 163150
Fecha de inscripción : 14/11/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Mar Nov 25, 2008 9:22 pm

haaaaaaaaaaa :lindo: Godes- sama escribes como los dioses lo que dice hator es cierto eres sumamente detallista... cada palbra cada sentimiento es perfectamente plasmado..
dios ya estoy empezando a amar a hiperionnnnnnnnnn n-n no lo puedo evitarrrrrrrr
y mi shaka tendraaaaaaa su semillaaaaaaaaaaaa haaaaaaaaaaaaaaaa es raritooooooooo quiero que shunny este con hiperion pero este es un fanfis patonejoooooooooo que dilemaaaa
por primera vez odie al patoooooo seeeeeeeee hiciste que deseara verle muertito y tieso...

me encanta la manera en que escribes, aun me pregunto como lo haces... como logras ser tan dedicada y detallista ... como logras escribir tanto y sin perder calidad . eso sin duda es dificil pero cada capitulo me engancha aun mas
godesama sigueeeeeeeeee sigueeeeeeeeeeee ya tienes una fiel subdita
Volver arriba Ir abajo
goddesniquel
Moira Laquesis - Hiperion
avatar

Cantidad de envíos : 667
Edad : 41
Alas de Fuego : 180788
Fecha de inscripción : 04/06/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Miér Nov 26, 2008 12:15 am

Capítulo 9 El regreso del pasado, Hiperion el ardiente Fuego Estelar

Reprimida por todos mi miedos infantiles
Y si te tienes que ir
Desearía que solo te fueras
Porque tu presencia todavía perdura aquí
Y no me dejará sola


Atenea observaba el vacío existente entre Pegaso y Perseo, la orgullosa constelación de Andrómeda ya no adornaba la bóveda celestial, con su atención pérdida en Alemania, recordaba el espíritu de Shun, despidiéndose de su hija y el poder de Hades rodear a la pequeña Alondra que balbuceaba en los brazos de su tío, quien trataba de hacerla dormir. Shiryu desvío momentáneamente la vista del rostro angelical de la hija de Shun, tan parecida a Andrómeda, en busca del calor de su papi se apegaba más a él, la angustia del Dragón al elevar su vista al cielo herido por la falta de la Princesa del Sacrificio, le hizo estremecerse del dolor. ¿Como haría esta pequeña para poder estar con su papi? Trató de hacerla tomarse su fórmula para bebés, se acercó a su cabecita besando su frente, aspiró su aroma dulce, como un bálsamo, sin poder evitar que sus lágrimas descendieran silenciosas por su faz.

La tormenta de cosmos que se desarrollaba en Alemania, le ponía nervioso, pero su esposo, le había encargado cuidar de Atenea y su sobrina, contemplaba a los pies del lecho la poderosa armadura del dragón, la cual brilla ansiosa por entrar en batalla, parecía rugir en cada destello de cosmos. Fénix, le había prohibido ir porque no quería que se esfuerce, y de ahora en adelante le cuidaría más, y dentro su cuerpo el remolino de sus dos cosmos se desarrollaba en su interior en busca de formación de una nueva estrella. “Es acaso esto lo que sentía, Andrómeda, en aquellos meses, porque en aquella época ya existías dentro él, pero tu cosmos es tan igual al de Shun, no notamos la diferencia, ¡Eh, pequeñita!”

“Tu posees esa mirada dulce de antaño de tu papi, con razón eres a la única que mostraba esa sonrisa hermosa que adornaba su rostro.” Al mismo instante en que hablaba con Alondra observaba las reacciones de su diosa, la cual meditaba los hechos acaecidos en esos momentos.

La de los ojos de lechuza, lucía imponente y fría cual estatua antigua bañada por la luz rojiza de Selene que ante la batalla que efectuaba en el Inframundo mostraba la faz manchada en sangre, Shiryu se deslizó del lecho junto con Alondra descansando sobre su pecho y envuelta en una delicada sábana de seda, los vestigios de la batalla, cada vez afectaban el reinado de Atenea, la diosa de la guerra empezaba a reaccionar a la crisis del Inframundo, destellando su poderosa energía, y Niké atravesó las dimensiones, en búsqueda de su dueña, descansando en la mano de la llamada Palas, que para este entonces derramaba lágrimas sin poderlas detener hasta caer de rodillas, sobre el suelo del recinto, con su cabeza apegada a la pared, su cuerpo empezó a convulsionar en un cruel gemido, sus sollozos descontrolados alertaron al discípulo de Dohko, quién se puso a su altura inquiriéndole silenciosamente con su mirada de angustia.

_ ¡Hades!__ Logró balbucear de manera atropellada, ahogada por la opresión en su pecho hasta que recostó la cabeza en el pecho desnudo del Dragón, y sus lágrimas bañaron ese cálido refugio abrazándolo en el proceso junto a la pequeña en sus brazos. Shiryu, solo elevó su mirada al firmamento en el instante que el cosmos del Rey del Inframundo dejó de sentirse, en el universo de Cronos.

_Iki_ Apenas susurró al saber lo que esa pérdida significaba para su indomable esposo, así como Alondra se estremeció entre sus brazos. En ese momento que todo fue silencio y llanto del mundo de la diosa de la sabiduría, causó un estremecimiento general que hizo retumbar la tierra en un inesperado terremoto. La diosa extendió su presencia rodeando a su caballero divino. El departamento empezaba a desquebrajarse debido a lo fuerte del sismo, la bebé en los brazos de Shiryu lloraba desconsoladamente, esa desgarradora aura se apaciguó conforme el cosmos del dios de los muertos desaparecía.

Atenea, solo gimió desde lo más profundo de su milenaria alma postrándose hasta tocar con su frente el suelo sosteniéndose el pecho que le comprimía del dolor tan terrible ante la pérdida de uno de sus seres más queridos. Shiryu solo atinó a ponerse en pie rápidamente y convocar con su cosmos su armadura divina del Dragón, la cual vistió rápidamente en el instante que situó en el lecho a la hija de Shun. Y apenas estuvo investido de sus ropajes sagrados, asió a Alondra contra su pecho, resguarda en sus sábanas y asió el brazo de la hija de Zeus obligándola a ponerse en pie, y sin perder tiempo empezó a salir del edificio.

Atenea le seguía sin pronunciar palabra ni tampoco resistiéndose, como dos horas anduvieron por la ciudad, al momento que el Dragón se guiaba por su cosmos buscando a los amigos de Shun, Michael y Jonathan. Las personas alteradas por la manifestación de la naturaleza corrían de un lado u otro ayudando en los lugares que había casas derrumbadas o edificaciones tambaleante. Sin embargo el Dragón no pensaba detenerse debía acudir a la pareja Braxton, el debía partir al lado de su pareja y no veía conveniente llevarse a Alondra con él, ni tampoco a Atenea.

Ya llevaban algunas horas en esa búsqueda, pues las presencias de dos simples humanos eran muy difíciles de detectar aunque estuvieran cercanos a un caballero y aún su aura de protección les cubriera. Shiryu sintió un leve movimiento en Alondra, quién se incomodaba de la posición en que se encontraba, fue en ese instante que el cosmos de Alondra lo guío hasta su padrino, la pequeña buscaba presencias que conocía para sentirse segura, al desaparecer la de su papi, las cuales le eran las más conocidas.

Shiryu, permanecía callado así como estudiaba la conducta de su diosa Atenea, estaba por demás callada y taciturna, el frío empezaba a difuminarse en el ambiente a causa del movimiento telúrico, cuando la naturaleza se estremecía toda ella lo hacía, una suave llovizna empeoraba la situación para los mayores acostumbrados a estos cambios no era mayor problema que la molestia de sus cuerpos pero para la joven princesa, que no debía salir de los brazos de su papi, aún estaba en su cuarentena, el Dragón ideó cubrirla con la capa de su armadura y extendiendo las alas del Dragón divino, para procurarle resguardo, no fue mucho cuando un automóvil conocido, se desplazaba lentamente entre los escombros , sus luces, les iluminaron.

El Dragón se apresuró a acercarse a la ventanilla del lujoso vehículo, seguido de la diosa Atenea.

_Jonathán, Michael los habíamos estado buscando__la angustia reflejada en su rostro, hizo que el menor de ellos, se inquietará, a sabiendas que algo malo había pasado con su mejor amigo, que todos los eventos de esa noche no eran fortuitos.

_¿Shiryu? __inquirió suavemente, casi en un susurro de voz, no queriendo conocer la respuesta que el caballero ateniense, le iba a dar a conocer, la mano de su esposo, se posó en la suya estrechándola fuertemente, la única respuesta que recibió fue un suspiró ahogado y profundo emitido por el guerrero. A su vez que les entregaba la pequeña Alondra, envuelta en su capa.
__Cuiden de mi sobrina, sé que esta por demás pedírselos, les imploró que permanezcan al lado de Atenea, hasta que regresemos le den refugio con ustedes, además Alondra necesitará protección divina, y la señorita Saori se la podrá dar.__ Asió con fuerza la mano de la diosa, que sin comprender se negaba a quedarse. Pero el mayor la aferró de los hombros, llamándola a la cordura.

__ Iki, me necesita a su lado, aunque me haya dejado aquí, ahora en este momento requiere de mi apoyo, debes cuidar de Alondra, porque el Olimpo no tardará en pronunciarse. Atenea, lo más seguro es que permanezcas aquí, ya perdimos a Hades, y el Inframundo, muy posiblemente a Perseo y a Perséfone. ¡Por los dioses!_ exclamó angustiado. Solo quiero estar al lado del padre de mi hijo, Saori. Sin esperar a que ella se quejará la soltó los hombros, desvío un momento su mirada gris a la pareja dentro del automóvil. Supo que sus pasajeros habían entendido parte de lo que él había dicho, sonriéndoles con tristeza, movió su cabeza en afirmación a sus palabra a la pregunta silenciosa que los ojos de Jonathan le emitían y el inglés desvío la mirada, a su esposo, que lloraba en silencio acunando a su ahijada entre sus brazos.

Guío su puño cerrado a su pecho en señal de saludo, a su diosa y se desvaneció envuelto en su poder, las piernas de Atenea temblaron al no poder sostener su peso, para luego dar sus rodillas contra el pavimento, la hija de Zeus desconsolada sentía que su cuerpo se estremecía en un silencioso sollozo.

No fue consciente cuando unas cálidas manos la aferraron de sus brazos, y la ayudaba a ponerse en pie, guiándola al interior del vehículo, agradeció con suave sonrisa dibujada en sus labios, y Jonathan guío condujo fuera de la ciudad buscando las campiñas inglesas, hacia su casa de campo con la esperanza que el sismo no la hubiera dañado.



La primera vista que tuvo de la mansión Haissan lo dejó sin habla, tan solo estaba el profundo pozo que comunicaba con las escaleras internas las mismas por dónde Pandora se comunicaba con su residencia. Suspiró dentro del túnel se encontraba las presencias de los demás espectros y caballeros, sin dudarlo dos veces descendió por ayudado por sus alas sagradas, el esplendoroso Dragón del Atenea, cruzó el cielo nocturno rugiendo profundamente, hasta adentrarse en los dominios del Señor de la Muerte.


Estas heridas no parecerán sanar
Este dolor es simplemente demasiado real
Hay demasiado que el tiempo no puede borrar

_________________


Última edición por goddesniquel el Sáb Dic 19, 2009 11:34 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
goddesniquel
Moira Laquesis - Hiperion
avatar

Cantidad de envíos : 667
Edad : 41
Alas de Fuego : 180788
Fecha de inscripción : 04/06/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Miér Nov 26, 2008 12:18 am

En una cálida habitación, iluminada tenuemente por agonizantes teas, incrustadas en las firmes rocas que servían de paredes, daban su espectral resplandor a un elegante lecho dónde una pareja dormía en brazos uno del otro, por mucho tiempo habían ansiado esa cercanía, el percibir el aroma que mana uno del otro. La cálida respiración de Hades, acariciaba el pecho desnudo de Hiperión quien recién se había despertado al sentir el movimiento de los guerreros sagrados de la diosa de la sabiduría.

Se apegó más al cuerpo cálido que reposa a su lado, no había cuerpo que le substituyere, el solo tenerlo al lado le hacía sentirse completo, no había amante que se le pudiera comparar, su Hades. No perdono a Zeus, por lo que ocasionó al separarlos, por las enormes heridas surgidas en su milenaria alma. Ni tampoco el hecho que le negará el hecho de ser padre. Hypnos y Tánatos, se podían decir que eran sus vástagos, nacidos de su sangre derramada y las lágrimas de su Hades. Los dioses de la Muerte, lucían su eterno luto sobre el mundo, sin embargo su príncipe los amó como el fruto de sus vigores. El mismos los consideró así.
Pero más que todo eran el duelo de Hades al tenerse que separar de Hiperión por salvarle la vida, mejor lejos y vivo. Que cerca y en un sepulcro elegante. Recién había cumplido su capricho más reciente. El de unirse al hindú, ahora le incomodaba que pudiera haber sembrado su semilla dentro de él, de nuevo Hades, le trataba de proteger, pero mi príncipe si no son tus hijos no los quiero.

Pero de nuevo, puedo sentir tus formas, el verte dormir abrazado a mi pecho, como hace milenios es la dulce de las recompensas Hades. Sus dedos se perdieron en esos cabellos como hebras de esmeraldas brillantes, se enredaban en ellos, comprobando su sedosidad. Se molesto que un mortal osará el tan solo decirse su dueño, cuando nadie era capaz de mirarle si quiera.

Suspiró tratando de calmarse, podía percibir la presencia del caballero divino inquieta a varias habitaciones de distancia, se podía decir en la otra torre. En la misma ala dónde el hindú parecía dormir por la frecuencia que emitía su cosmos. Aunque parecía que los tres se vigilaban mutuamente, en otra recámara el hijo de Zeus, estaba vigilante pero su energía era tranquila, parecía solo estar en vigila para evitar una desgracia. Pero el sueño le fue ganando nuevamente, arrullado por la respiración despaciosa y profunda del hijo de Cronos. Su mano buscó aferrarlo a su cuerpo, situándola sobre los vendajes que cubrían sus heridas, no permitiría que su perfección fuera mancillada por esas horribles cicatrices. Ya era suficiente con las de su alma las cuales sería la hazaña de un titán el borrarlas.


Cuando tú llorabas yo secaba tus lágrimas
Cuando gritabas yo luchaba contra todos tus miedos
Y tomé tu mano a través de todos estos años
Pero tu tienes todavía todo de mí


Radamantis permanecía en posición de pelea esperando cualquier ataque del Fénix, dudando que Saga y Seiya pudieran retenerlo, observó como su reina se desvanecía acompañada de Lune, así como una poderosa energía se acercaba reconociendo al Caballero divino del Dragón así que relajó su posición al ver el desconcierto del caballero divino del fénix que relajaba sus músculos volviéndose hacia el lugar dónde el cosmos resplandecía en forma de un poderoso dragón dorado.

Con un misticismo mágico el Dragón desciendo en el escabroso terreno del Inframundo a orillas del río Aqueronte, las aguas tranquilas del río de la muerte, se levantaron al calor del cosmos del caballero que era capaz devolver las corrientes. Todos se volvieron hacia el alumno de Dohko, quién fue bajando la intensidad de su poder poco a poco con sus ojos grises, fijos en el rostro estupefacto de su esposo, quién caminó hacia él, sin perder tiempo y Shiryu lo recibió en sus brazos. _ ¿Porque has venido, amor? Debías cuidar de Alondra._ le habló a su oído besando su cuello suavemente

_ Sabes que no podrás mantener lejos de la pelea._ le susurró escondiendo su rostro en su hombro. Ante la mirada orgullosa de Dohko quién veía con una sonrisa a su alumno. Su sola presencia era capaz de calmar al poderoso e indomable Ave Fénix. _ Iki, ¿Shun? __Indagó con algo de nerviosismo, y no queriendo escuchar malas noticias.

_Esta en el Tártaro, junto con Shaka y el imbécil de Hyoga._ se separó lo suficiente para verlo a los ojos, acariciando su rostro, separó algunos de sus mechones de ébano acomodándolos detrás de su oreja, entonces el caballero divino del Dragón soltó el aire lentamente, para sonreír de alivio. _Atenea y Alondra se encuentra con los Braxton_ le informó ya más calmado, para luego sonrojarse al ver la risas que se formaron en sus compañeros de armas así como en los espectros, observó con los ojos entrecerrados a un tranquilo Radamantis que esperaba, a que se decidieran seguirlo.

_ Entonces nuestra princesa pronto estarán con Perséfone y Atenea, porque la reina a partido para Inglaterra con la venia del Señor Hades. En verdad aunque no lo crean deseo descansar, porque mañana temprano partiremos al Tártaro.

¿El Tártaro? _ soltó Shiryu no entendiendo lo que estaba pasando y Radamantis le contestó antes que los demás: __Dragón te informo que el Eliseo desapareció es el precio del triunfo de esta batalla, ahora el Señor Hades se encuentra en el lecho del titán Hiperión y disfrutando de sus favores, mi rey volvió a su lugar, recordó su deber como el regente de éstas tierras, aunque les duela caballeros de Atenea, Shun nunca más será un caballero ateniense, pero también decidió que la princesa del sacrificio nadie más la usaría, por lo tanto ya no dormirá en los anales interminables de los dioses. Libero de su condena a la hija de Cefeo.

¿Pero que dices? _ el grito desaforado del mayor de los Haissan de nuevo desatabas las llamas de sus alas en todo su esplendor de furia. Pero Shiryu se abrazó a su espalda descansando su barbilla en su hombro _No querrás que tu hermano se enoje porque lastimaste a uno de sus jueces, cálmate cariño, ahora debemos esperar a que Shun nos explique esta sucediendo.__ Le besó su cuello, sin dejar de mirar a Radamantis y éste entendió el mensaje sin decir nada más se puso en pie y empezó a caminar hacia el palacio de Giudecca, serían guiados por los caminos que solo Hades y los jueces conocían. Los zafiros del fénix siguieron la espectral figura del primer juez, para luego, desviarse unos momentos a la mirada de su esposo que le sonrió en confirmación, liberándolo de sus brazos, se acercó a su oído: _ gracias, amor_.

Se dispuso a seguir a los dorados y a Seiya, esperando que Iki se les uniera, sintió su fiera mirada sobre su fisonomía estudiando su cuerpo, se sonrió con algo de orgullo, hasta que le sintió a su lado y el mayor pasó su brazo por sus hombros atrayéndolo a su calor. La verdad, solo necesitaba estar a su lado en estos momentos y con la paz de que Andrómeda se encontraba bien, que la batalla había sido ganada con sin muchas bajas que lamentar más que la desaparición del Eliseo. Conforme se adentraban en el mundo de Hades, la energía de Shun se podía percibir con más fuerza, a su alrededor una serie de fuerzas tan antiguas y poderosas como el mismo Hades.

Cuando les asignaron una habitación dentro de Giudecca, Iki se dejó caer sentado, justo cuando Shiryu se colocaba a su altura descansando su cabeza en su regazo, y los dedos de Fénix se perdieron en sus sedosos cabellos. _No debiste venir, al campo de batalla en tu estado_ soltó suavemente, justo cuando tomaba suavemente su barbilla y perdía su mirada en esas lagunas de plata, que le reflejaban con amor _ nuestro hijo apenas se aferra a tu ser. _

_Soy un guerrero al igual que tu, Iki. No puedo eludir mi responsabilidad, y menos dejarte solo en este momento. Soy tu pareja en las buenas y en las malas y si acepté quedarme fue para proteger a nuestra sobrina, pero creo que Atenea lo podrá hacer bien.__Incorporándose le fue empujando en un movimiento seductor sobre el lecho, hasta quedar encima de su fuerte fisonomía. _ El que esté embarazado no me hace inválido, ni a tu hermano lo hizo, mira como forjó su destino él solo en Inglaterra. Tampoco veo a Michael Braxton le impida hacer muchas cosas, además mi cuerpo está acostumbrado a las batallas, así que mi sobre protector esposo debe relajarse_

Sus labios asaltaron el cuello que se le hizo a sabor de chocolate como su alimento más deseado:_ en este momento se antoja devorarte ave fénix, ya no podrás escapar de las garras del dragón, y te has metido en problemas por ahora sufrirás la furia del Dragón en tu piel_ Los labios de Iki se entreabrieron dejando que los de Shiryu se posesionaron sobre los suyos, así como sus manos viajaron a la cintura del alumno de Dohko que se estremeció en sus brazos al sentir el calor del cosmos del ave inmortal así como sus ropas abandonaban su fisonomía lentamente, e Iki le cedía espacio entre sus piernas.

Con delicadeza lamió toda la extensión de su cuello para detenerse cercano a su oído, y sus palabras solo audibles para Iki, le recitaron su amor, así como su deseo incontenible, que hacia cambiar las corrientes de Rozan en un segundo, el era el único que por voluntad podía tener al poderoso caballero del Fuego, rendido complaciente a sus deseos, a la vez que sus alas llameantes le cubrían brindándole su eterna protección. Contra su vientre su deseo crecía incontenible, acrecentado por el roce suave de su cuerpo, así como los gemidos ahogados del mayor, eran su canto de victoria, más apetecible. Sus dedos trémulos dibujaron sus cejas y aún perdido en sus remolinos de zafiros, bañados en el deseo y pasión, era un abismo sin fondo, en el cual el Dragón volaba, encantado por su hechizo.

Su propia ansia se acumulaba en su entrepierna, causándole la misma tortura que aplicaba sentía las caderas su esposo invitándole a continuar, pero aún así decidió continuar con su suplicio, nada de la fisonomía del mayor le eran desconocidas, con lentitud le preparó para él, hasta que se acopló en su cuerpo con un gemido de triunfo por parte de los dos. Una sonrisa se dibujó en los labios de Iki al sentir dentro de él, pasando sus brazos alrededor de su cintura le impidió el moverse, tan solo le cunó a su pecho, descasándolo en él. _Tranquilo, déjame sentirte así, dentro de mi._

Shiryu podía sentir en todo su cuerpo los latidos acelerados de su corazón así como los de Iki, suspiró cerrando sus ojos, disfrutó de los mimos que le proporcionaba su pareja, el de formar un solo ser en ese momento, así como el que se formaba en sus entrañas. Ambos cosmos se emitían en una misma frecuencia. Tan distintos y a su vez complementarios. Cuando Iki creyó prudente, se relajó y permitió que Shiryu se irguiera sobre él sosteniéndose de su cuello escondió su rostro en su hombro, y siguió dócil el ritmo que imponía el Dragón. Disfrutando del vigor de su marido, Shiryu le llevó hasta las mismas constelaciones, estallando ambos sus esencias a unísono llamando el uno al otro, con el amor que sus corazones manaba. Las lágrimas del fénix, cayeron sin vergüenza alguna por su rostro deseando devolverle el corazón a su hermano.

_________________


Última edición por goddesniquel el Sáb Dic 19, 2009 11:35 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
goddesniquel
Moira Laquesis - Hiperion
avatar

Cantidad de envíos : 667
Edad : 41
Alas de Fuego : 180788
Fecha de inscripción : 04/06/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Miér Nov 26, 2008 12:21 am

Su mayor ansia era el verle disfrutar del amor, el cual el mismo había asesinado sin tener culpa, pero es algo que le aflige su alma sincera. El nunca debió haber callado la verdad, esa omisión causó más daño del que podía imaginar para Shun, Shiryu y para el mismo. El dragón le acunó en sus brazos como tantas noches lo hacía, consolando su desolado llanto, amando al ser que se decía no tenía sentimientos, pero que al igual que su hermano era un mar de ellos, tan dulce como Andrómeda, ya que el mismo lo crío. Es que al mundo le costaba ver la máscara que el poderoso fénix dorado usa para ocultarse de los demás.


Tú solías fascinarme
Por tu luz resonante
Ahora estoy limitada por la vida que dejaste atrás
Tu rostro ronda por mi alguna vez agradables sueños
Tu voz ahuyentó toda la cordura en mí



El pasar de las horas, se hizo corto en sus brazos, desde hace algunos meses no compartía el lecho con nadie, no era ese cuerpo que varias veces era frío, sin sentimientos, difícil de descifrar lo que pensaba, era el de antaño el que manaba el calor mismo del sol. El padre de Helios, Selene y Eos, cuyos cabellos brillaban como llamas incandescentes, pero lo hacían solo para él. Se movió lentamente del refugio de sus brazos para observar su tez tan blanca como la nieve, su rostro pacífico, enmarcado en cabellos de rojo vivo, delineo con delicadeza su ceja, para luego sonreírse. Al cabo de unos segundos la sonrisa murió en sus labios, y sus ojos tomaron un matiz frío, mordiéndose los labios, se reprochó el de nuevo dejar libre sus sentimientos.

Aunque fuera Hiperión, no entregaría su corazón, no debía de nuevo mostrar la debilidad de su esencia, si debía sobrevivir esa no era la manera, debía partir a Giudecca lo antes posible cuando empezó a caminar hacia la terma se sintió mareado, y un dolor agudo en sus heridas, le hizo jadear audiblemente, apenas si logró sostenerse para continuar, ese quejido logró que el titán despertará para fijar su vista en él, algo serio le siguió con la mirada, apenas si había podido ponerse en pie y caminaba encorvado del dolor.

Suspiró algo molesto, sabía que él se había enterado que le había despertado pero ni siquiera le había vuelto a ver, le observó estudiarlo de reojo, esa mirada no le gustaba para nada, sin embargo le mantuvo la suya sin dejarse afectar por ella y le siguió hasta que se perdió de su vista dentro de las termas. Se sonrió su amado quería jugar rudo, y el le complacería. Hades aprendería hoy una lección, a ellos no le afectaban los sentimientos humanos, y él le traería de nuevo a su lado, y que no habría mejor lugar que estar a su lado en su lecho.

Con ese orgulloso porte que le caracterizaba el Fuego Estelar siguió a su consorte, hasta las termas, como había supuesto el no había trancado la puerta, así que cerró tras entrar en el recinto recostándose contra ella, le vio quitándose los vendajes, le vio sin mediar palabras y con sus brazos cruzados, impaciente movía su pie derecho.

_ ¿Hasta cuando Hades, me piensas apartar de ti? _ por fin rompió el silencio. _No soy el imbécil del humano, se acercó con una mirada felina en sus rubíes y su cabello centellaba en poderosas llamas, me has suplicado que me uniera al hindú y te complací, ahora lo más probable es que haya aceptado mi semilla dentro de él. Te puedo aceptar tu súplica de no matar al humano, porque realmente no sería digno de mi estatus, enfrentarme a un ser tan inferior.

Hades suspiró, para luego alzar hacia él una mirada sin sentimiento alguno y con una sonrisa en sus labios, dejó salir su respuesta con la simplicidad de un niño: _ Te puedo decir que así estamos a mano, tú tendrás descendencia del hindú y conservaré la mía con el humano. He pagado mi falta contigo.__ Y con dificultad ingresó en las aguas termales.


Estas heridas no parecerán sanar
Este dolor es simplemente demasiado real
Hay demasiado que el tiempo no puede borrar


Su respuesta hizo enfurecer a su acompañante, quién ingresó a esas aguas, sin siquiera preocuparse por desvestirse. Le aferró de su cintura y le hizo apegarse a su cuerpo, asiéndole de la barbilla con firmeza le obligó a mirarle. _El niño que pueda tener el extranjero, es tuyo, se dicen que los esclavos sirven para tengan hijos por sus amos, si en verdad estas seco como dices, el que haya engendrado en él, es para que sea tu hijo así es la tradición_ siseó cercano a sus labios.

Entonces no te importaría que le tuviera de amante fijo, porque realmente no me disgustó_ sus palabras expresadas con cierto dejo de ironía, y con una sonrisa seductora en sus labios lograron su cometido había llegado al alma oculta de Hades, un dejó de furia brillaron en sus ojos. _Ya que tan amablemente me lo ofreces, mi pequeño niño.

La incredibilidad se dibujó en su rostro, así como la furia destello en esmeralda en sus ojos, y porque no decirlo, los celos florecieron por todos los poros de su piel.

Cuando Hades iba a refutar los labios del Fuego Estelar se aferraron a los suyos, con vehemencia, con la furia contenida de su alma, al momento que Shun se relajó en sus brazos buscando más su cercanía. _No me mientas más criatura, yo te aventajo milenios en experiencia, conmigo no te trates de mostrar como una máscara, me perteneces completa, no habrá titán, dios, semidiós o humano que pueda cambiar eso, mi príncipe_ sus labios descendieron por la extensión de su cuello, recordándole el sabor de su besos, y el calor intenso de su pasión.

_ ¡Hiperión!_ su nombre pronunciado en una súplica constante, como los cantos de victoria, como lo más preciado del Inframundo. _Recuerda Hades, eres el primogénito de Cronos, el líder de nuestro ejército y su comandante en jefe. No dejes que los humanos te llenen con sus imperfecciones, alza ese cosmos que todos los ejércitos de tu padre, respetamos, las heridas causadas…_ La mano trémula de Shun le acalló, posándose en sus labios.

_El hijo de Cronos, se perdió al no estar con tu luz, arrastre conmigo a Perséfone, después dormí por milenios para apagar el fuego que nace aquí __ guío su mano a su pecho, dónde su corazón latía fuertemente. _ En mi renacimiento busqué borrarte en sus brazos, y su cuerpo frío nunca pudo reemplazar el fuego que haces nacer dentro de mí. Sentí como mi único consuelo a mi humillación a Alondra. ¡Oh, Cronos padre mío! _Escondió su rostro entre las cascadas de Fuego. Yo debí enfrentar a mis hermanos por ti, defender nuestra unión, perdóname Hiperión, porque aún te sigo amando, aunque no merezco estar a tu lado he sido un traidor a mi condición.__

Crees que soy el mismo de esa época __ su furia, se desató en un aura negra.__ El orgullo de Cronos, su heredero, el idiota que se dejó quitar todo por sus hermanos, reinado, amor, familia, todo. Y me dejé como un débil. Zeus y Poseidón se debieron morir de la risa, en mis espaldas. ¡Espaldas, digo!_ su risa histérica, retumbó en su cuarto _ En mi cara se burlaron, los muy desgraciados, se han burlado siempre de mí.


Cuando tú llorabas yo secaba tus lágrimas
Cuando gritabas yo luchaba contra todos tus miedos
Y tomé tu mano a través de todos estos años
Pero tú tienes todavía todo de mí


Vaya orgullo de Cronos soy, me deje ver la cara por un humano, me junté con una meretriz, por no defender nuestro amor. Le abrí mis piernas a una ramera. La cual se unió a mi hermano carnal en este renacimiento. Saber cuantas veces, se mofó en mi cara. A su alrededor corrientes de su poder le rodeaban como negras nubes, sus esmeraldas se tornaron en zafiros resplandecientes, de las heridas de su cuerpo, brotaban esas misma energía, las cuales fueron cicatrizándose conforme su poderosa presencia se desarrollaba, cada una de ellas desaparecía rápidamente dejando su piel lozana, pero de igual manera se iba arrinconándose hacia el muro, retorciéndose en su rabia.

Por fin Hiperión logró exteriorizar la furia contenida en las retinas de Hades, aquella rabia contenida por milenios, que le opacaban el brillo de su mirada, esa conmoción de sentimientos, hizo temblar el Inframundo y en ese palacio, todos sus habitantes se despertaron y se enfilaron hacia a la habitación principal, en especial los extranjeros, los dos guerreros de Atenea y el hijo de Zeus.

Los rubíes llameantes del Fuego Estelar, le reflejaron no aguantaba esa mirada, se sentía culpable de haberlo traicionado, y en un grito desde lo más profundo de su alma el dolor de Hades, retumbó en todo el recinto. En un estado casi le llevaba a la histeria, fue cuando las llamas poderosas del elemento que creo la luna y el sol como su padre, le envolvieron, acunándolo entre sus portentosos brazos, le fue meciendo como arrullando a un niño. Pero en su delirio Hades le rechazo, lazándole su poder le hizo separarse bruscamente de él. _No me toques, nadie tiene derecho a tocarme__

Hiperión no lo pensó dos veces, debía recordarle de nuevo la pasión desenfrenada de su amor, el dulce sabor de sus besos, y la suave cadencia de su respiración Hades, por si solo era el orgullo de Cronos y Grecia por su belleza tanto espiritual como física. Se lanzo sobre él, en son de batalla, le aferró de su cintura cercándolo contra el muro le inmovilizó contra él asiéndole de las muñecas con una de sus manos, mientras la otra se deshacía de los ropaje humedecidos aún cubrían su fisonomía.

_________________


Última edición por goddesniquel el Sáb Dic 19, 2009 11:37 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
goddesniquel
Moira Laquesis - Hiperion
avatar

Cantidad de envíos : 667
Edad : 41
Alas de Fuego : 180788
Fecha de inscripción : 04/06/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Miér Nov 26, 2008 12:22 am

Cuando iba a protestar de nuevo asaltó sus labios, bebiendo de su amargura y le sintió estremecerse al sentir su piel rozar la de Shun, su respiración empezaba a agitarse nuevamente, pero bajo su magia. Hiperión se separó lo necesario para hablarle cercano a sus labios. _ Este cuerpo me ha pertenecido siempre, por convicción _ beso suavemente sus labios. _Hades, mi amado centello, hermoso ruiseñor, cuyo canto fúnebre me lleva a las edades eternas_

Le soltó levemente las manos mientras su rodilla instalada entre sus piernas, le rozaba sensualmente despertando su deseo, queriendo que las llamas de su pasión desaparecieran esa niebla negra que rodeaba su ser, el odio, la rabia, la humillación, la tristeza, el rechazo, fueran desechas por las flamas purificadoras de su amor, fidelidad y valentía. Sin embargo ante él un cuerpo casi sin vida yacía entre sus brazos, solo respiraba, su zafiros ahora le veía como si se tratase de un extraño una incomoda calma nubló sus sentimientos, y unas silenciosas lágrimas descendieron por su tez pálida, todo se quedó paralizado en su ser, no deseaba dejar salir a su corazón le quería dejar muerto, quería ser un muerto en vida, un ser sin esperanza alguna.


He intentado tan duro decirme a mi misma te has ido
Y aunque todavía estás conmigo
He estado sola todo desde el principio


Hiperión había matado los sentimientos que le mantenían vivo, los que le hacían levantarse y seguir luchando tontamente, ahora desprovistos de ellos no era absolutamente nada, debajo de ellos su corazón seguía latiendo vagamente, por la inercia de solo respirar. Esa terrible mirada, enfureció a su pareja. _ Hades, no te escondas de mí_ le gritó zarandeándolo. Aferrándolo de su cintura, le acomodo sobre su cadera, penetrándolo al mismo tiempo, uniendo sus seres como antaño.

_Me lo juraste infinidad de veces que somos uno solo. Siénteme de nuevo somos uno_ Sus labios buscaron contestación de los lastimosamente fríos del Señor de los muertos. Se separó de nuevo de ellos, dejándose caer de rodilla con su niño entre sus brazos, y unidos, le descansó su rostro contra su hombro. Y comenzó a moverse dentro de él, y sus labios le llamaban insistentemente. Hasta que sus brazos inertes hasta el momento se empezaron aferrar de su espalda como si fuera un naufrago a su única tabla de salvación.

Le sintió empezar a reaccionar a sus embestidas, gimiendo suavemente y su cuerpo empezaba a tener calor de nuevo, hasta que lentamente levanta su rostro de su hombro, buscando los labios del mayor de manera paulatina sus ojos ahora esmeraldas reflejaban el brillo mismos de los astros, sus manos se movieron hasta alcanzar las llamas incandescentes aferrándolas con sus dedos fascinado en la belleza del Fuego Estelar ante sus ojos.

El tiempo se detuvo para ellos en ese instante en que esas esmeraldas buscaron la verdad de unos rubíes, no fueron conscientes cuando la fuerza de tres cosmos, rompieron la puerta que los separaba de los demás encontrándolos, unidos uno en brazos del otro, en una rítmica danza de seducción.

El grito de furia del cisne no les afectó en nada, cuando se quiso acercar el mismo cosmos nacido de la unión de un dios y un titán no se lo permitió, los labios de Shun se movieron suavemente sobre los del Fuego Estelar, el más hermoso de los hijos de Cronos resplandecía más que nunca por primera vez ante su dolor, le vio sonreír como nunca en su existencia terrenal lo había hecho, justo como en los innumerables frescos de ese palacio. Luego su sentencia fue dictada: _Te amo Hiperión, y ambos somos un solo ser, mí amado Fuego Estelar._

Tanto Alexar como Shaka decidieron salir de la habitación al verse uno al otro, algo sonrojados salieron del recinto, tratando de guardar la privacidad de la pareja, ambos no sabían que pensar, pero el caballero dorado de virgo había observando en los rubíes del titán que esta situación pronto se daría, Hiperión tenía la determinación de su linaje, lo sintió en su unión, en el momento que sus seres se unieron en una sola frecuencia. Su cuerpo le tomaba, pero su espíritu remontaba ese momento al brillo de dos esmeraldas, ambos dioses sus seres eran capaces de poder ver lo que la mente del otro pensaba. La mirada sería de Perseo, le causó dolor, pero supo que en ese momento Shun le pertenecía al titán, quién le reconquistó.

Ambos quedaron asombrados cuando ante sus ojos los dioses bajo el servicio de Hades esperaban postrados de rodillas frente a la habitación entonces los zafiros de Shaka se encontraron con los de Océano, quién sonriéndole le respondió su pregunta silenciosa: _Hades ha vuelto de su sueño eterno, Hiperión le llamó ahora le tiene de nuevo en sus brazos.

Shaka entonces fue consciente de que Hyoga permanecía aun en el recinto hizo el intento de volver por él cuando alguien le detuvo de la cintura y se sintió apegado a un fornido cuerpo y sintió el poder del poderoso mar contra su ser. _Déjalo lo que esta presenciando le esta diciendo el lugar que ocupará de ahora en adelante, preciosura dorada_ aquella voz grave le hizo estremecerse. Sus mismas entrañas se sobresaltaron extrañamente, así como su corazón se aceleró. Mientras ese fornido titán le descansaba contra su cuerpo.

Dentro del recinto el cisne se quedó estático frente a los amantes, viendo como se entregaban el uno al otro, como su Shun, gemía bajo el vigor de ese titán, su rostro extasiado en una dulce mezcla de felicidad y amor, lastimó su corazón como la más certera flecha, lo que ocasionó que la furia de los vientos árticos se desataran tratando de apagar la llamas de la pasión de los dos. Ante su desespero, no podía ingresar en aquel círculo formado por ellos, sus lágrimas bañaban sus diamantes cada vez que su Andrómeda, clamaba entre gemidos su amor a Hiperión, numerosas dagas se clavaban en su cuerpo, le había perdido para siempre. Hasta que le oyó gemir audiblemente recibiendo en su ser la esencia del titán y bañándolo con la suya.

Ahí se derrumbó no podía ver eso más salió de ese recinto para encontrarse con los demás trato de hablar pero, sus palabras se atragantaron en su garganta la escena que Shaka y Alexar le habían servido de testigos, hablaba por si sola, sus diamantes buscaron los sabios zafiros del caballero dorado, quién no pudo más que bajar la mirada, sabía perfectamente lo que era sentir la seducción del Fuego Estelar y su imponente pasión, su fuego abrasador, aunque fuera tan solo una chispa de lo que disfrutaba Shun en ese momento, los tres comprendieron en una silenciosa aceptación, mientras que estáticos, esperaban a que la pareja decidiera salir. Casi por inercia la puerta se cerró tras él. Se volvió al rechinar detrás de sí.


Hiperión al cabo de unos minutos cargó con Hades hacia la habitación, el señor del Inframundo se mostraba tan relajado en sus brazos, como cuando por primera vez tomó su cuerpo, le llevo hasta su lecho, dónde le recostó con delicadeza, las señales de su batalla de sus heridas anteriores desaparecieron de su cuerpo estaba completamente sano, Hades había regresado completamente. Ahora le veía casi adormilado. Con devoción sus dedos dibujaron todo el perfil de su rostro su propia fisonomía, sus labios entre abiertos, humedecidos por sus labios, aún sonrojados de la fricción de sus besos. Reconoció de nuevo, cada parte de sus formas, sus dedos disfrutaron en su torso de la relajada vibración de su respiración.

_________________


Última edición por goddesniquel el Sáb Dic 19, 2009 11:38 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
goddesniquel
Moira Laquesis - Hiperion
avatar

Cantidad de envíos : 667
Edad : 41
Alas de Fuego : 180788
Fecha de inscripción : 04/06/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Miér Nov 26, 2008 12:25 am

_Hiperión _ le llamó suavemente. Al momento de soltar el aire de sus pulmones despaciosamente. _Plutón ha escapado, en el momento en que mi cuerpo dormía en el Eliseo escuché tu voz llamándome, tu calor buscándome fue gracias a ti que desperté, para defenderme pero solo pude acabar con Júpiter, pero lo demás escaparon solo ganamos una batalla más no la guerra, aún existe Juno, Minerva, Plutón y Marte, quién sabe cuantos dioses enemigos más. Abrió sus esmeraldas volviéndose se abrazó a su cuerpo aspirando su aroma.

Conversaban en el lecho como tantas noches lo hicieron en la era de oro de los dioses en ese lecho se planeaban las batallas y las victorias de los hijos de Urano, dónde el ejército más poderosos de los dioses era guiado.

_Ahora si dime ¿Que haremos? A fuera de la habitación esta el hijo de Zeus, el cual busca a su princesa y por lo que he comprobado tú eres mi Hades completamente. La Princesa Andrómeda ya no esta aquí._ Shun cerró sus ojos suspirando suavemente, se dejó llevar por las caricias suaves del titán que acariciaba su vientre esperando su respuesta.

_El se condenó a servirme, dice estar enamorado de mí, pero solo ve en mí el reflejo de una gloria pasada, su único enlace con Andrómeda, mi fiel armadura. Por ello la liberé de su condena y su constelación ya no brilla en la bóveda celeste porque ahora es mi hija y princesa del mundo subterráneo.__ el mayor le escuchaba atentamente, sin perder su mirada de otra cosa que no fuera su joven gobernante.

_ Es cierto lo que dices, es algo angustiante para Alexar, Andrómeda ha renacido en otro cuerpo, era la única forma de traerla de nuevo, pero también debes saber que por eso he decidido aceptar que Alexar reconozca a Alondra como su hija, porque ella es la actual reencarnación de Andrómeda, fue la forma de salvarla de mi posible derrota en manos de Júpiter. En esta vida no podrán estar de otra manera, pero ella es su amada princesa._


_ ¿Te molesta?_Indagó con delicadeza. Pero solo recibió un beso en respuesta. ¿Y el guerrero divino de tu sobrina? Inquirió al soltar sus labios.

Hades desvío su mirada hacia la puerta de roble que le separaba de los demás. _La verdad no sé, esta dispuesto a hacer mi amante, pero la realidad no se si quiera eso. Se puede decir que me ha entregado su vida en mis manos. Pero una cosa es segura, mi cuerpo es solo tuyo._

_ Diviértete con él Hades, si es lo que deseas, pero de mi lecho jamás saldrás, regresarás a mí por toda la eternidad. _Shun le acunó en su pecho._Oyes late por ti solamente, el humano no será más que un juguete en mis manos, nadie se burla de Hades, y vive para satisfacerse de ello.

Con suavidad se movilizó poniéndose en pie, de sus ropajes tomó una túnica negra con bordados de oro, invistiéndose con ella dio por terminada la conversación en el momento que se preparaba para las visitas que estaban por llegar, detrás de él Hiperión se vistió con una túnica carmesí. Y ambos salieron de la habitación abrazados, cuando el ejército de Hades les saludó solemnemente.

Sin mirar a los que antes les acompañaban pasó entre ellos con un altivo y elegante caminar. Seguido de Hiperión. Cuando la mano de Hyoga le aferró de su brazo, para llamar su atención, más lo único que ganó fue una mirada más fría que el mismo ártico.

Hécate fue la primera en ponerse en pie, y con una sonrisa en sus labios: _Bienvenido a casa, Su Majestad Hades._

_Hécate recibiré en audiencia a Perseo y a Shaka, después de ver a nuestras visitas. Su voz resonó en el Inframundo, ahora una nueva vida comenzaba, con su alma libre por el poder del Fuego Estelar, Hiperión, el escenario de una nueva lucha comenzaba.


Cuando tú llorabas yo secaba tus lágrimas
Cuando gritabas yo luchaba contra todos tus miedos
Tomé tu mano a través de todos estos años
Pero tú tienes todavía todo de mí

_________________


Última edición por goddesniquel el Sáb Dic 19, 2009 11:39 am, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Hator's faces
Angeles - Helios Hiperion
avatar

Cantidad de envíos : 123
Edad : 29
Alas de Fuego : 169255
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Miér Nov 26, 2008 12:28 am

Aparto post ^^ y ahora a leer


uf! al fin, me siento sin interrupciones ni distracciones a poner mi critica :porras:

Ya sabes que me encantó! :lindo: si, siempre lo sabes, adoro este fic.
La actitud de Hiperión es tan seductora como siempre, como conoce a Hades, la manera en que lo obligó a sacar todo su dolor y humillación, como lo forsó a reconocer lo que sentía, que no era por completo insencible, que esa mascara solo serviría con los humanos.

Llegué a sentir pena por Hyoga, pero se lo merece, lo que él le hizo es mucho peor, se acostó con cuanta cosa me movía, le arrancó las ganas de vivir, Hiperion tiene razon en parte es su culpa por dejar que la humanidad lo arrastrara en sus juego, casi abandonó tanto por ello, por algo tan pasajero, pero eso es por su buen corazón, que quiso creer en Hyoga, y ahora hasta Alexar lo sufre, este ultimo me da pena, la manera en que Hades se refiere a él indica lo que piensa en realidad, poshis, solo comprende su sentir, pero no lo ama, solo aprecia, aún que Hades no esta en condiciones de amar, me rsultó tan hermosa la escena de ellos saliendo de esa manera tan gloriosa del baño, las palabras respecto a que Hiperion habia vuelto a romarlo para él ¡Kyaaa!

Muero por leer mas, ya vi que se entrevistara con todos menos HYoga jaja imagino por que lo deja para el último ^^

Besos Neesan y actualiza pronto :tierno:

flor

_________________


Última edición por Hator's faces el Jue Nov 27, 2008 11:12 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
fliss_lete
Arcangel - Lete - Adonis
avatar

Cantidad de envíos : 96
Alas de Fuego : 171002
Fecha de inscripción : 06/06/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Miér Nov 26, 2008 12:37 am

malaaaa snif...

esto amerita huelga jojojojojo ya veraz hator te matareee
Volver arriba Ir abajo
Morfeo_guru
Moira Cloto - Koré
avatar

Cantidad de envíos : 151
Alas de Fuego : 160922
Fecha de inscripción : 06/06/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Miér Nov 26, 2008 7:07 pm

Hola amiguita!!!!!!!!

¡¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhh!!... ¡me encanto el capitulo!... ¿pero ahora que sucedera?... ¿que pasara con Hyoga o Alexer?... ¿Y Shaka tendra un hijo de Hiperion?... si que las cosas estan complejas aqui... espero con ansias el siguiente capitulo... y a ver si Saori hace algo de provecho... es decir... que ayude mas...

Saludos ^^

Adiosin ^^

_________________
Volver arriba Ir abajo
ebenholz
Hibridos
avatar

Cantidad de envíos : 19
Edad : 31
Alas de Fuego : 163150
Fecha de inscripción : 14/11/2008

MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   Miér Nov 26, 2008 8:00 pm

flissssss eso no se haceeeeeeee...
godessama me facino este capppppppp haaaaaaaaa es hermoso cuanta pasionnnnn cuanto amorrrrr :lindo:
hiperion logro despertar el corazon dormido de hades... le ha desprendido de esa coraza de ebano... :tierno: miiiiiii patooooooo pobre ... tener que verlos en pleno apogeoooooo.
creo que el pato ya esta de violinistaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: TE SIGO AMANDO   

Volver arriba Ir abajo
 
TE SIGO AMANDO
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» sigo teniendo problemas
» Sigo con problemas: bordes del perfil
» Sigo con los mismos problemas que el primer dia.
» tengo mi dominio gratuito ¿ahora como sigo???
» YO SIGO TENIENDO EL PROBLEMA

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Melody of Love :: El Universo de las Moiras :: Los Destinos de las Moiras :: Goddesniquel :: Fanfics-
Cambiar a: